Mineros, es hora de trabajar

15/02/2012 23:192 comentariosVistas: 3

Por @Frankfutbolr

La Bundesliga es sin lugar a dudas la liga más prometedora de Europa. Con el anhelado cuarto cupo a Champions finalmente conseguido por el coeficiente UEFA ahora el trabajo de la máxima división alemana es solo uno, afianzarse.

Pisarle los talones al gigante

Para nadie es un secreto que el gigante alemán por excelencia es el Bayern Múnich. 4 veces campeón de la Champions, 2 Copa Intercontinentales, 1 Europa League y 1 Recopa de Europa, (hoy ya extinta) son el palmarés del rekordmeister a nivel internacional. Sin duda un ejemplo a seguir. ¿Pero que hay que hacer para llegar a ese nivel? Bueno sin duda se necesita estabilidad económica y obviamente victorias deportivas. El Schalke es para muchos, el segundo equipo en importancia en Alemania, al menos en la actualidad. Si bien no hay que desmeritar ni mucho menos al Borussia Dortmund, cuya hinchada en Alemania es inmensa; en Europa los amarillo y negro, no suenan ni truenan hace ya un buen rato. Incluso este año cuando muchos esperábamos que lograran cosas importantes debido a la excelente campaña 2010/2011, quedaron eliminados en primera ronda en la Champions y no pudieron alcanzar ni siquiera la Europa League. Pero como se ha dicho, para verdades el tiempo. Tal vez la otra temporada retomen la buena senda en Europa, no hay que olvidar que también poseen una Champions League (1997). Pero regresando con el Schalke su buena campaña en la pasada edición de la Champions le pone en una buena posición para consolidarse como la escuadra alemana que le siga los pasos al Bayern. Con cuatro conjuntos teutones aún en competiciones europeas -dos en Champions y dos en Europa League-, todo pinta para que el Schalke continúe ganando reconocimiento a nivel mundial. Si bien Hannover es un equipo fuerte que ha sorprendido a propios y extraños, no es favorito para ganar la Europa League; así tampoco el Leverkusen en Champions, algo que quedo claro en la derrota ante el Barcelona en condición de local. Eso nos deja solo con el Bayern y Schalke. Los muniqueses son favoritos en Champions y el deseo de Uli Hoeness y  compañía es vencer la orejona en su propio estadio. Los mineros por su parte son favoritos en la Europa League, su gran poder ofensivo, además de la ya mencionada experiencia de la Champions pasada, los ponen en una muy buena posición de cara al título. Si bien la competencia no será fácil -los dos equipos de Manchester y el Porto también muestran sus credenciales para vencer esta competición-, die Königsblauen pueden pensar en grande. Más ahora que la escuadra de Gelsenkirchen están ubicada entre las 10 más poderosas del mundo económicamente hablando. Y es que según la lista publicada la pasada semana por Deloitte, die knappen ascendieron del puesto 16 al puesto 10, en gran parte debido a los dividendos económicos que el club recibió por la campaña en la temporada pasada de Champions. El estudio también manifiesta que debido a las gran organización del conjunto azul la copa de campeones es una especie de “agregado económico”, es decir que a diferencia de otros equipos que necesitan “sí o sí” el dinero que esta proporciona para poder pagar sus costosas plantillas, los de Gelsenkirchen podrían darse el lujo de prescindir de ella y aún así mantener una buena posición en este selecto listado. De manera que a pesar de que el título de Bundesliga en esta temporada parece alejarse, los mineros deben trabajar a más no poder en Europa, para que los buenos dividendos que se vieron el año pasado aparezcan no solo en las arcas del club sino en éxitos deportivos internacionales, para continuar el ejemplo de la escuadra alemana más conocida fuera de tierras germánicas, el Bayern Múnich.

Etiquetas: