Champions League

Schalke 04 – Basel: El sueño en la cuerda floja

Última oportunidad para el Schalke 04 para seguir vivos en la UEFA Champions League, que llega a su última jornada en el Grupo E. Con un Chelsea líder y ya clasificado para octavos, el Schalke luchará ante el FC Basel suizo por una segunda plaza que vale para seguir vivos en la competición, y a la que ambos conjuntos aspiran a conseguir tras el encuentro de mañana. El grupo, cerrado por el ya eliminado Steaua Bucaresti rumano, llegará así a su final, con el drama en la última jornada de saber cuál de los dos conjuntos quedará finalmente eliminado de la máxima competición del fútbol europeo.

El partido, que arrancará en el césped del Veltins-Arena de Gelsenkirchen a partir de las 20:45 horas de mañana, contará con el arbitraje del colegiado italiano Paolo Tagliavento, quien pitará su tercer encuentro en esta fase de grupos de Champions.

Por una parte, los locales llegan tras su eliminación de la DFB-Pokal la semana pasada ante el Hoffenheim que, tras vencer por 3-1 a los mineros, dejaba al conjunto de Jens Keller fuera de la competición copera en su ronda de octavos de final, lo que ha significado el primer revés de la temporada para la entidad de Gelsenkirchen. Por último, el equipo volvería a sufrir otro duro golpe tras la derrota el pasado fin de semana ante el Borussia Mönchengladbach por 2-1, en el marco de la decimoquinta jornada de Bundesliga. La derrota ante un Borussia Mönchengladbach muy superior, y además, rival directo en la clasificación, ha vuelto a poner en evidencia a un cada vez más criticado Jens Keller, cuya continuidad en el equipo se rumorea, dependerá enormemente del resultado de mañana.

Uno de los principales alicientes para el partido de mañana será saber por quién se decantará Keller en la portería, donde Ralf Fährmann parece que mantendrá la titularidad, como viene haciendo en las últimas dos semanas, ante la ausencia de un ya recuperado Timo Hildebrand. Por otra parte, el entrenador minero no podrá contar con los servicios de Jermaine Jones, quien se pierde el encuentro por acumulación de tarjetas. Además, tampoco estarán los lesionados de larga duración Dennis Aogo, Klaas-Jan Huntelaar y Marco Höger. Con estos alicientes, el once esperado por parte del Schalke 04 para el equipo de mañana será el siguiente:

XI Schalke 04: Fährmann; Uchida, Höwedes, Santana, Kolasinac; Matip, Neustädter; Farfán, Boateng, Draxler; Szalai. (4-2-3-1)

El partido de mañana podría marcar un punto de inflexión en la decisión de Keller en la portería. Foto: Getty Images.

El partido de mañana podría marcar un punto de inflexión en la decisión de Keller en la portería. Foto: Getty Images.

Por su parte, el Basilea de Murat Yakin llega al partido de mañana en busca de seguir vivos en una competición en la que se han coronado como uno de los equipos revelación, al menos de esta primera ronda, más aún si cabe, tras sus dos victorias ante el Chelsea en esta fase de grupos. Los helvéticos llegan a Gelsenkirchen en una situación totalmente diferente a la del Schalke. Líderes en la Superliga suiza un punto por encima de FC Luzern, el conjunto de Yakin viene de empatar en la última jornada del campeonato doméstico ante el Grasshopper con marcador final de 1-1. Con una racha de dos encuentros empatados en sus dos últimos partidos, el equipo del norte de Suiza buscará mantener la imbatibilidad en lo que a victorias y derrotas se refiere, coincidiendo su última derrota con su último enfrentamiento ante el Schalke, ante el que caerían en el St. Jakob Park por 0-1.

A pesar de la estirada, Yann Sommer no podía evitar la derrota en la ida (0-1) tras el golazo de Draxler. Foto: UEFA

A pesar de la estirada, Yann Sommer no podía evitar la derrota en la ida (0-1) tras el golazo de Draxler. Foto: Getty Images.

Con ésto, el once visitante esperado para el enfrentamiento de mañana será el siguiente:

XI Basel: Sommer; Voser, Schär, Ivanov, Xhaka; Serey Dié, Salah, Elneny, Stocker, Frei; Streller. (4-5-1)

El de mañana será el tercer enfrentamiento en la historia de ambos clubes, tras el 1-1 visto el 21 de octubre de 2004 precisamente en Gelsenkirchen, y la reciente victoria por 0-1 de los mineros en suelo suizo, que significó la primera victoria del Schalke 04 en partido oficial ante cualquier equipo de Suiza.

Con la mira puesta en los octavos de final, el de mañana será un combate a vida o muerte, en el que ambos equipos partirán con la obligación de ganar para clasificarse a la siguiente ronda. En caso de un hipotético empate, sería el Schalke quien se despediría de la competición, al perder en la diferencia de goles con respecto del equipo helvético. La de mañana será por tanto la última oportunidad para el Schalke de clasificarse a la siguiente ronda. De lo contrario, no sólo peligraría la continuidad de Keller en el banquillo del Veltins-Arena, sino que probablemente estaríamos hablando del segundo fiasco de esta temporada para la entidad en lo deportivo, tras la eliminación sufrida ante el Hoffenheim en la DFB-Pokal.

1 comentario

1 comentario

  1. AlOnSiN

    11/12/2013 at 20:40

    ekipo muy irregular, y con un técnico poco experto y no muy conocedor del fútbol moderno, es imposible ganar algo importante a pesar de contar con buenos jugadores.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir