1.Bundesliga

Fútbol alemán limitará participación de inversionistas

No se trata de la abolición del apoyo de inversionistas al fútbol alemán, pero sí la protección de los intereses de cada club. Es sólo el control sobre la inherencia de terceros en los asuntos internos del fútbol local.

En el futuro, compañías podrán invertir en máximo tres clubes, y en sólo uno de ellos podrán tener 10% o más de las acciones. Solamente los clubes involucrados al consorcio de Volkswagen saldrán eximidos de esta aplicación de la ley por la “existencia de derechos adquiridos”.

“La idea de esto es proteger la integridad y la credibilidad de la competencia”, dijo el presidente de la liga, Reinhard Rauball. Bajo las nuevas reglas, “no podrá nadie tener relaciones directas o indirectas con más de tres corporaciones licenciadas con la Bundesliga (1era y 2nda división)”, añadiría.

El consorcio de Volkswagen tiene relaciones estrechas con dos equipos de gran envergadura, como el FC Bayern (Audi, empresa que pertenece a Volkswagen, es dueña de cerca del 10% del club bávaro) y el VfL Wolfsburg (del cual Volkswagen tiene de forma directa el 100% de las acciones del club), así como del actual líder de la 2.Bundesliga, el FC Ingolstadt (también a través de Audi).

Cabe destacar que es la primera vez que, oficialmente, dos marcas bajo un mismo consorcio compiten por el liderazgo de la 1.Bundesliga. En el 2009, año que Wolfsburg destrona al FC Bayern, Audi aún no era dueño del 10% de las acciones del FCB.

La medida es una que busca evitar que el fútbol profesional alemán se convierta en un juego de pocos dueños y que, como dijo Rauball, afecte la credibilidad y el valor comercial del producto “Bundesliga”. Esto evitaría escenarios como los de México, en el que un puñado televisoras y otros inversionistas se reparten el fútbol profesional azteca, o, incluso, un caso más radical, como el del fútbol, béisbol y básquet venezolano; monopolizados por Estado venezolano o el consorcio de Empresas Polar. Un reciente estudio reveló que, de una manera u otra, el 100% del deporte profesional venezolano en estas tres disciplinas depende íntegramente de estos dos actores.

La Bundesliga, actualmente posicionada para ocupar el segundo lugar del Coeficiente UEFA, hogar de la selección camepona del mundo, en pleno proceso de expansión y presencia mediática, tendría mucho que perder de darse algo distinto a lo aprobado el día de hoy por la DFL. La integridad de un modelo de fútbol sostenible, abierto de la misma manera al comercio como al fanático, podría estar en juego de no lograr regular la participación de uno como de otro. De allí las acciones contundentes contra organizaciones de fanáticos violentos como contra la inherencia de empresas en la toma de decisiones, así como potenciales conflictos de interés a raíz de las inversiones realizadas por grupos patrocinantes.

Este año marca el primer año de expansión en el modelo de inversionistas “a la FC Bayern”, en la que compañías adquieren porcentajes de las acciones de un equipo, dándoles dinero, a cambio de ser miembros de la junta directiva de los mismos. Borussia Dortmund lo ha hecho, HSV venía haciéndolo, al igual que Wolfsburg (via Volkswagen), Hoffenheim (vía SAP) y Bayer Leverkusen (vía Bayer). La idea ha gustado tanto que otros clubes coquetean con la idea.

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir