1.Bundesliga

Se avecinan cambios en el reglamento de la DFB Pokal para profesionales y amateurs

Alcalde de Berlín en la entrega de la Copa. Imagen: Getty Images

La controversia siempre estará presente cuando se trate de enfrentamientos entre equipos amateurs y profesionales, máxime cuando estos choques se producen en las primeras instancias de torneos como la DFB Pokal, puesto que, se ve como riesgo innecesario para los deportistas de élite el exponerse a contratiempos de cualquier tipo en partidos de menor envergadura. Cabe recordar que el certamen se realiza con 64 equipos, 18 de ellos son de la Bundesliga y otros 18 de la 2.Bundesliga. A partir de allí, comienza el problema para los equipos profesionales, pues sobran 28 cupos que son repartidos entre equipos de la tercera división y ligas regionales amateur.

Alcalde de Berlín en la entrega de la Copa. Imagen: Getty Images

Alcalde de Berlín en la entrega de la Copa. Imagen: Getty Images

En la vigente edición, en primera ronda se pudo observar enfrentamientos entre equipos de la primera división y equipos de no profesionales. Uno de los casos más dicientes es el del actual subcampeón, Bayern Múnich, quien midió fuerzas con el FC Nottingen, de la Oberliga Baden-Württemberg. Estos encuentros son bien vistos de acuerdo a lo que representan en cuanto a propagación del fútbol y expansión de la economía. Sin embargo, desde el aspecto físico, son mas los argumentos en contra, cuestión que ha llevado a que se evaluen reformas en el reglamento, para que los clubes de primera y segunda división eviten inconvenientes.

A pesar de que en un principio la idea era remover a los equipos de ligas regionales, se estimó como una medida muy estricta que iría en contra de los estamentos tradicionales de la copa, que a partir de la 2016/2017, repartirá 65 millones de euros por derechos comerciales. El éxito del torneo se le puede atribuir en parte, a la combinación de equipos de primer orden, con otros que compiten de forma amateur; en todo caso, la DFB, encabezada por su nuevo presidente Reindhard Grindel, se comprometió a revisar el deseo del roster profesional, el cual también incluye que no se haga oficial la norma que añadiría una jornada copera al regreso de las vacaciones invernales, pues estas son usadas como vitrina de marketing en los cuadros teutones.

En resumen, se determinó que se estudiará el caso con cautela para no generar un cambio abrupto en la estructura de la competición y no se dará un dictamen oficial por lo menos hasta antes de noviembre. Cabe recordar que, el Olympiastadion será escenario de una edición más de ‘Der Klassiker’ entre Bayern Múnich y Borussia Dortmund en la final de este año, el próximo 21 de mayo.

 

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir