1.Bundesliga

FC Bayern Múnich: Sólido gigante

El todopoderoso, campeón de campeones y vigente guardián del título. El Bayern Múnich cierra el 2016 tras un cambio de alto calibre que se saldó con el cambio de Carlo Ancelotti por Pep Guardiola en el banquillo del Allianz-Arena.

Ha sido, por tanto, un inicio de temporada con muchas novedades para los bávaros, que abrieron la campaña conquistando su quinta Supercopa alemana. Previamente, bajo las órdenes de Guardiola, el Bayern culminó la temporada 2015/16 levantando la DFB-Pokal, y su vigésimo sexta “ensaladera”, consagrando al gigante bávaro como el actual defensor del título de la Bundesliga.

Equipo del Año:

Bayern Múnich

El once ideal de un equipo que no parece mostrar puntos débiles en su plantilla. Con uno de los mejores ‘fondos de armario’ de Europa, el Bayern ofrece juventud a la par que experiencia en todas sus líneas. Quizás ello haya permitido que este fuera el año de consagración de un imberbe Joshua Kimmich, o el de un explosivo Douglas Costa.

A estos se añade el fichaje del pasado verano Mats Hummels, quien ha vuelto a la casa bávara del Borussia Dortmund para adueñarse del centro de una zaga lastrada por las continuas lesiones.

Entrenador del Año:

A expensas de lo que consiga Ancelotti en su nuevo trayecto por suelo bávaro, el año de Pep Guardiola volvió a quedar en el recuerdo de la afición de un Bayern Múnich acostumbrada a levantar títulos. Aunque el equipo cayó en semifinales de Champions (por tercer año consecutivo), Guardiola exprimió el camino de la Bundesliga del mejor modo posible: campeones con diez puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund.

El de Sampedor se convirtió en el padre futbolístico de un Joshua Kimmich, al que dio una confianza plena. Confianza que el jugador supo responder sobre el césped. Además, cuando le tocó lidiar con las sucesivas plagas de lesiones, Guardiola no cedió. Movió el esquema semana tras semana amoldándose a las necesidades. Un trabajo inconmensurable que, a pesar de no ser premiado como merecía, ha marcado un antes y un después en el camino de este equipo.

Jugador del Año:

El año de Robert Lewandowski ha sido de récord. Una temporada más, Lewandowski se coronó en la pasada 2015/16 como el máximo goleador de la Bundesliga con 30 dianas, premisa con la que llegó a la presente campaña, esta vez bajo las órdenes de Ancelotti.

Un ariete que nunca deja de sorprender, haciendo degustar a su afición incluso de exquisitos golpeos de falta. Una perla más que el de Varsovia ha decidido añadir a su ya de por sí privilegiado repertorio. Un Lewandowski que, por si fuera poco, decidió ganarse aún más el respeto de una afición que podrá gozar unos años más del artillero, tras su renovación con el Bayern hasta 2021.

Héroe del Año:

Para todo, Thomas Müller. Sus goles dieron en total 15 puntos, sumando todas las competiciones oficiales. En total, 36 goles y 20 asistencias son las cifras del internacional germano en un 2016 que consagró a Müller, un año más, como uno de los mejores jugadores del mundo.

Aún sigue abierto el debate sobre en qué posición rinde más y mejor Müller. ¿Dónde debe jugar? De los pocos jugadores de primer nivel que sigue generando estas dudas, cuando ya va camino de cumplir su séptimo año en el primer equipo del Bayern. De la cantera, bávaro, omnipresente y multifunciones. Si Müller está, el Bayern es capaz de todo.

Villano del Año:

Si hablamos del 2016 del Bayern Múnich, inevitablemente debemos acudir al registro de lesiones de un equipo castigado en exceso por los problemas médicos. La cifra detrás de esta problemática es escalofriante: en todo el 2016, el Bayern no ha podido contar con toda su plantilla en ningún partido oficial a lo largo de los doce meses.

Sólo Tom Starke, tercer portero de la plantilla, resistió durante los doce meses de competición a algún problema médico que lo alejara de alguna convocatoria. Por el contrato, desgraciados habituales como Holger Badstuber, Franck Fibéry o Arjen Robben colmaron la enfermería del club, sumando entre los tres 63 jornadas de baja, sólo en la 1.Bundesliga 2015/16. Entre la pasada y presente Bundesliga se disputarán 68 jornadas.

Momento del Año:

Cuando Diego Pablo ‘El Cholo’ Simeone sale a rueda de prensa hablando del fútbol de su rival como “algo tremendo, maravilloso”, es porque algo mágico debió ocurrir sobre el césped. Era la vuelta de las semifinales de Champions, y el Bayern, a pesar de ganar en casa por 2:1, acababa de ser eliminado de la competición. ¿Estaban justificadas entonces las palabras de Simeone? Definitivamente, sí.

En la vuelta ante el Atlético, y tras caer 1:0 en el Vicente Calderón, Guardiola desplegó el que, según muchos, ha sido la mejor primera parte en la historia más reciente del Bayern Múnich. Una oda al fútbol absoluta, con cambios de ritmo constantes y un fútbol combinativo al alcance exclusivo de las mejores selecciones de fútbol sala.

Sólo el impecable trabajo de Oblak bajo palos, héroe de la eliminatoria, evitó una contundente victoria bávara. El resultado no acompañó, pero las sensaciones, la contundencia, la confianza, invitan a repetir una y otra vez aquellos 45 minutos de absoluta magia.

Partido del Año:

Marcar en el minuto 91. Hacerlo en casa. Que sea en un partido de Champions. Y ante toda una Juventus de Turín. Eso fue lo que consiguió el Bayern Múnich el pasado 16 de marzo. Tras empatar a dos en la ida en suelo italiano, la Juventus llegaba al Allianz-Arena con la intención de destrozar los planes europeos de Guardiola. Y casi lo consiguió.

Pero cuando el marcador señalaba el minuto 90, y el 1-2 favorable al conjunto bianconeri, apareció Thomas Müller. Como no podía ser de otro modo, era Müller quien salía al rescate, haciendo estallar de júbilo a todo un estadio que veía ante sí el resurgir de un equipo que estaba casi fuera de la máxima competición continental. Pero el Bayern forzó la prórroga. Y con ella llegaron otros dos tantos, de Thiago y Coman.

Bayern Múnich

Thiago Alcántara (der.) casi rompiendo a llorar de alegría tras marcar el tercer gol del Bayern, en la prórroga que acabaría con el camino de la Juventus en la Champions League. Foto: Tobias Schwarz/AFP/Getty Images.

La Juventus, finalista en la anterior edición, quedaba en el camino. Y el Bayern dejaba el Allianz-Arena tras marcarle cuatro goles a Gianluigi Buffon.

Decepción del Año:

Un año más, la Champions League se escapó en el último momento de las manos del Bayern. En tres años, los tres de Pep al frente del Bayern, el equipo cayó en semifinales de Champions ante equipos españoles. Primero Real Madrid, luego Barcelona y por último el Atlético. Un sabor más que agridulce para un club que tiene la espina clavada de no llegar más allá en Europa.

Para el club, el deseo primordial es recuperar ‘la orejona’. Tras conquistarla en 2013 de la mano de Heynckes, y ganándole al Dortmund en la final de Wembley, el Bayern no ha alcanzado ni siquiera la ansiada final. El buen momento de los clubes españoles, ganadores de las tres últimas citas, justifica quizás una maldición que el año pasado volvió a dejar a este Bayern sin Champions.

En resumen, ha sido un año agridulce. De repetir en Bundesliga y Pokal, pero de volver a quedarse a las puertas de una final de Champions. Un año de cambios, empezando por el banquillo y sumando ilusionantes llegadas como las de Hummels o Renato Sanches. Y un año de no tantos cambios, como las espectaculares actuaciones de Neuer o las cifras goleadores de Müller y Lewandowski.

El 2017 podría dejar en Múnich el sexto título de Campeón de Europa. Mientras, y con permiso de otros 18 aspirantes, el Bayern buscará repetir por quinto año consecutivo el título de Bundesliga.

 

¿Quieres ayudarnos a separar a los mejores del resto del mundo? ¡Vota en los Premios Onefootball 2016 clickando arriba!

Imagen de portada: Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images.

1 comentario

1 comentario

  1. jose

    26/12/2016 at 13:49

    Somos el mejor club del mundo por equilibrio entre competitividad deportiva y gestión económica. Y es en este tema donde debemos tener todavía mucho margen de crecimiento en Asia, sobre todo China, y EEUU, donde tienen que entrar nuevos patrocinadores líderes mundiales, y así aumentar el margen por explotación de derechos audiovisuales, que son aún muy bajos en comparación con otros equipos del Top 5 europeos.
    MIA SAN MIA

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir