1.Bundesliga

El Darmstadt 98 no cumple con los requisitos de la DFL

Darmstadt 98

Los problemas siguen acumulándose para la escuadra dirigida por Torsten Frings. Afrontando un descenso ya prácticamente insalvable, el Darmstadt 98 recibió este miércoles la licencia de la DFL para la próxima campaña. Eso sí, con duras condiciones que deberá afrontar este año.

El club lirio, según ha comunicado la Bundesliga, deberá techar una de las tribunas de su Jonathan-Heimes-Stadion am Böllenfalltor antes del 31 de enero de 2018. De lo contrario, el club lirio perdería la licencia de su estadio, por lo que debería desplazarse a otra ciudad para disputar sus partidos en casa.

Ya en 2013, el Ayuntamiento de la ciudad presentó junto al club un proyecto de reconstrucción del estadio tasado en 30 millones de euros. Sin embargo, en 2016 se paralizó el proyecto dados los problemas económicos de un club que, a día de hoy, tiene pie y medio en la 2.Bundesliga. Fue, precisamente en 2016, cuando la Bundesliga impuso la obligación de que todos sus estadios tuvieran sus gradas techadas.

A falta de cinco jornadas para el término de la 1.Bundesliga, el conjunto de Frings es colista de la competición con 18 puntos, a diez del Ingolstadt -penúltimo y también en descenso- y a 14 unidades de  Augsburg (Play-Off Relegation) y Mainz 05. Una situación catastrófica, a la que también se unen estos últimos contratiempos extradeportivos.

Darmstadt 98

Al fondo, la grada sin techo del Jonathan-Heimes-Stadion am Böllenfalltor de Darmstadt. Foto: Simon Hofmann/Bongarts/Getty Images.

Según ha propuesto la DFL, el Darmstadt debería mudarse a Frankfurt (a 27 kms.) u Offenbach (26 kms.) en caso de no cumplir con los plazos señalados para la construcción del techo señalado. “Disputar nuestros partidos de local fuera de la ciudad sería catastrófico y una amenaza para la existencia del club”, ha señalado Rüdiger Fritsch, presidente del Darmstadt 98.

El club, que ha apelado a la decisión de la DFL, ha recibido el apoyo de la ciudad, cuyos organismos públicos han anunciado que comenzarán a estudiar soluciones para el Darmstadt. Sin embargo, desde el gobierno local ven poco eficaz el levantamiento de un nuevo techado y optan por la construcción de un nuevo estadio.

El problema, en el caso concreto del Jonathan-Heimes-Stadion, es que para construir el nuevo techo habría que derribar primero dicha grada, y levantarla desde cero. En resumen, el club perdería unas 7.500 localidades durante el proceso de unas obras que costarían, según estima el presidente del Darmstadt, en torno a 9 millones de euros.

Según amplió el propio mandamás de la entidad este jueves al Franfurter Allgemeine (FAZ), el plan del club, a largo plazo, es construir un nuevo estadio que le ofrezca la estabilidad decisiva que ansía el Darmstadt. Precisamente esta promesa es la que ha permitido al club lirio seguir disputando sus encuentros en la ciudad, dada la situación de su actual estadio y las severas condiciones de la DFL.

Fritsch anunció que una oficina de arquitectos de Frankfurt estudia cuatro posibles localizaciones en Darmstadt para la construcción del nuevo estadio. Puesto que este no podría levantarse antes de la fecha límite impuesta por la DFL, el club buscará, como sea, ampliar los plazos del vigente permiso.

Imagen de portada: Alex Grimm/Bongarts/Getty Images.

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir