1.Bundesliga

SC Freiburg: Más exportar que importar sale caro

En el mercado existe un juego de roles: el agente exportador y el agente importador. En el mundo del fútbol, uno de los grandes negocios, también se respeta esta lógica. Y el SC Freiburg es un club netamente exportador. Sus talentos, propios de la cantera de la Selva Negra o que son traídos desde otros clubes, ven en el SportClub el trampolín ideal para dar el salto de calidad en la Bundesliga porque la filosofía del club así lo sostiene.

Sin embargo, en las últimas temporadas, se ha notado una sangría importante de jugadores, de esos que marcan la diferencia y de los que acompañan también. Es, en efecto, una exagerada exportación de talentos que no encuentra contrapeso en la misma política de fichajes que lleva adelante el Freiburg. Esto es: se vendió a Maximilian Philipp (canterano) y Vincenzo Grifo, dos de los cinco jugadores más importantes de la actual campaña, por un total de 26 millones de euros al Borussia Dortmund y Borussia Mönchengladbach, respectivamente. Pero este activo que ingresó no se invirtió en maquillar sus ausencias.

Claro, para un club como el Freiburg, las prioridades pasan por mantener una cierta estabilidad financiera a partir de la venta de jugadores, a sabiendas de que ésto puede repercutir en lo futbolístico. Y vaya que lo hizo ya que, ni siquiera con la dupla goleadora Petersen-Niederlechner, pudo superar al Domzale de Eslovenia en la fase previa de la Europa League. Ahora bien, el cuadro de situación es similar al de hace tres años, cuando otra gran camada de futbolistas llevó al club a Europa. Y vistas las consecuencias posteriores, surge el interrogante: ¿Podrá el SC frenar esta tendencia?

El proyecto de construir un nuevo estadio que se amolde a las comodidades y facilidades que exige la Bundesliga y el objetivo de continuar con el bienestar económico como parte también de los requisitos de la liga, es hoy el norte del club. Aunque también es cierto que, para afrontar todas esas cuestiones, es determinante permanecer en la élite del fútbol alemán (en tanto ingresos por televisación y asistencia), y eso conlleva disponer de un equipo que esté a la altura de una liga cada vez más competitiva.

Si bien las ventas de Philipp y Grifo fueron un cimbronazo a la estructura de ataque, Christian Streich puede estar contento que la dirigencia pudo comprar a Niederlechner (€2,3 millones) y el lateral derecho Stenzel (€4 millones), quienes habían estado a préstamo la campaña anterior y fueron muy importantes. Sin embargo, aún se debe un fichaje que refuerce al equipo, que rompa los moldes, pero que difícilmente llegue.

La apuesta por jóvenes talentos es otro pilar fuerte: en la actual plantilla, el promedio de edad es de 25 años y, por línea, hay solo un jugador que supere los 30 años (salvo en el mediocampo: Schuster -32- y Frantz -30-). Esto, claro, sin contar a los juveniles que se entrenan con el plantel profesional.

En sumatoria, a la política de fichajes del Freiburg le falta una mejora significativa en cuanto a la reinversión de su activo para no perder calidad futbolística. O, en su defecto, retener un tiempo más a sus jugadores clave para fortalecer una base. Porque en vez de sacar un rédito, el SportClub termina sufriendo las consecuencias y ser el exportador sin riquezas.

2 comentarios

2 Comments

  1. Luis Diaz

    09/08/2017 at 18:56

    Claro candidato a bajar, mejor que vuelvan a primera equipos históricos con mayor afición que si hacen las cosas bien deportivamente incrementarán el nivel y competitividad de la liga.

  2. Josean

    10/08/2017 at 7:35

    Apuesto a que bajan, y coincido en que es bueno que egresen equipos históricos y otros como este vayan a segunda, así nos evitamos bochornosas actuaciones de equipos alemanes en Europa .

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir