1.Bundesliga

¿Podrá Köln salvarse del descenso?

Foto: Christof Koepsel/Bongarts/Getty Images

Desde el inicio de la temporada que el Köln es un barco a la deriva en el medio de una tormenta brutal que lo arrastra hacia el descenso. El cambio de timón era inminente si el club quería anclarse en la Bundesliga y no volver a hundirse. Stephan Ruthenbeck fue el elegido para resolver varias averías que tenía el equipo. Sobre todo, la parte mental. Lo más delicado en estos tiempos exitistas que tiene el fútbol.

El principio de la campaña fue desastroso para un equipo que había clasificado a Europa League el año anterior. Colistas, los más goleados pero que aún se resisten desde lo futbolístico a verse en 2.Bundesliga, los Carnavaleros aún no pierden la ilusión. Y Ruthenbeck es responsable de ello. Porque la anterior etapa de Stöger ya se había desgastado y el entrenador no le encontraba la vuelta a un grupo que había dejado de tener intensidad en el juego, como local no lograba fortalecerse (el Rhein-Energie Arena era una plaza de temer) y sus jugadores estaban muy por debajo de su nivel.

Pero claro, el fútbol es un estado de ánimo. Y pese a todavía no encontrar regularidad, el equipo está sacando puntos importantes para soñar con la permanencia. “Tenemos que mirar hacia adelante y tener la frente alta. Peor en la tabla no vamos a estar, no hay nada que perder”, es el mensaje que baja Ruthenbeck en cada conferencia. Tres victorias, dos empates y tres derrotas es el saldo a la fecha desde que inició la segunda ronda de Bundesliga. Y el desvanecimiento del Hamburger (que apenas tiene un punto más en la tabla: 18) y los otros rivales directos que no terminan de despegarse alimentan la ilusión del Köln.

Sin dudas, el triunfo ante el RB Leipzig fue una inyección anímica sensacional para el equipo. Primero, porque se trató de una remontada 1:2. Segundo, porque se empiezan a ver mejoras individuales que hacen a lo colectivo: el despliegue de Koziello, los aportes por las bandas de Risse y Hector y la movilidad de Osako. Mismo en la derrota frente a Stuttgart en casa por la última fecha se vieron mejorías tanto en lo individual como en lo colectivo. Lástima por ellos, Timo Horn tuvo uno de los peores partidos de su carrera y les costó caro pero más allá de eso, los aficionados confían en el equipo porque se lo ve progresar.

Ahora bien, ¿le alcanza estas 9 fechas finales para mantener la categoría? Aún tiene rivales directos por enfrentar (Mainz, Werder Bremen y Wolfsburg) y también entre estos equipos habrá cruces. Lo que sí es inminente que el Köln sume de a tres puntos para no depender de otros resultados y que logre ensamblar las piezas para mejorar su funcionamiento.

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir