2.Bundesliga

Hamburger SV no levanta cabeza en la Bundesliga 2.

Hee-chan Hwang y Vasilije Janjičić se lamentan tras la goleada sufrida en la jornada 6, donde recibieron a SSV Jahn Regensburg y el resultado fue 0:5. Foto: Getty Images

El Imtech Arena observó hace meses como el mítico reloj marcaba el final de la estadía de Hamburger SV en primera división y así decretar el primer descenso en su historia. Ahora ya pasadas siete jornadas de la nueva aventura en segunda división, el nivel no complace a nadie y las críticas llegan de todos los sectores. No obstante, se podría afirmar que es normal esta situación. El equipo no está en primer lugar y el objetivo del entrenador Christian Titz sin dudas está lejos.

Es cierto que Titz ha hecho muchas variantes en los pocos partidos que van, pero realmente poco se lo puede criticar con un equipo tan joven. En la zona central hay dos jóvenes de 20 y 19 años (el belga Orel Mangala y el suizo Vasilije Janjicic) y en los demás puestos la experiencia no abunda. A excepción de épocas pasadas, el equipo del puerto cuenta con pocos jugadores de renombre, donde solo se salva el japonés, Gotoku Sakai. En delantera se destacó el préstamo del delantero mundialista coreano, Hee-chan Hwang, exjugador del Red Bull Salzburg, pero nada más que eso. Por último, la defensa tampoco se ve beneficiada con el estilo de juego que es algo que no gusta a todos los fanáticos.  Mucha gente cita su estilo como uno no tan eficiente, al ser de pases cortos y no tan directo. Por lo que se observa, si intentarán ser verticales podrían aprovechar mucho mejor la gran juventud del equipo pero por lo visto, la decisión del entrenador es otra.

Las goleadas, como en la jornada 6 frente a SSV Jahn Regensburg 0:5, pesan y más cuando son en casa. En la tabla se ubican el cuarto lugar con 13 puntos. Balance que si hoy terminara el campeonato los dejaría nuevamente en esta categoría. Se sitúan a tan sólo 6 puntos del líder 1. FC Köln pero las diferencias futbolísticas son abismales. No cabe duda de que El Dinosaurio tendrá que revertir la cara y la oportunidad ideal será el próximo domingo donde recibirán en su casa al St. Pauli en un nuevo derby y, según los últimos rumores, si Titz no consigue un buen resultado, su historia en el equipo de Hamburgo podría terminar antes de lo previsto.

Otra temporada en segunda división sería otra catástrofe en la historia reciente del club hanseático pero, como ya se dijo, poco queda del equipo que brilló en la década del ’80 y sus aficionados tienen que ser conscientes de ello. Falta mucho camino por recorrer pero es momento de asumir el rol que les toca y tomar las decisiones pertinentes.

1 comentario

1 comentario

  1. carlos

    30/09/2018 at 23:06

    Creo que aun es un poco pronto y por ahora esta entre los cuatro primeros,Me parece exagerado este arti
    culo,a no ser que pinsen que el HSV va a ganer todos los partidos por goleada.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir