Champions League

Llanto y éxtasis para los equipos alemanes en Champions

El mediocampista estadounidense, Weston McKennie celebra con sus compañeros su gol en Moscú. Foto: Getty Images

La segunda jornada de la UEFA Champions League ha traído suertes muy dispares para los participantes teutones. Como balance general encontramos una derrota, un empate y dos victorias, siendo TSG 1899 Hoffenheim y FC Bayern München los que se quedaron con el amargor de no experimentar el triunfo. Especialmente sorprende el caso de este último, que se encuentra en el grupo más asequible y que no fue capaz de superar al Ajax. Por su parte, tanto FC Schalke 04 como Borussia Dortmund pueden respirar aliviados con grandes opciones de sellar pronto su pase a octavos.

La mala fortuna se ceba con los de Sinsheim

Los hombres de Julian Nagelsmann, que venían de obtener un empate con sabor agridulce en Ucrania en la primera jornada, se encontraron con la cara más dura del fútbol cuando recibieron al Manchester City. Por un primer momento saltó la sorpresa en el Rhein-Neckar-Arena con un gol de Ishak Belfodil instantes después del pitido inicial del colegiado. Un primer golpe que llenó a toda la ciudad de Sinsheim de ilusión por lograr su primera victoria en la máxima competición europea, pero que tan sólo en seis minutos encontró respuesta de las botas de Sergio Agüero, dando un nuevo inicio al encuentro.

Los locales defendieron atrás durante todo el encuentro, aguantando con valentía las incesantes acometidas del conjunto dirigido por Pep Guardiola. Lograr un punto ante un rival tan fuerte podía servir como un estímulo para los pueblerinos, más aún al hallarse en un grupo extremadamente complicado para su objetivo de pasar de ronda. No obstante, cuando todo el mundo daba por hecho el reparto de puntos, llegó David Silva y dinamitó las intrigas del Hoffenheim, que pasó de verse en la cima a hallarse en el más profundo vacío. Un varapalo muy difícil de igualar, pero que se debe de olvidar rápido para llegar de la mejor manera posible contrael Lyon

El Ajax alarga la crisis bávara

Tras una semana de Bundesliga paupérrima para FC Bayern München, llegar a Europa con un grupo en el que podían desfogarse era toda una alegría. Un momento propicio para respirar y poder mirar de la mejor manera posible los venideros encuentros ligueros, pero que se les volvió en su contra. Todo parecía una noche plácida en el Allianz Arena cuando la testa de Matts Hummels estrenó el marcador apenas en el minuto 4, y es que Niko Kovač se guardó muy poco en el banquillo para cerciorarse de no decepcionar una vez más en su feudo. Pero la tranquilidad desapareció cuando en el 22′ Noussair Mazraoui puso la igualada.

A partir de ese inesperado gol de los holandeses, la falta de claridad y de mordiente arriba se hicieron de nuevo latentes como ya ocurrió ante FC Augsburg y Hertha BSC. Arjen Robben y Frank Ribéry, ya entrados en una edad, no pudieron ejercer de salvadores como antaño, y Robert Lewandowski tampoco tuvo la mejor de sus noches. El día de desfogarse fue al final otro día de crisis, regalando un punto a la visita y poniendo más en entredicho las capacidades del técnico bávaro.

Agonía para sacar una victoria de Moscú

Llegando de anotar por fin su primera victoria liguera ante 1. FSV Mainz 05, Domenico Tedesco y FC Schalke 04 se adentraron en tierras rusas para conseguir también su primer triunfo en Champions League. Innovó bastante el técnico minero para enfrentarse a Lokomotiv Moscú, apareciendo con un 4-3-3 en busca de más verticalidad para atacar la portería rival. Una zaga en la que, por cierto, se hallaba un viejo conocido en Gelsenkirchen como Benedikt Höwedes.

El encuentro en la capital rusa no discurrió con la emoción que más de uno hubiera deseado. Los acercamientos al área eran escasos y el cerrojo en el marcador se mantuvo durante todo el encuentro. Pero al igual que en Sinsheim la lata se abrió en los minutos finales, con buena fortuna esta vez para los teutones. Yehven Konoplyanka colgó una falta que, contra todo pronóstico, Weston Mckennie logró cabecear para introducirla en las redes de los moscovitas. Un gol agónico que da un gran impulso de moral al Null Vier, que poco a poco quiere olvidar su nefasto inicio de campaña.

 

Triunfo del Dortmund con autoridad en su feudo

La cara más dulce se la acabó llevando el último equipo alemán en jugar, Borussia Dortmund. Recibiendo a AS Mónaco en el Signal Iduna Park, un encuentro vital para sellar cuanto antes el pase a la siguiente ronda, Lucien Favre salió con todo lo disponible para imponerse a unos monegascos en horas bajas en la Ligue 1. Aunque el primer acto tuvo bastante igualdad y se veía un encuentro no demasiado fácil para Los Borussos, después del descanso hubo un auténtico recital de los locales.

Jacob Bruun Larsen, que sustituyó a Wolf para la reanudación, fue el primero en mandar el balón a las redes de Danijel Subasic (51′), que reemplazó a Diego Benaglio en el primer período por molestias del suizo. Después llegó Paco Alcácer en el 72′ para sentenciar poco después de haber fallado una pena máxima, y Marco Reus puso la guinda en el descuento. Una victoria que sabe muy bien al Dortmund, que puede priorizar por el momento las competiciones locales.

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir