1.Bundesliga

Resumen de la jornada 7 de la Bundesliga

Toda la plantilla del Borussia Mönchengladbach celebra la victoria como visitante en el Allianz Arena. Foto: Getty Images

La euforia y la humillación se hicieron ver en su máximo exponente en esta jornada 7 de la Bundesliga. Con un gol de falta directa en el tiempo añadido logró el Borussia Dortmund aumentar su distancia con el FC Bayern München a cuatro puntos, después de que Los Bávaros fueran vapuleados en su campo de juego por el Borussia Mönchengladbach. Tiempos inciertos corren en Baviera, con la continuidad de Niko Kovač en la cuerda floja al ser relegados a la sexta plaza tras la victorias de SV Werder Bremen y RB Leipzig, este último arrollando al 1.FC Nürnberg, y con la vereda de cabezas rodantes en los banquillos abierta por el VfB Stuttgart.

Los Nórdicos se aferran a la zona alta ante los errores de Los Lobos

Comenzó la jornada con un duelo entre dos conjuntos, SV Werder Bremen y VfL Wolfsburg, con un juego marcado y un inicio de temporada mucho mejor que el de pasados años. El Weserstadion se engalanó en una noche de viernes que Los Lobos, con la sensible baja de Ignacio Camacho, vieron más que negra por sus numerosos fallos defensivos. De hecho, fueron los hombres de Bruno Labbadia quienes llevaron la voz cantante durante buena parte del encuentro pero sin la fortuna requerida para encontrar la red, y Los Nórdicos estuvieron sobrados de ella. En el minuto 36 Davy Klaassen abrió la lata en un centro mal despejado por la zaga que impactó de volea, y en la recta final con todo el Wolfsburg lanzado al ataque, Johannes Eggestein sentenció a la contra para poner el 0:2 final. Una victoria dulce que les sirve a Los de Verde para continuar en puestos de Champions League.

Alcácer se corona en una tarde mágica

El FC Augsburg, primer causante de la crisis del FC Bayern München que revolucionó por completo la tabla, llegaba al Signal Iduna Park con el objetivo de castigar a otro gigante como el Borussia Dortmund que apareció tras una placentera noche en Europa donde se pasearon sobre el AS Mónaco. No obstante, Los Bávaros no les tendieron la alfombra ni mucho menos, pero con el pitido final sí se la puso toda Westfalia a Paco Alcácer. El delantero español entró a falta de media hora para el final con su equipo por detrás en el luminoso por culpa de un tanto de Alfreð Finnbogason (22′), y con un hat-trick (62′, 80′ y 95′) logró darle la vuelta a un encuentro muy alocado en la recta final, donde también hallaron la portería Philipp Max (71′), Mario Götze (84′) y Michael Gregoritsch (87′). Una exhibición del nueve valenciano que sirvió a Los Borussos para consolidarse en la primera plaza y ponerse cuatro puntos por delante del vigente campeón.

Al mismo tiempo también se pudo ver la segunda victoria del FC Schalke 04 sobre el Fortuna Düsseldorf por 2:0, con goles de Weston McKennie (47′) y Guido Burgstaller (53′) para sacar a Los Mineros de los puestos de descenso; el primero de los dos empates a cero del fin de semana entre 1. FSV Mainz 05 y Hertha BSC en el Opel Arena; y la derrota del VfB Stuttgart por 3:1 ante el Hannover 96, en el que fue el último partido de Tayfun Korkut en el banquillo del Mercedes-Benz Arena. Un doblete de Bobby Wood (30′ y 45+1′) y un postrero gol de Ihlas Bebou en el descuento significaron la destitución del técnico germano-turco, que únicamente logró recortar distancias en el 50′ por las botas de Mario Gómez.

El Gladbach hunde aún más a Kovač

Cuando se ve a los directivos de un club dirigiéndose al vestuario de su equipo tras una derrota, puede predecirse que no van a hacer amigos con los jugadores y el técnico. Y es que desde 2012 el FC Bayern München no sufría una humillación similar, cayendo 0:3 en su propio feudo y dando una pésima imagen a su hinchada. Aquel día fue ante el Borussia Dortmund, y este pasado sábado ocurrió ante uno de sus rivales de antaño, el Borussia Mönchengladbach. En el minuto 16 ya iban Los Rojos 0:2 obra de Alassane Pléa y Lars Stindl, sin dar un mínimo atisbo de remontada. Niko Kovač estaba incrédulo en la banda, y ya por el 55′ había gastado todos sus cambios sin hallar ninguna respuesta. Los hombres de Dieter Hecking estaban jugando a lo que querían, defendiendo con seriedad y aplicando su ley cuando más les convenía, y al contraataque puso Patrick Herrmann el broche de oro en el 88′ para terminar de enfurecer a una hinchada que no podía soportar un despropósito de esa magnitud. Puede que este sea el último partido del técnico croata en Baviera.

Sequía, sufrimiento y goleada para cerrar la jornada

SC Freiburg y Bayer 04 Leverkusen eran los encargados de abrir la jornada de domingo en un horario poco habitual, las 13:30 hora local, pero que se ha visto en muchas temporadas en el pasado. Y todos aquellos latinos que madrugaron con la esperanza de ver un buen partido de Los Obreros se encontraron de bruces con un 0:0 demasiado plano. Las porterías del Mage Solar Stadion permanecieron intactas durante todo el encuentro, en buena medida por el desacierto de ambos conjuntos, que acordaron un reparto de puntos un tanto agridulce para los dirigidos por Heiko Herrlich y muy válido para Los de la Selva Negra.

En Sinsheim sí llegaron los goles, pero no como le hubieran gustado al TSG 1899 Hoffenheim, que cayó por 1:2 ante el SG Eintracht Frankfurt, que anotó por mediación de Ante Rebić y Luka Jović justo antes y después del entretiempo. La expulsión del croata en el minuto 64 dio una esperanza a los hombres de Julian Nagelsmann para intentar rescatar algún punto, pero el tardío momento de su gol, obra de Reiss Nelson en el 82′, no les dejó margen para lograrlo. Los del Meno acabaron sufriendo la inferioridad numérica pero sacaron tres valiosos puntos del Rhein-Neckar Arena.

Quien no sufrió en ningún momento para cerrar la jornada fue el RB Leipzig, que arrolló por 6:0 al 1. FC Nürnberg. Ya antes del descanso se colocaron Los Toros Rojos con un 4:0 favorable en el luminoso gracias a las anotaciones de Kevin Kampl (3′), Yussuf Poulsen (7′), Marcel Sabitzer (21′) y Timo Werner (32′), y en el segundo tiempo culminaron estos dos últimos su doblete, el austríaco en el 55′ y el alemán cuatro minutos después. Lo único destacable que hizo Fabian Bredlow fue evitar el hat-trick de Werner al detener una pena máxima provocada por Tim Leibold que dejó a Die Altmeister con uno menos sobre el césped del Red Bull Arena. Michael Köllner no dio crédito a tal atropello desde la zona técnica, que deja al 1. FC Nürnberg registrando trece goles encajados en sus dos últimos encuentros fuera de casa y hace ascender al Rasenballsport a la segunda posición.

Tabla de posiciones

Cortesía: OneFootball

Próxima fecha (GMT -5)

Cortesía: OneFootball

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir