Bayern München

Luego de criticar a toda la prensa, Rummenigge sigue dando que hablar

Karl-Heinz Rummenigge en plena conferencia de prensa luego del partido frente a AEK por Champions League. Foto: Getty Images.

En el vocabulario de Karl-Heinz Rummenigge hay palabras y frases que aparecen muy frecuentes, sin embargo, la expresión mas utilizada por el director ejecutivo de FC Bayern München la mañana del pasado lunes en el aeropuerto de la capital bávara fue nueva: “Deberíamos dejarlo así”, repitió una y otra vez sin éxito, pues las preguntas sobre la conferencia de prensa del viernes no cesaron.

Y es que los exjugadores hoy al mando del conjunto bávaro (Hoeneß y Rummenigge) no escatimaron en señalamientos y en cerrar filas para que los feroces comentarios de periodistas, comentaristas o incluso exjugadores no permearan e incidieran en la difícil situación que se ya se vivía en el vestuario del actual campeón. Cobijando a su plantel las cabezas visibles de la directiva dejaron claro:

“Es un día importante para Bayern, porque queremos comunicarles que no vamos a tolerar más eso. Vamos a proteger a nuestros jugadores, a nuestro entrenador y al club. No aceptaremos más este estilo de criticas”

Incluso citaron el primer artículo de la constitución nacional “La dignidad humana debe ser inviolable”. Y las correspondientes consecuencias vinieron después. ¿Lo haría de nuevo? ¿Le habrá molestado que el mensaje de la conferencia de prensa fuera fuertemente discutido más tarde? ¿No están los bávaros excediéndose con su objetivo basados en sus títulos más recientes? Muchas de estas preguntas fueron evadidas por Rummenigge que dijo:

“Era de esperarse que los medios hicieran un eco de esta magnitud, nosotros les criticamos y que ellos nos la devolvieran también era lo más normal. Cada conferencia de prensa es emocional, también en el sentido mediático, de otra forma sería aburrido.”

¿Y cómo reaccionó el equipo? “Hubo jugadores que nos lo agradecieron”, dice Rummenigge, que quiere que la conferencia de prensa sea vista como una “señal” de que “apoyamos al equipo desde afuera”. Finalmente dijo:

“Lo más importante fue que se volvió a jugar bien y a mostrar una reacción después de esos cuatro partidos.”

La actitud profesional del sábado fue otra exigencia de Rummenigge para el encuentro por UEFA Champions League ante AEK de Atenas. Porque él hace “Como 100 años” con el Inter de Milán jugó allí, incluso antes del estadio olímpico y por tanto sabe: “Este no es un estadio muy atractivo para jugar, lo recuerdo.”

Así que muy seguramente caen bien en el palco comentarios como el de Arjen Robben que anunció antes de partir, con vistas a la conferencia de prensa:

“Puede que sea un cliché, pero tenemos que concentrarnos en lo deportivo y ganar los partidos”.

Y podría ser lo mejor ya que quedó bien demostrado que las demás situaciones pueden ser perfectamente afrontadas los dirigentes del club.

Haz clic para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

Subir