TOP

1.Bundesliga

Después de la pequeña batalla en la que se convirtió el partido en Stuttgart, tanto el entrenador del Borussia Dortmund, como los jugadores, estaban satisfechos por los tres puntos y aliviados por que no hubiera a excepción de Schmelzer, ninguna lesión más grave.

Ante 60.000 espectadores que abarrotaban el Mercedes Benz– Arena, el Borussia Dortmund consiguió una victoria que retrasara una semana más, el alirón del Bayern München.