1.Bundesliga

Humildes ambiciones

FC Augsburg no es el equipo más fuerte de la 1.Bundesliga, pero ha demostrado tampoco ser el más débil. Con actuaciones esporádicamente positivas, los debutantes en la máxima categoría de fútbol alemán han hecho del descenso una batalla campal.

“Nosotros no pretendemos llegar a ganar el torneo, siquiera a permanecer en él. La idea es disfrutar y aprender de esta maravillosa experiencia”. Con estas palabras, el director técnico del FC Augsburg, Jos Luhukay, introdujo al FCA a la primera división. Y con mucha razón; al momento de debutar, la nómina entera de este conjunto bávaro representaba sólo el 11% del valor de otro conjunto bávaro, un poco más reconocido, el FC Bayern München. Sin duda alguna que sería difícil para ellos poder competir de forma equitativa ante clubes con jugadores altamente cotizados y una experiencia profesional que la vasta mayoría del Augsburg carecía. Pese a ello, las cosas marcharon de forma aceptable.

Tanto así, que el técnico recibió una extensión del contrato antes del primer contacto con el Torfabrik 2, el balón oficial de la Bundesliga, cuyo nombre se traduce a “fábrica de goles”. Este espaldarazo lo único que hizo fue recordarle al plantel entero que esto es trabajo, pero un trabajo que han de disfrutar. Que la permanencia no debería estresarles; que la idea es hacer lo mejor posible con lo que se tiene.

Y así ha sido. Si bien su actuación no los ha sacado por completo de la lucha por no descender, los ha mantenido vivos, en contra del pronóstico de la mayoría. Actualmente se ubican penúltimos, delante del SC Freiburg, y con números muy similares a los demás concurrentes por el puesto 15, último escaño de la tabla a salvo de siquiera disputar la Relegation alemana; partido entre el tercer peor de la 1.Bundesliga y el tercer mejor de la 2.Bundesliga. Algunos datos que resaltan son:

• Comparten con Freiburg y Kaiserslautern la peor cifra de victorias.

• Freiburg, Nürnberg y Wolfsburg han perdido más juegos que Augsburg.

• Han marcado más goles que Kaiserslautern.

• Con 28 encajados, están igual que Nürnberg (28), y mejores que Mainz (29), Köln (35), Wolfsburg (34) y Freiburg (39).

Es decir, que su actuación está a la par de varios equipos envueltos en la lucha por la permanencia en la primera división; no a un paso atrás como muchos auguraban a comienzos de temporada. Para un equipo tan modesto como el FCA, esto es un triunfo. Sean o no un principal candidato a bajar, queda claro que el equipo está cumpliendo con su parte del trato con el destino: disfrutar y aprender. Por lo visto, la fortuna y los resultados pudieran ampliar su premisa a considerar seriamente permanecer en primera división. De hacerlo, vendrá a ellos una suma de dinero que aliviará las finanzas y permitirá refuerzos para una temporada 2012-2013 mucho más disputada.

Y es que los equipos que están liderando en el antiguo hogar del FCA, la 2.Bundesliga, traen consigo dinamismo y explosión de talento que pondrá en jaque a más de un equipo de “tradición”, expresión usada en Alemania para referirse a los habitualmente equipos de primera. Augsburg no será quizás la muestra más importante del fútbol teutón, pero sí es muestra de este ‘boom’ cualitativo en el balompié germano.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top