1.Bundesliga

Los irremplazables

 

Una de las grandes revelaciones de la temporada pasada se está quedando afuera del torneo al que sorprendió. Varias figuras claves se han ido y el Kaiserslautern cada día parece estar más desesperado por dejar de ser tan insípido.

Jugadores como Jan Morávek, Danny Fuchs, Bastian Schulz y, principalmente, Srdan Lakic y Ivo Ilicevic han salido del equipo que más bocas abiertas dejó la campaña previa. Está claro que el estilo del Dortmund, la contundencia del Hannover, el glamour del Mainz y la juventud del Nürnberg hicieron lo suyo en hacer del 2010-2011 un año extremadamente atípico en el fútbol alemán -liga que de por sí es difícil de predecir-, pero lo hecho por este conjunto tiene mucho mérito; empezando por el hecho que logró todo lo que logró sin la fortuna de tener patrocinantes fijos, sino colaboracioens y donaciones de los fanáticos. Lo deportivo fue igual de espectacular.

Quedaron de séptimos, a dos escaños de Europa, y por delante de conjuntos como Hamburger SV, VfB Stuttgart, Werder Bremen, VfL Wolfsburg, y demás. Su delantero estrella, Srdan Lakic, anotó 16 goles, quedando empatado de cuarto en el ranking de goleadores. Además de todo, logró algo que pocos equipos en el mundo son capaces de hacer.

Kaiserslutern es una pequeña ciudad con apenas cien mil habitantes. Pese a ello, su estadio, el Fritz-Walter Stadion, es un coloso de 49 mil asientos; aproximadamente 50% de la población total de la ciudad del Palatinado. El FCK fue capaz de tener una asistencia promedio de 45 mil espectadores. Es decir, que durante un partido de local del Lautern, la ciudad se convertía en un pueblo desierto que estallaba en gritos cada vez que un gol era marcado.

Pero como bien dice el refrán alemán: «Die fette Jahre sind vorbei»; los años buenos han pasado. Ahora, la lucha no es por conseguir un patrocinante, ni colmar el estadio, sino por evitar que el sutil pero letal desmantelado del equipo no cobre la vida del FCK bundesliguista. Un descenso a la 2.Bundesliga tendría grandes implicaciones económicas, que tendría a su vez grandes implicaciones deportivas, que tendría a su vez grandes implicaciones económicas, y así sucesivamente.

Este conjunto tenía como doctrina principal una de las concepciones más básicas que tiene el fútbol desde que la estrategia y la táctica juegan un papel importante: en cada línea debe haber un jugador líder, complementado por un armador versátil. Con la salida de ambos croatas, Lakic e Ilicevic, el equipo sufrió un desbalance que aun no han podido compensar. Es una pésima efectividad adelante lo que los tiene tan abajo en la tabla (decimosextos), no una mala defensa, que suele ser lo que a la larga lleva a descensos. 21 goles en contra es el saldo que registran, que es incluso una mejora considerando sus números de la temporada pasada (27 goles en contra en 17 juegos).

Son el equipo menos contundente de la liga. Sólo fueron capaces de marcar 13 goles de sus 76 disparos a puerta rival. De por sí, la cifra de disparos a gol es bastante floja, si se compara con otros equipos (sólo Augsburg, Hertha Berlin, FC Köln y Nürnberg realizaron menos disparos).

Para intentar sustituir a los aparentemente irremplazables Lakic e Ilicevic, FCK fichó a Itay Shechter, Konstantinos Fortunis, Richard Sukuta-Pasu, Gil Vermouth y Olcay Sahan; así como pidió a préstamo a Dorge Kouemaha y a Nicolai Jörgensen. Hasta el momento, nada parece haber dado resultado. Esos trece goles marcados son la peor marca de un equipo en primera desde el 2009-2010, cuando 1.FC Köln sumó diez tantos en la primera ronda.

Sin lugar a dudas los 17 partidos que vienen son todos de vida o muerte para un equipo que logró mucho con poco. Podemos recordar, también, que las rondas de ida y vuelta suelen tener muchos cambios en sí. Esto podría ser alguna pequeña esperanza adicional a la que ya debe tener el Kaiserslautern la búsqueda por permanecer en primera. De ellos queda que el equipo cuaje y logre la meta.

1 Comment

1 Comment

  1. Gorkathletic

    8 enero, 2012 at 12:46 am

    es una pena pero muchas veces ocurren cosas de estas, y mas en una liga tan impredecible y competitiva como la Bundesliga, un año peleas por arriba y al otro sufres por abajo, espero que consigan salir de esta y les vovlamos a ver mas arriba del 10º puesto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top