1.Bundesliga

Borussia Mönchengladbach, tiki taka germano

Poco hay que agregar a algo que todos conocemos de forma perfecta a estas alturas de la temporada sobre el extraordinario rendimiento del Gladbach. Un equipo que hace 9 meses se salvaba de bajar a segunda, es hoy día el equipo más vistoso de la primera división.

La razón principal, el gran esquema táctico del equipo. Se basan en un fútbol en el que el movimiento del balón ha de ser constante, con rotaciones, relevos, y mucha pero mucha presión al rival. Han contado con la fortuna de tener a jugadores tan fieles a esa creencia como Marco Reus, Patrick Herrmann y Juan Arango; tres armadores natos que no ven problemas en agregarle un poco de glamour a un pase, un gol o una barrida.

El gran autor de este esquema de los Fohlen, Lucien Favre, no podría haber sido el hombre más indicado para un equipo con una nómina como esta. Si bien es un excelente teorista del fútbol, así como un hombre con gustos sencillos y algo tímido ante la cámara, el desenvolvimiento de sus planes son orquestas visuales en vez de auditivas. Su principal virtud, consta de dos partes complementarias:

La primera, no temer a incluir a la fortuna y a los imprevistos a sus planes. Ve con buenos ojos que sus jugadores usen su creatividad, razón espacial, que emitan sus opiniones y críticas, así como que apliquen a su mente tanto o más que a sus mismas piernas. Es un fútbol inteligente y creado evidentemente en papel. Acá es donde entra la otra cara de la moneda, la obediencia y disciplina que ha aplicado a un conjunto cuya meta era evitar pelear el descenso esta temporada. No hay un solo error que escape su mirada, ni un jugador que desobedezca sus correcciones o siga sus recomendaciones. Si bien les da rienda suelta, no se desentiende de las riendas.

La segunda parte de su virtud, saber expresarse. Muchas veces hemos visto cómo planes de hombres con méritos, trayectoria y una inteligencia reservada para pocos, estrellarse estrepitosamente por errores verbales o confrontaciones viscerales (Louis van Gaal en el Bayern pudiera ser la más notoria en la Bundesliga; Villas-Boas en Chelsea- junto con otras agravantes- sufre de algo similar). Favre ha sabido entenderse de maravillas con sus entrenados, así como con sus superiores. Sabe bien dónde está ubicado, así como los demás entienden su papel en el equipo; más que un técnico, es un Retter (salvador). Ha sabido ganarse el respeto de los suyos. Cuando un jugador no entiende, sabe explicar. Cuando le pide paciencia o un jugador a su equipo, sabe explicar por qué hace falta.

Otra gran «sorpresa» en el equipo es el actual portero. Un joven de 19 años que ya es perfilado por muchos como el tercer portero para la selección de Alemania en la Euro2012, y como el nuevo Oliver Kahn: Marc-André ter Stegen.  Pese a su nombre franco-escandinavo, ter Stegen es hijo de la cantera del Mönchengladbach. Pocos sienten tanto fervor cuando se gana, tanta bronca cuando se pierde. Su primer partido de esta campaña, ante Bayern München en el Allianz Arena, fue este hasta entonces desconocido quien garantizó que el solitario gol al minuto 68 alcanzara para vencer a quien se perfilaba como imparable. De allí en adelante, ha sido el portero más sobrio de la liga y que mejor ha sabido trabajar a su defensa. No en vano, sólo han encajado 13 goles en 22 encuentros; menos que ningún otro conjunto.

Volviendo al esquema táctico, resalta cómo son ellos los máximos exponentes de lo propuesto por Jürgen Klinsmann y Joachim Löw hace ya un par de Mundiales: un fútbol alemán, pero vistoso. Han sabido combinar la contundencia germana de los años 70, con el toque y gracia de la Alemania de 1990. Es intentar tener a Maier, Beckenbauer, Breitner, Gerd Müller junto a Thomas Hässler, Lotthar Matthäus, Andreas Brehme y Jürgen Klinsmann. Todos sabemos cómo le ha ido a los teutones con su propuesta.

Lo sorpresivo es lo fácil que ha sido implementar las ideas de Favre al equipo. En menos de un año de trabajo, los Potros han asimilado ideas, jugadas ensayadas y conceptos tácticos que a muchos otros pudiera haberles tomado el doble o triple del tiempo -la habilidad oratoria de Favre demostrada-. Hoy día, deslumbran a multitudes en el Borussia Park y demás estadios a nivel nacional.

A continuación, una pequeña muestra de lo que han sido capaces de hacer en media temporada:

1 Comment

1 Comment

  1. Gorkathletic

    24 febrero, 2012 at 6:33 pm

    son muy buenos, ojala sigan asi mucho tiempo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top