Bayern München

Bayern München finalista, tras duelo inolvidable ante Real Madrid

Requirió de una tanda de penales con dos porteros en máxima forma para separar diferencias entre ambos semifinalistas. Al final, la precisión de Bastian Schweinsteiger y la carencia de ella de Sergio Ramos, dieron el triunfo a un gigante bávaro habriento de gloria continental.

Si el partido de iba había generado morbo, el de vuelta no podía ser de menos intensidad de parte de todos involucrados. Jugadores, directivas, entrenadores, prensa, patrocinantes, aficionados, televidentes -aún los menos fidedignos-, vivieron un partido que compensó de manera excelsa un juego de ida definido, también, en el cierre del encuentro. En ambas ocasiones, los que siempre tienen por qué festejar, como corea su afición cada vez que vencen, hicieron lo suyo y prevalecieron por encima de un muy complicado rival en un muy complicado campo.

Tras el 2:1 de local, la prensa alemana tenía una visión muy favorable  de las oportunidades de Bayern en acceder a la final que se disputará en su estadio, el Allianz Arena. La española, particularmente la madridista, estaba más ocupada en aupar a los suyos e intimidar a los alemanes. El día antes del partido de vuelta, un periódico dedicó su portada a un mensaje en alemán que leía «En el Bernabéu, los 90 minutos se hacen muy largos», a lo que Jupp Heynckes contestaría «sí, en el Bernabéu el tiempo puede hacerse más largo, pero eso aplica al Madrid también». En fin de cuentas, sí hubo alargue del tiempo de juego, y él llevó a penales.

El juego comenzó lleno de nervios de ambas partes. En los primeros tres minutos, ya Neuer había pifiado un balón, Alaba había sido amonestado y Real Madrid fallaba en los pases con regularidad. Con el pasar del tiempo, al igual que el vino, el partido cogió forma, substancia, volumen y sabor. Los pases comenzaban a llegar a sus destinatarios de lado y lado, pero fue Real Madrid quien tomó el liderato del partido de forma tempranera.  Un penal y un gol de Cristiano Ronaldo ponían las cosas 2:0 con menos de 20 minutos de juego. La serenidad del Bayern comenzaría a relucir y rescatar un partido que prometía ser desesperante.

El tiempo pasaba y con él, el aumento del dominio del Bayern se comenzaba a reflejar estadísticamente, llegando incluso a dominar más del 60% de la posesión sobre el balón de juego; un lujo ante un equipo que pretendía alzarse con su décima Champions League.

Llegaría el punto de quiebre: un penalti a favor de los visitantes, cobrado por Arjen Robben, jugador que había desperdiciado una preciada jugada de gol pocos minutos después de encajar el segundo tanto. Pese al esfuerzo de Iker Casillas, el balón se coló hasta el fondo de la red y el 2:1 en el marcador obligaría a la prórroga.

En la segunda mitad, Real Madrid volvía a salir con ganas de tomar el control del juego, consiguiéndose con el Bayern bien parado y con un plan de juego que complicaría. Afortunadamente para los Merengues, la doble marca impuesta por Mourinho sobre Mario Gómez rendiría frutos. El delantero alemán se vio complicado y hasta torpe en ciertas ocasiones.  Pese a varias ocasiones de gol, el partido permanecería con el marcador congelado, obligando a ir al alargue.

En la prórroga, Bayern München cedió la iniciativa de forma voluntaria. Se veía poco preocupado por no tener la pelota en su dominio y más concentrado en cerrar espacios atrás, como si sabía que los penales eran cuestión de tiempo y de vitalidad para un triunfo. Real Madrid, aun así, tuvo muchas dificultades para concretar ocasiones claras de gol. La fatiga hacía todo más difícil para ambos equipos.

Llegaron los penales. Bayern comenzaria chutando, Casillas atajando. Así se desglozan las oportunidades:

  • David Alaba marcó con un disparo hacia abajo y la izquierda de Casillas. Bayern 1:0
  • Manuel Neuer tapó el disparo de Cristiano Ronaldo. Bayern 1:0
  • Mario Gómez puso el balón por el centro y con fuerza. Bayern 2:0
  • Neuer taparía un segundo penal; esta vez de Kaká. Bayern 2:0
  • Casillas despeja el disparo de Toni Kroos. Bayern 2:0
  • Xabi Alonso convierte el primer penal del Madrid. Bayern 2:1 Madrid
  • Philipp Lahm se dejó leer las intenciones. Casillas tapó. Bayern 2:1 Madrid
  • Sergio Ramos mandó a volar el balón por encima de la portería. Bayern 2:1 Madrid
  • Bastian Schweinsteiger convertiría el penal que garantizaba una final de local para los bávaros. Bayern 3:1 Madrid

Llegaron a la final, pero no ilesos. Luiz Gustavo, Holger Badstuber y David Alaba no podrán participar por acumulación de amarillas.

3 Comments

3 Comments

  1. mrgelk

    26 abril, 2012 at 8:52 am

    Esto es el fútbol. Un partido con todo. Para mi recuerdo:

    Lo fallón que es Robben en estos partidos. La sensación de que fallaría el penalti. Lo cerca que estuvo de hacerlo.

    La tranquilidad del Bayern a pesar de que CR7 parecía enchufadísimo y tras lo desastroso que habían comenzado atrás.

    90 minuti son molto longo, sí. Pero cuando es muy probable que el Bayern marcara, la historia cambia.

    No la sensación, sino la certeza de que Ramos haría algo similar a lo que hizo en el penalti.

    Lo grande de los dos porteros. Un 1-3 es rarísimo. CR7 y Kaká no fallaron sus penaltis, los paró Neuer. Es distinto.

    Con mérito a esta final. Con bajas importantes, pero importantes también las bajas del Chelsea.

  2. Gorkathletic

    26 abril, 2012 at 4:17 pm

    el partido poco hay que comentar, lo resumire en que el Bayern domino y debio ganar en los 90 minutos.
    en la prorroga dio la impresion de que el Bayern confiaba en los penaltis.
    en la tanda decisiva, me sorprendio que Alaba empezase, solo 19 años y esa responsabilidad, lo lanzo bien.
    Neuer estuvo espectacular, el detuvo los dos penaltis incluido uno al mas chulo del planeta tierra (opinion mia, y no solo mia), mientras que tanto Kroos como Lahm, sobre todo el capitan, lanzaron mal, flojo y previsible, casi tan previsible como el error de ramos(uno de los mas chulos del planeta tambien, y poco listo tambien añado). Bastian no falló y la mitad de trabajo esta hecho, ahora queda la otra mitad, esa mitad que puede tirar a la basura todo lo hecho hasta ahora, o marcar una vez mas la historia, nadie ha ganado la final en su casa.

    HOPP BAYERN!

    PD: las tres bajas son importantes, pero la de Holger sobre todo, los otros dos tienen sustituto claro

  3. Fernando Bethke

    28 abril, 2012 at 4:15 am

    Excelente análisis. No nombras a Benzema todo un crack, impresionando cada vez mas con su actual estado de forma. Si nadie ha ganado la CL en su casa, y la cábala dice que en cada final de Münich gana un equipo nuevo…. A romper la cábala pues , ahhh por la 5ta!!! Bayern Munchen !!!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top