1.Bundesliga

Limpiando el vestuario: VfL Wolfsburg reduce su plantilla

Tras la Era Magath, el número de jugadores que amasaba el VfL Wolfsburg era sorprendente. Bastó la contratación de Klaus Allofs como director deportivo para que la mentalidad de los Lobos cambiara radicalmente.

Foto cortesía de Goal.com

Salvo la llegada de Ivan Perisic al Wolfsburg, todas las transferencias en el equipo de la ciudad sede de Volkswagen han sido salientes. De momento, un total de 7 jugadores han sido cedidos a otros conjuntos. Si bien resulta una medida temporal, indica que se prescinde de ellos y que en realidad su salida permanente pareciera permanente.

Los excesos del cheque en blanco dado a Felix Magath de parte de la directiva del equipo comenzaron a inflar los costos anuales de operatividad en razón de salarios, sin que se viera mayor retribución por ellos. De hecho, la meta trazada de alcanzar Europa la temporada entrante parece algo lejana de momento. Aún así, los movimientos realizados en este parón invernal han sido coherentes, y responden en gran medida a la visión de Klaus Allofs, director deportivo que fue traído del Werder Bremen para enderezar el rumbo de un desorientado y desorganizado Wolfsburg.

Otro hurto realizado por los Lobos fue Dieter Hecking, el técnico del 1.FC Nürnberg que se unió al proyecto de reestructuración más grande del fútbol alemán en la actualidad. Tras la llegada de ambos, la reorganización interna fue inminente: si bien el capitán sigue siendo el portero Diego Benaglio, Diego -el polémico mediocampista- fue apuntado por el mismo Hecking como una vía de comunicación directa entre la plantilla y los mandamás estratégicos del equipo verde. Sumado a ello, los inventos dejaron de tener mayor cabida y el trabajo por conseguir un once inicial base comenzó. De allí, el segundo paso de la operación.

Operación Barrido

Ya en la misma semana que llegó al equipo, Allofs lo anunciaba: había que reducir el tamaño de la escuadra; no por temas económicos, ya que el equipo dispone de crédito ilimitado de parte de Volkswagen -los patrones-, sino por cuestiones de recursos humanos y capital social. Resultaba imposible prestarle atención a una plantilla que superaba los 35 jugadores, así como de darle a todos la garantía de que verían minutos, independientemente de sus rendimientos particulares en amistosos y en los entrenamientos del equipo. Se comenzó pues un proceso de redistribución de la plantilla y se comenzó a dar de baja a varias figuras que, en realidad, no contaban para el técnico ni el director deportivo. En pocas palabras, el capricho impuesto por Magath sería reemplazado por la sensatez de la dupla Hecking-Allofs.

En lo que va de temporada, un total de 19 jugadores han ingresado en la plantilla y un total de 25 han sido vendidos o cedidos a otros equipos. En lo que va de invierno, Michael Schulze (Energie Cottbus), Marco Russ, Srdjan Lakic (ambos al Eintracht Frankfurt), Felipe (VfB Stuttgart), Hrvoje Cale (sin equipo), Emmanuel Pogatetz (West Ham United) y Rasmus Jönsson (FSV Frankfurt) han sido cedidos o dados de baja por el Wolfsburg. El principal problema es que la purga apenas pareciera comenzar, dado que la plantilla aún cuenta con 29 jugadores.

Posibles bajas futuras

  • Sotirios Kyriakos
  • Kevin Pannewitz
  • Mateusz Klich
  • Yohandry Orozco
  • Ferhan Hasani
2 Comments

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top