1.Bundesliga

Vfb Stuttgart 1-2 Borussia Dortmund: Poco fútbol y exceso de brusquedad

Ante 60.000 espectadores que abarrotaban el Mercedes Benz– Arena, el Borussia Dortmund consiguió una victoria que retrasara una semana más, el alirón del Bayern München.

4,c=0,view=,h=554_bild

Marcel Schmelzer tuvo que ser sustituido con la nariz fracturada

No fue un buen partido por ambos lados, por parte de los locales, porque quizás erróneamente se equivocaron en dotar al partido de una excesiva brusquedad, como no se había visto antes en un partido de la Bundesliga. Un hecho extraño y sorprendente por que no es la habitual forma de jugar del equipo de Labaddia, que dispone de jugadores para hacer otro tipo de juego, como así ha hecho en otras ocasiones. Esa equivocada intensidad que le pusieron los locales unido a que el partido del Borussia Dortmund no fue de los mejores, deslució bastante un encuentro que a priori, después de los últimos precedentes como el del 4-4 de la temporada pasada en Dortmund, pintara de otra manera.

El Borussia Dortmund, se puso en ventaja en el minuto 29, gracias a un gol de Lukasz Piszczek que poco antes había sustituido a Marcel Schmelzer. En la segunda mitad Maxim anotaría el empate para los de la Mercedes, y hasta el minuto 82 no vendría el decisivo gol de Lewandowski.

Precedentes:

En ninguno de los últimos cuatro enfrentamientos anteriores, ningún equipo había sido capaz de hacerse con la victoria, registrándose cuatro empates consecutivos (0-0, 4-4, 1-1, 1-1). La última victoria del Stuttgart frente al Dortmund, databa del 31 de enero del 2010, donde los de la Mercedes vencieron por 4-1, a su vez el último triunfo del Borussia Dortmund ante el Stuttgart, fue el 22 de agosto del 2010, donde ganaron por 1-3. “Es un oponente formidable” comento Jürgen Klopp antes del partido.

Detalles:

El Borussia Dortmund, llegaba al Mercedes Benz-arena con las bajas consabidas por lesión, de Kuba Blaszczykowski y de Mats Hummels. El primero en un calentamiento con Polonia antes de su enfrentamiento con San Marino y el central en su fase inicial de rehabilitación. Además Jürgen Klopp pensando en el encuentro de Champions League, frente al Málaga, reservo de inicio al lateral derecho Lukasz Piszczek, que estaba un poco tocado de la cadera colocando en su lugar a Kevin Großkreutz, y la permanencia en el doble pivote de Nuri Sahin, después del excelente encuentro de la semana pasada en casa.

Por su parte el técnico del Stuttgart, Bruno Labaddia tuvo que recomponer el equipo al contar con seis bajas, entre ellas Kvist y Molinaro por sanción, además de Bah, Didavi, Cacau y Torun por lesión.

Tácticas:

Ambos equipos salieron de inicio con el mismo esquema táctico, 4-2-3-1. En el Borussia Dortmund, con Sven Bender y Nuri Sahin en el doble pivote y por primera vez en la temporada, Gündogan actuando en la mediapunta detrás de Lewandowski y en los extremos Mario Götze en la derecha y Marco Reus en la izquierda.

El Stuttgart salió con Sakai en una posición poco habitual, pues Labaddia lo coloco en el lateral izquierdo, cuando es más habitual que juegue por el lado derecho, donde coloco a Rüdiger  una decisión cuestionable que no le funciono al Stuttgart.

Análisis:

“los partidos contra el Stuttgart siempre se resuelven por márgenes estrechos además de ser intensos. Nada está resuelto de antemano”, dijo Jürgen Klopp antes del partido. Y tenía toda la razón el técnico del Dortmund que volvía a su ciudad natal.

Los primeros quince minutos fueron de dominio del Stuttgart, que tuvo algunas claras oportunidades que Weidenfeller tuvo que emplearse a fondo para resolverlas, principalmente una tras un saque de esquina de Maxim y el posterior cabezazo de Niedermeier.

Poco después en el minuto 12, seria Ibisevic el que tendría la ocasión de batir al portero del Dortmund, pero no golpeo bien el balón,  más tarde sería Traore que solo ante Weidenfeller, no lograría adelantar a los locales para alivio de los de Jürgen Klopp.

A partir de ahí el juego entro en una fase turbulenta, que caracterizo el resto del partido, y que fue el juego duro y brusco que impusieron los locales. Hasta seis tarjetas amarillas y la consiguiente roja a Niedermeier, tuvo que mostrar el árbitro Aytekin fruto del cariz que habían tomado los acontecimientos. Marco Reus fue quien a pase de Nuri Sahin tuvo una de las escasas ocasiones que genero el Dortmund y que no pudo batir al buen portero del Stuttgart Ulreich.

A consecuencia de las innumerables interrupciones del juego, debido a las faltas. La primera parte se prolongó más de lo habitual, aun así Marco Reus de nuevo a pase de Lewandowski estuvo a punto de inaugurar el marcador en el minuto 19, pero con poco ángulo el balón salió rozando la portería del equipo local.

La peor jugada del encuentro llegaría en el minuto 22, cuando Marcel Schmelzer se adelanta a Martin Harnik, en su intento de despejar el balón con la cabeza, llevándose una considerada patada en la nariz el defensor del Dortmund, que quedo postrado en el césped manando gran cantidad de sangre por su fosa nasal, por lo que tuvo que ser sustituido por Lukasz Piszczek, ante la posibilidad inicial después confirmada, de la fractura del tabique nasal por parte del jugador de Magdeburgo.

Jürgen Klopp restructuro el equipo, trasladando a Kevin Großkreutz al lateral izquierdo, con Piszczek en su posición habitual, poco tardaría en entrar el juego el eléctrico defensor polaco. Cuando en el minuto 29, una falta lanzada por Marco Reus por la banda izquierda del Dortmund, y el polaco Piszczek cabecea hacia atrás superando por alto al portero del Stuttgart, subiendo el 0-1 en el marcador. Quizás lo más destacado en una primera parte bastante plomiza, pero no inmerecida para el Dortmund, que fue el que más aporto al juego en los 45 minutos iniciales.

Lukasz Piszczek autor del primer gol del BVB

Lukasz Piszczek autor del primer gol del BVB

Incluso después de la reanudación, no vario un ápice de lo que fue la primera mitad siendo el juego interrumpido una y otra vez por las numerosas faltas de ambos equipos principalmente por los locales.

A la hora de juego se produjo sin duda la ocasión más clara antes del gol por parte del Stuttgart, cuando Mario Götze tuvo que salvar en la misma línea dos disparos claros y diáfanos, de Gentner y luego de Traore que llevaban marchamo de gol.

Tres minutos después, coincidiendo con el cambio del Dortmund de reservar a Gündogan por Leitner, vendría el gol del empate del Stuttgart, en parte merecido por la insistencia sobre la portería de Weidenfeller, tras un saque de banda cercano al área Gentner da un pase a Maxim, que de un zurdazo raso y colocado bate por la derecha al portero del Dortmund, estableciendo la igualada momentánea 1-1.

La intensidad del partido no decreció, con el intento por ambas partes de llevarse los tres puntos, y en el minuto 69 fruto de esa intensidad que definió todo el partido, la enésima falta sobre Götze y Niedermeier que ya llevaba amarilla se veía obligado a abandonar el partido antes de tiempo, expulsado por doble amonestación. Los aficionados del Stuttgart vieron el hecho completamente diferente y en los sucesivos minutos, cada vez que tocaba el balón el ídolo del Dortmund, era silbado fuertemente.

El Borussia Dortmund aprovechando la superioridad numérica, quiso darle un punto más de presión de cara a la portería del Stuttgart, y así fue como Ulreich se convirtió en un auténtico baluarte de los locales, al salvar primero con el pecho un disparo de Piszczek y minutos más tarde con el brazo derecho un cabezazo de Subotic, tras un saque de esquina para desespero del técnico del Dortmund, Jürgen Klopp.

Los últimos minutos, a pesar de la inferioridad de los locales, fue un choque de ida y vuelta con ocasiones por ambos bandos, con alguna situación polémica, como un penalti que solicitaron los de Labaddia por manos de Felipe Santana.

Pero todo se resolvió en el minuto 82, cuando una jugada iniciada en el centro del campo por parte de Reus, que ve desmarcado por la parte derecha a Lukasz Piszczek y este da un pase raso al área culminando definitivamente el goleador del Borussia Dortmund Robert Lewandowski el 1-2. Otorgando la victoria definitiva a los de Jürgen Klopp. Aun tuvo Schieber la oportunidad de aumentar el marcador en el minuto 88, pero finalmente su disparo salió rozando el poste.

Robert Lewandowski anoto el gol de la victoria para el BVB

Robert Lewandowski anoto el gol de la victoria para el BVB

Alineaciones:

VfB Stuttgart: Ulreich; Rüdiger, Lopes, Baja Meier, Sakai; Gentner, Boka; Harnik, Maxim, Traoré; Ibisevic.

Borussia Dortmund: Weidenfeller; Großkreutz, Santana Subotic, Schmelzer; Sahin, Bender; Götze, Gundogan, Reus; Lewandowski.

Árbitro: Aytekin

Mercedes Benz-Arena: 60.000 espectadores.

Clima: Nuboso 7 grados.

Los 3 mejores

1º  Marco Reus

2º Mario Götze

3º Sven Ulreich

2 Comments

2 Comments

  1. marco rios

    31 marzo, 2013 at 6:35 am

    Lo importante era ganar y asi se hizo,aunque con la lamentable lesion nasal de Schmelzer.Ahora vamos a Malaga a ganar .. BVB

  2. yelitze

    31 marzo, 2013 at 10:28 pm

    ESPERO QUE SANE PRONTO MY BELLO SCHMELZER…..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top