2.Bundesliga

Otros equipos de Renania del Norte-Westfalia tras los pasos del Duisburg

La situación en el fútbol alemán no es tan bonita como puede hacer pensar el momento dulce que vive la 1.Bundesliga. Son muchos los clubes de divisiones inferiores los que están en serios aprietos económicos.

El caso que más se llevó la atención mediática en Alemania fue el del MSV Duisburg, a quien se le negó la licencia para poder jugar en la segunda división y casi con toda seguridad jugará la próxima temporada en la 3.Liga (o incluso en la Regionalliga West), haciendo que así el deportivamente descendido Sandhausen recupere su puesto en la 2.Bundesliga.

Duisburg sufre un descenso financiero

Duisburg al borde de un descenso financiero, pero no es el único

Pero esta era solo la punta del iceberg. La situación en Nordrhein-Westfalen es más que preocupante, ya que no solo Duisburg desciende; Al Alemannia Aachen también se le abrieron procedimientos por insolvencia a comienzos de junio. El Wuppertaler SV de la Regionalliga West también está insolvente.

Y así como estos, en los últimos años desde el Schalke 04, pasando por el VfL Bochum, Arminia Bielefeld, Rot-Weiß Oberhausen y el KFC Uerdingen han tenido problemas financieros. Y estos son solo los casos más conocidos.

Los motivos para estos problemas económicos son varios: Los clubes pierden sus patrocinadores, compran jugadores muy caros, los gerentes son ex jugadores y no hombres de negocios y por tanto cometen errores a nivel de empresa.

Así como en el caso de Aachen, en Duisburg el problema también aumenta por el estadio: El alquiler del estadio significa unos 4,5 millones de euros al MSV, por lo que apenas tiene para pagarlo.

Sobre este tema, habló para Transfermarkt Ansgar Schwenken, del Bochum, quien ve a los equipos de segunda división como los que mayor peligro corren, ya que tras el Mundial de 2006, muchos equipos tuvieron que construir o remodelar estadios para estar al nivel de ese torneo: «Seguramente algunos clubs tuvieron que asumir esos costes y es un problema especialmente cuando no van unidos a éxitos deportivos».

En el fútbol profesional los clubes necesitan dinero para asegurarse el rendimiento a nivel de empresa y a nivel deportivo. Mientras más baja la liga, menos son los ingresos por los derechos televisivos, sin contar que además los anunciantes bajan el presupuesto o simplemente se salen. Muchas marcas prefieren estar con un club de primera división de mitad de tabla o menos que con un equipo Top de la categoría inferior. Cuando falta dinero, es más probable que un equipo descienda y gane aún menos y hay que hacer recortes así sea a la fuerza, por lo que se entra en un círculo vicioso.

Borussia Dortmund demuestra que sí es posible recuperarse

La prueba de que un programa de saneamiento puede ser exitoso la tiene el Borussia Dortmund. Hace ocho años el club salió a la bolsa con pérdidas de 79,5 millones de euros al borde de la insolvencia. El club no participó en torneos internacionales y el dinero por derechos televisivos caía en saco roto.

Y aún así los schwarz-gelbe lograron revertir la situación: en el reporte anual del 2011/12 el club presentó un beneficio neto de 27,5 millones de euros. Pero claro, en el caso del Duisburg hay una diferencia importante: el BVB obtuvo, a pesar de los problemas económicos, la licencia para la máxima división.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top