1.Bundesliga

El Darmstadt 98 da la campanada y vence en los penaltis al M’Gladbach

Once de garantías el alineado por Lucien Favre en la tarde de hoy, pero que no ha sabido imponerse al SV Darmstadt 98 de la 3.Liga, que se ha terminado imponiendo en la tanda de penaltis, en lo que ha sido, sin dudas, una de las principales sorpresas que deja esta 1ª ronda de la DFB-Pokal. El partido comenzaba en el Stadion am Böllenfalltor de Darmstadt ante 16.500 personas, a las 14:30 (hora local), y contó con el arbitraje de Frank Willenborg, que ya pitó la pasada campaña al Borussia Möchengladbach en hasta cuatro ocasiones, que se saldaron con dos empates y dos derrotas para Los potros.

El de hoy significaba el debut en partido oficial para tres de los nuevo fichajes del Mönchengladbach en el presente mercado, donde Max Kruse, Raffael y Christoph Kramer debutaban bajo las órdenes de Favre, en lo que en principio tendría que haber sido un encuentro apacible para los visitantes, que acabaron perdonando el dominio del balón.

©borussia.de

©borussia.de

El encuentro comenzaría con muy poco juego ofensivo por ninguna de las dos partes, donde las escasas llegadas a portería provendrían de jugadas aisladas o balones parados. En el 28′ de encuentro el conjunto local tendría la primera, cuando Aytaç Sulu remataba un centro de cabeza, encontrándose con una maravillosa respuesta de ter-Stegen, que con una brillante para de reflejos sacaba lo que podría haber significado el 1-0. Pocas ocasiones clara llegarían antes de un descanso cada vez más necesario para el equipo de Favre, que no encontraba la forma de llegar al área de Jan Zimmermann.

La segunda parte se iniciaría con nervios por parte de ambos equipos, principalmente para los visitantes, que se notaban presionados por el hecho de no haber tenido casi ocasiones clara en la primera mitad, lo que les obligaba a reaccionar rápidamente. En el minuto 57 llegaría la primera del segundo tiempo para los visitantes, que se encontrarían con Zimmermann, que evitaba lo que habría sido un golazo de Max Kruse, salvando con la punta de los dedos el 0-1 para el Mönchengladbach.

©kicker.de

©kicker.de

Pocas acciones destacables por parte de ninguno de los dos equipos, en un encuentro que acabaría con dominio incesante del balón por parte del M’Gladbach, pero que aún no conseguía llegar con peligro al área de un Darmstadt que estaba completamente encerrado atrás.

Se llegaba así a un prórroga que apenas dejaría espectáculo, quedando plasmado el esfuerzo físico realizado por ambos conjuntos a lo largo del encuentro, notándose imprecisiones en acciones sencillas como desplazamientos en largo o jugadas individuales, a las que acudía el Gladbach con el fin de encontrar alguna oportunidad antes del final de la prórroga.

Comenzaban los penaltis tras el 0-0 plasmado en el marcador durante los 120 minutos anteriores, lo que dejaba a ambos equipos en total igualdad, apareciendo una vez más ese factor sorpresa que tanto deja este deporte.

Ya en la tanda comenzarían lanzando y marcando los locales por medio de Sulu, empatando el central belga Filip Daems en el primer lanzamiento para Los potros. Sailer anotaría el 2-1, y Luuk de Jong fallaría para el Gladbach, en un lanzamiento que sería adivinado por Zimmermann. Costa ponía el 3-1 en el marcador, Xhaka anotaba el 3-2, Stegmayer se encargaría de anotar el 4-2 para el Darmstadt, y Kruse sería el encargado de marcar el 4-3, que posteriormente se mantendría en el electrónico, tras la parada de ter-Stegen, que le adivinaba las intenciones a Stroh-Angel. Stranzl anotaría el 4-4, Milan Ivana convertiría el quinto para los locales, y Hrgota mandaría el balón al poste, dejando así al Mönchengladbach eliminado en la 1ª ronda de la DFB Pokal, en la que el Gladbach caería la pasada campaña, aunque en la 2ª ronda, tras perder en la prórroga por 1-0 ante el Fortuna Düsseldorf.

darmstadt-borussia

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top