Selección Nacional

Suecia 3:5 Alemania. Schürrle brilla en la revancha teutona

Schürrle protagonizó una remontada de 5 goles. Foto: FAZ

Schürrle protagonizó una remontada de 5 goles. Foto: FAZ

 

El partido comenzó con dominio Alemán, manteniendo gran parte de la posesión de balón, aunque el combinado Sueco amenazaba con contragolpes peligrosos, comandados por un gran Toivonen y su centrodelantero Hysen.

A pesar del dominio Germano, con un Schürrle y Götze que comenzaban con ganas, Suecia se adelantaba gracias a un gol de Hysen. Un gran pase de Larsson al hueco de la defensa de Löw, dejaba solo al delantero sueco, que batía cruzado a Neuer en el minuto 5 de partido.

 

El partido tenía el mismo guión. Dominio de la selección Alemana, creando ocasiones como una falta botada por Kroos, directa a la cabeza de su compañero de equipo Müller, y su cabezazo se marcha al larguero ante un Wiland que estaba batido. A pesar del dominio Alemán, lo más destacado hasta su gol, fue esa ocasión del delantero del Bayern. Schürrle lo intentaba por banda izquierda, chutando de forma escorada, sin problemas para Wiland. Corría el minuto 23.

 

Los contragolpes Suecos eran peligrosos, ya que la selección Germana estaba volcada en el campo sueco. En el minuto 41, fantástico pase entre líneas de Källstrom, que sorprende a una despistada defensa Alemana, y en el mano a mano, al igual que lo hiciera Hysen en el primer gol, bate a Neuer con la zurda y al poste contrario. Era el 2-0.

 

Pronto tendría recompensa el dominio de los de Löw, ya que un Özil en forma, recoge un rechace en la frontal del área, y con su pierna menos buena, y de disparo cruzado, hacía recortar diferencias para los Teutones. Con  el 2-1 se llegaba al descanso.

 

La segunda parte fue una lluvia de goles, y una lección magistral de fútbol de ataque, impartida por el conjunto Alemán. Nada más reanudarse el partido, en el minuto 53′ y habiendo dado entrada a Götze por Müller, que no tuvo su día, el reciente jugador del Bayern se encontró con un gran pase de Özil, y hacía el empate a 2. No podía tener mejor incorporación al terreno de juego el ex jugador de BVB.

 

Pero serían 4 minutos más tarde, cuando pondría la momentánea remontada Schürrle. El jugador del Chelsea, recoge un balón, y con un buen disparo bate a Wiland para poner el 2-3. A partir de ese momento, la selección de Löw jugaría un fútbol muy cómodo, con rápidos contraataques comandados por un fabuloso Schürrle, un comativo Kruse, y un motivado Mario Götze.

 

En el minuto 65, fantástico robo de balón de Götze en campo Sueco, pase para Kruse, y el jugador del Gladbach se inventa una asistencia magnífica entre líneas para que Schürrle, en el mano a mano, marcase de nuevo, en lo que era su segundo gol, en la portería sueca, a media altura, y lejos del alcance de Wiland para hacer el 2-4.

 

La selección de Erik Hamrén, a pesar de no jugarse nada, sacó su orgullo, y comenzó la ofensiva para recortar distancias. Y tuvo su recompensa en el minuto 68. Aunque parece ser que en fuera de juego, Larsson saca una falta rapidamente de forma bombeada, para que Hysen, sin dejarla caer, hiciese el 3-4 y recortase distancias.

 

Fue entonces cuando Löw, en el minuto 75, y viendo que Suecia atacaba de forma intensa, decidió reforzar la defensa, y quitar a Kruse para poner a Howedes. Previamente Hamrén, el seleccionador Sueco, dio entrada a un hombre de refresco como Drumaz para sumar hombres atacantes.

 

Pero fueron los Teutones quienes en el minuto 76, por medio de su mejor jugador, Schürrle, sentenciaban el encuentro para tristeza de los Suecos. Pase que el jugador del Chelsea controla en la frontal del área, casi en el pico izquierdo, y se saca un tiro con efecto que entra por la escuadra derecha de la portería Sueca. Era el 3-5 y la victoria definitiva de la selección Alemana.

 

En el 82 y con el partido sin apenas intensidad, Löw daba entrada a la perla del Schalke, Julian Draxler. Unos minutos que le servirían para mostrar en algunas jugadas destellos de su magnífica clase.

Sin más ocasiones, en el minuto 93 se llegaría al final del partido en el que no había nada en juego, salvo la honra, los 3 puntos fueron para la que ha demostrado ser la mejor selección del grupo, y un serio aspirante a ganar el mundial de Brasil.

El partido en terreno Sueco comenzaba con las siguientes alineaciones: por parte de los locales jugaban Wiland; Bengtsson, Nilsson, Antonsson, Olsson; Larsson, Rasmus Elm, Källstrom, Kacaniklic; Toivonen e Hysen.

En el equipo Alemán, Joachim Löw apostaba por el siguiente once: Neuer, Jansen, Hummels, Boateng, Lahm, Kroos, Schweinsteiger, Schürrle, Özil, Müller, Kruse.

 

 

5 Comments

5 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top