1.Bundesliga

Eintracht Frankfurt 3-3 Schalke 04: Enésimo tropiezo para los mineros

Nueva oportunidad perdida para el Schalke 04 en su afán de conseguir una victoria en esta nueva jornada de la 1.Bundesliga, en este caso la trigésima, que enfrentaba a los de Jens Keller ante el Eintracht Frankfurt de Armin Veh. En un Commerzbank-Arena abarrotado por poco más de 51.000 espectadores, el Schalke ha visto como desperdiciaba su ventaja de 0-2 al descanso, finalizando con un imperdonable 3-3 para el Schalke, que vuelve a perder una clara oportunidad de acomodarse en los puestos que marcan la clasificación a la Europa League. Por su parte, el empate deja un buen sabor de boca para los locales, que tras remontar el encuentro, dan un paso más en su escalada con el fin de salir de los puestos de descenso, estando empatados a puntos con el SC Freiburg, actual conjunto que disputaría el play-off de Relegación a la 2.Bundesliga, y tan sólo tres unidades por encima de los puestos que marcan el fondo de la tabla.

El Schalke llegaba a Frankfurt tras el parón de selecciones y su victoria por 3-1 sobre el Werder Bremen en la pasada jornada, con el objetivo de afianzarse en los puestos europeos, ocupando tras este resultado la sexta posición de la tabla con 21 puntos, a uno del VfL Wolfsburg y a cuatro del cuarto puesto ocupado, de momento, por el Borussia Mönchengladbach, y que clasifica a la ronda final de Play-Offs para la UEFA Champions League.

El encuentro arrancaría de la mejor forma posible para los visitantes, que se adelantarían en el marcador tras el gol marcado en propia por el central del Eintracht, Johannes Flum, que peinaba un centro desde la banda derecha de Uchida, con la mala fortuna que su testarazo acabaría en el fondo de la portería de su compañero Kevin Trapp. Corría el minuto 13 de encuentro, y el Schalke iniciaba lo que parecía una activa tarde fuera de casa, que continuaría con el segundo gol que llegaría apenas cuatro minutos más tarde.

Meyer, Uchida y Draxler celebran el tanto inaugural en el marcador para el Schalke. Foto: Kicker.

Meyer, Uchida y Draxler celebran el tanto inaugural en el marcador para el Schalke. Foto: Getty Images.

Tras una falta colgada por Dennis Aogo desde el costado derecho del área, sería el central Joël Matip el encargado de sellar de 0-2, tras un buen cabezazo, con el que batía con facilidad a Trapp, aumentando la ventaja para los mineros, en lo que hasta el momento parecía iba a ser una tarde más que plácida para el conjunto del Veltins-Arena.

Sin embargo ambos conjuntos apagarían los motores en los restantes minutos de la primera parte, dejando toda la acción para la segunda mitad, que nada más arrancar lo haría con el golpe sobre la mesa del Eintracht, que despertaba en el minuto 56 de partido. Centro lejano desde la banda izquierda que peinaba Matip en su propia área y remataba Flum, esta vez en la portería acertada, aunque en una posición dudosa, batiendo a un mal posicionado Hildebrand, que veía como el conjunto de Armin Veh se despertaba en el marcador, estableciendo el 1-2.

El empate sólo tardaría cuatro minutos en llegar, y lo haría por medio del que, a la postre se convertiría en el hombre del encuentro, Joselu. Centro del omnipresente Flum desde la banda derecha, y el colocadísimo testarazo de Joselu se colaba por la escuadra derecha del marco de un Hildebrand, que volvía a dejar que desear en su colocación, firmando así el ex delantero del Real Madrid Castilla el empate a dos en el electrónico.

Sin embargo, el hambre de gol del ariete español no pararía tras esta acción, marcando su segundo tanto personal siete minutos después, tras un excelente quiebro a Kolasinac, acomodándose el balón para su pierna izquierda y sacando un excelente remate que batía a Hildebrand desde fuera del área, poniendo así por delante en el marcador a los locales, que de esta manera le daban la vuelta al marcador.

Sin embargo, el Schalke no bajaría los brazos, y conseguiría en el último suspiro, a cuatro minutos del final, sacar el empate de Frakfurt, tras una embarullada jugada en el área de los locales, cayéndole el balón a Benedikt Höwedes, que se quedaba sólo ante Trapp y finalizaba con un sutil toque con su bota derecha, poniendo el definitivo 3-3 en el electrónico del Commerzbank-Arena.

El Schalke celebró pero finalmente se quedó con la miel en los labios tras el amargo empate a tres. Foto: Getty Images.

El Schalke celebró pero finalmente se quedó con la miel en los labios tras el amargo empate a tres. Foto: Getty Images.

Finalizaba así el encuentro, que deja al Schalke aún colgado en su lucha por obtener los puestos de Champions League antes del parón invernal, y que coloca al Eintracht ligeramente fuera del descenso, a un punto del Hamburger SV, a dos del Hoffenheim y a tres del Hannover 96, que ocupa la doceava posición de la tabla con 14 puntos. De esta manera, los de Jens Keller se centrarán en la difícil salida que tendrán este martes en Bucarest, en busca de sellar definitivamente su pase a la siguiente ronda de la UEFA Champions League, en la disputa de la quinta jornada ante el Steaua Bucaresti en la capital rumana. Por su parte, el Eintracht afrontará la semana con la mira puesta en el encuentro directo que disputarán el próximo fin de semana ante el Hannover 96 en el HDI-Arena.

eintrachtschalke

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top