Champions League

Real Madrid – Schalke 04: Adiós a la Champions League

Segunda derrota en esta eliminatoria de octavos de final, la sufrida en el día de hoy por el Schalke 04 en el Santiago Bernabéu, tras sucumbir con marcador de 3-1 ante un imponente Real Madrid, que avanza a la siguiente ronda con un global de 9-2, tras la goleada propinada a los mineros por 1-6, en la ida disputada hace dos semanas en el Veltins-Arena. Además, de esta manera, el Schalke 04 dirigido por Jens Keller se despide de la actual edición de la UEFA Champions League.

El partido, que arrancaba a las 20:45 horas en el feudo de la capital española, contó con el arbitraje del ruso Sergey Karasev, y la presencia de algo más de 65.000 espectadores, que abarrotaron un Santiago Bernabéu que se vistió de gala para presenciar el pase a cuartos de final del conjunto dirigido por Carlo Ancelotti.

Con significativos cambios en el once inicial de Jens Keller, como la entrada del joven Kaan Ayhan en el once inicial, o la suplencia de Leon Goretzka y Kevin-Prince Boateng; el encuentro arrancaba, y lo hacía de la peor forma posible para el conjunto local.

En una disputa de balón aislada, cercana al banderín de córner del área germana, una carga de Sead Kolasinac sobre Jesé Rodríguez acabaría con el jugador madridista en el suelo, retorciéndose de dolor, y siendo retirado en camilla; en lo que posteriormente se ha confirmado que es una rotura completa del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, que le hará perderse el resto de la temporada.

A pesar de este accidentado inicio de encuentro, el conjunto local no se andaría con rodeos en los primeros minutos de partido, buscando constantemente la forma de acercarse al marco defendido por Ralf Fährmann. Sin embargo, la efectividad en ataque del equipo español sería más que suficiente para abrir el marcador a los 21 minutos de partido. Una jugada de Álvaro Morata a 30 metros de la portería acabaría con una apertura a la banda derecha, donde estaba Gareth Bale, que con un pase con su pierna diestra, servía el balón en bandeja para un Cristiano Ronaldo, que anotaba así su décimo segundo gol en la actual edición de la Liga de Campeones.

Con 13 goles en la actual edición de la Champions League, Cristiano Ronaldo guió el camino a cuartos en la eliminatoria ante el Schalke. foto: Getty Images.

Con 13 goles en la actual edición de la Champions League, Cristiano Ronaldo guió el camino a cuartos en la eliminatoria ante el Schalke. foto: Getty Images.

Sin embargo, el Schalke al menos daría una alegría a los casi 4.000 aficionados que se habían desplazado para ver el encuentro en la capital española, cuando diez minutos más tarde, a los 31′, un disparo lejano de Tim Hoogland pegaba en la bota de Sergio Ramos, para desviar la trayectoria del balón, engañar a Casillas, y marcar así el empate a uno. Un Tim Hoogland, que llevaba sin marcar en partido oficial de cualquier competición desde el 16 de enero de 2010, cuando lo hiciera ante el Bayer Leverkusen, durante la jornada número 18 de la temporada 2009/10 de la 1.Bundesliga, aún en las filas del Mainz 05.

Se llegaba al descanso en Madrid, en unos primeros 45 minutos de un dominio aplastante por el lado local, que había llegado en numerosas ocasiones al marco rival, encontrándose siempre con la figura de un nuevamente estelar, Ralf Fährmann.

Ya en la segunda parte, los papeles no se invertirían, y Fährmann continuaría con su meritoria actuación, salvando al Schalke de una nueva goleada; ante un Madrid pleno de confianza en ataque, y que conseguiría su tan ansiado gol a los 74 minutos de partido.

Y como no podía ser de otra manera, sería el astro portugués, Cristiano Ronaldo, quien se encargaría de romper con el empate hasta entonces presente en el marcador. Y lo haría en una auténtica demostración de velocidad, poderío físico y efectividad, comenzando la arrancada a casi 40 metros de la portería minera, y finalizando la jugada con un soberbio remate raso con su pierna derecha, tras haber superado en una carrera de 30 metros a Papadopoulos y Matip, para posteriormente batir a Fährmann.

Pero tan sólo un minuto después, llegaría el tercer y definitivo tanto para los merengues, que sentenciaban la eliminatoria con el tanto anotado por Álvaro Morata a los 75′ de partido. Nada más sacar desde el centro del campo, una recuperación de Gareth Bale, y la posterior contra de manera eléctrica, dejaría al galés dentro del área sirviendo el balón a Morata, que primero se encontraba con la magnífica salida de Fährmann, luego con el remate de Ronaldo al larguero tras el rechace, y por último, con su gol, tras empujar nuevamente el pase de Bale, que había recogido el esférico rechazado por el travesaño del arco de Fährmann.

Sin embargo, aún quedaría tiempo para una oportunidad más para los locales, tras un disparo raso cruzado con la izquierda de Ronaldo desde dentro del área, que se volvería a estrellar con la madera, esta vez con la base del poste izquierdo de la portería visitante.

Con el final del partido, se certificaba el pase del Real Madrid a los cuartos de final de la UEFA Champions League, en un encuentro, y una eliminatoria en general, superada sin mayores complicaciones por el lado local. Para los visitante, esta nueva eliminación, supone la segunda de la temporada, tras la sufrida durante el pasado mes de diciembre de manos del Hoffenheim en la tercera ronda de la DFB-Pokal. Sin embargo, la nota del equipo ha sido positiva en Europa, donde se consiguió superar una complicada fase de grupos, aunque poco se ha podido hacer ante un equipo ínfimamente superior al de Jens Keller, que sin embargo, de esta forma, podrá centrarse en las restantes jornadas de la Bundesliga.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top