1.Bundesliga

Crónica | Wolfsburg 2 – 2 Freiburg

Lobos y Breisgauers empataron en el Volkswagen Arenapor la jornada 32 de Bundesliga; Los de Hecking quedaron en puestos de Europa League mientras que el SC se aferra en la tabla.

Foto: www.welt.de // getty images

Foto: www.welt.de // getty images

Los Lobos llegaban a este partido con el objetivo de asegurar la cuarta plaza de la tabla, que los deposita en la Champions League, pero para ello debían superar a un entonado Freiburg que venía de siete partidos consecutivos sin conocer la derrota, hecho que le permitió alejarse significativamente de la zona de descenso.

El Wolfsburg, sin Luis Gustavo, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas, buscaba en Medojevic y Polak el equilibrio necesario para el frente de ataque encabezado por el belga Kevin De Bruyne, uno de los mejores jugadores del encuentro.

Por el lado de los de Breisgau, Streich adaptó al suizo Gelson Fernandes como lateral derecho para suplir la baja de Oliver Sorg, retornó al checo Pavel Krmas a la zaga central junto a Matthias Ginter y optó por Sebastian Kerk para oficiar como volante por izquierda ante la ausencia de Felix Klaus.

La primera mitad comenzó con un dominio muy marcado del conjunto de Dieter Hecking que, consciente de que los tres puntos eran vitales para mantener la aspiración de clasificar a la Champions League de la temporada venidera, salió con gran determinación a llevarse puesto al rival.

La figura de De Bruyne comenzó a gravitar en el juego, complicando permanentemente a la defensa del SportClub, que no podía encontrar estabilidad en la mitad del campo ya que la presión que ejercía sobre la salida del VfL era en vano por la precisión que ostentaban los locales.

Y esta determinación se materializó casi que instantáneamente cuando a los dos minutos de juego, el suizo Francisco Rodriguez envió un balón al área frontal mediante un preciso tiro libre que encontró al croata Ivan Perisic, quien desvió con la cabeza levemente el balón, suficiente para clavarlo en el ángulo derecho y dejando sin reacción y totalmente sorprendido al arquero Oliver Baumann.

El Wolfsburg se ponía en ventaja en el amanecer del partido y, a partir de allí, manejó los primeros 20 minutos a su antojo. Inteligentemente, los de Hecking atacaron constantemente el costado derecho de la defensa del SC, donde se encontraban el improvisado Fernandes y Krmas, el defensor más pesado y lento, y donde se ubicó estratégicamente De Bruyne, para establecer conexión con Arnold y Perisic.

Desde esa zona comenzaron a llegar las chances para los Lobos. Perisic volvió a tener una oportunidad por banda izquierda a espaldas de Fernandes, cuando escapó haciendo equilibrio por la línea de meta y su disparo fue bien rechazado por Baumann. Más tarde, fue el delantero Ivica Olic quien gozó de su chance, pero su disparo se fue desviado.

Mientras tanto, el conjunto de Christian Streich intentaba acomodarse. Adelantaba sus líneas, presionaba sobre los defensores del Wolfsburg, y  Vladimir Darida tenía, mediante un disparo de media que se incrustaba en el travesaño, la única situación con la que el equipo pudo empatar en la primera mitad.

Foto: www.welt.de // getty images

Foto: www.welt.de // getty images

Ya en el segundo tiempo, ambos equipos tanto con la intención de aumentar la ventaja como de igualar el marcador, arriesgaron un poco más y los resultados estuvieron a la vista. De inicio, el mediocampista Julian Schuster se soltó y apareció dentro del área para tomar un centro casi inofensivo de Karim Guédé, para forzar con un remate potente, que Grün acuda a sus reflejos con los pies para evitar la caída de su valla.

Y promediando los 55 minutos, los dos equipos comenzaron a intercambiar golpe por golpe. Perisic se adentró en el área y sacó un fuerte derechazo que Baumann envió al tiro de esquina. Acción posterior, Darida se penetró por banda izquierda rumbo al arco defendido por Grün, pero Knoche se encargó de bloquear el disparo y enviar el juego a un tiro de esquina, el cual ejecutó Jonathan Schmid por bajo y que Guédé estuvo a punto de capitalizarlo con un taconazo que rechazó sobre la línea el lateral derecho Christian Träsch, ubicado al lado del primer palo.

El juego se trasladó a la mitad del campo, pero el delantero suizo Admir Mehmedi, de escasa participación en 60 minutos, se hizo con la pelota recostado a la izquierda, eliminó a dos rivales y desde el vértice derecho del área grande ensayó un potente disparo rasante que se le coló a Grün y significó el 1-1 parcial. El Wolfsburg sintió el golpe y cayó su intensidad en el juego.

Sin embargo, 8 minutos más tarde, el volante interior Vieirinha, que recién había entrado al campo de juego, combinó con Träsch que rompió por derecha y envió un centro busca pie que encontró el botín derecho de Perisic (que había cortado de izquierda a derecha), quien estampó el 2-1. Los Lobos estaban nuevamente en ventaja.

Luego del saque del medio, el SportClub volvió a la carga y Guédé tuvo una oportunidad inmejorable para establecer nuevamente las tablas cuando al cabo de un balón hacia atrás que envió Mehmedi, se encontró con total libertad en el área menor para ejecutar al VfL, pero una milagrosa acción de Träsch con un cabezazo salvador sobre la línea, le impidió al SC marcar el segundo gol.

De todas formas, el Freiburg ya iba a por todo en busca de la igualdad. Schmid probó suerte con un tiro libre que obligó a una buena estirada de Grün para evitar el gol. A su vez , los de Hecking respondían con remates de media distancia; primero el checo Jan Polak (desviado), y más tarde Rodríguez (despejado por Baumann en el último reflejo, en una acción similar a un golpe de manos bajas de vóleibol).

Y nuevamente en una acción fuera de libreto, el delantero Marco Terrazzino, quien hacía su presentación en Bundesliga para los de la Selva Negra luego de estar lesionado casi toda la temporada, corrió con el balón por el sector derecho de la defensa del Wolfsburg y, aprovechando que su marcador se tropezó, enfrentó al arquero rival y, casi sin ángulo, clavó el balón al segundo palo con un remate de derecha muy preciso para firmar el empate definitivo a los 83 minutos.

El encuentro se perdió en los intentos exigidos del Wolfsburg por encontrar el gol del triunfo y terminó en un empate con sabor amargo para los locales, que estuvieron dos veces en ventaja y no supieron liquidar el partido. Por su parte, el equipo de Streich se llevó un punto muy valioso del Volkswagen Arena en su afán de quedarse en la primera división y, además, estiró la racha positiva a ocho partidos consecutivos sin conocer la derrota.

MEJORES DEL PARTIDO:

3 puntos: Kevin De Bruyne

2 puntos: Ivan Perisic

1 punto: Vladimir Darida

FICHA DEL PARTIDO:

*vfl_scf_datosDatos tomados de soccerway.com

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top