1.Bundesliga

Balance de fichajes: Porteros

Comenzaremos a revisar el resultado de los movimientos veraniegos de cada equipo por posición. En la primera edición, le daremos una mirada a detalle a los nuevos porteros de cada conjunto.

Aclaramos antes de comenzar, que sólo daremos una mirada a los clubes que han tenido algún refuerzo en su arco.

FC Schalke 04: Fabian Giefer

 

Foto vía rp-online.de

Foto vía rp-online.de

De un tiempo para acá, precisamente desde la venta de Manuel Neuer, Schalke se ha caracterizado por carecer de un portero solvente y eficiente; y se ha vuelto más un catador de porteros de mediano rango, que no cuentan con una proyección particularmente buena. Fährmann, Unnerstall y, por último Hildebrand, han sido los encargados de rotarse el puesto debajo de los postes en la era post-Neuer. Fabian Giefer, proveniente del Fortuna Düsseldorf, no supone ser algo diferente a ello.

Es una nueva tendencia en el equipo -y en otros más como veremos-, que se ha concentrado en tratar de encontrar la “siguiente revelación”, en vez de lo que realmente necesitan, que es un buen portero que sea capaz de darle calma a una defensa joven -de los 11 defensores que disponen los Mineros, 6 tienen 23 años o menos-.

No olvidar, que si bien es un equipo que está en plena reconstrucción y período de paso entre una camada a otra, Schalke 04 es un club que ha competido a máximo nivel europeo con  bastante regularidad en la última década. Si apuntan a convertirse en un candidato al título -objetivo que siempre ha estado en su mente- y en un fijo entre los últimos 16 (y por qué no, últimos 8) de la Champions, deberán aprender a traerse jugadores de mayor jerarquía para el arco. No hay que criar a todos los íconos en casa.

 

 

Borussia Mönchengladbach: Yann Sommer

Foto vía bundesliga.de

Foto vía bundesliga.de

El vacío que ha dejado el joven Marc-André ter Stegen es uno gran de llenar. No sólo por la calidad que posee pese a sus 22 años (no en vano está cotizado en 20 millones de euros, y fue fichado por el Barcelona. Dos datos a nunca subestimar), sino también por el peso simbólico y la carga emotiva que su partida significó. Era el “nuevo Kahn” para algunos, y, sin dudas, el ícono del equipo. Más allá de Reus en sus días, de Herrmann y Arango, ter Stegen era quien marcaba la pauta y era el verdadero “Made in Gladbach”, que tanto gustó a los seguidores de los Potros.

Por él, llega Yann Sommer, proveniente del FC Basel -admitidamente, una de las mejores canteras de Europa hoy en día-, y con ganas de comerse al mundo. Por el guardameta de 25 años han pagado 8 millones, y Max Eberl, director deportivo de la entidad, se ha esmerado en buscar un buen reemplazo para ter Stegen. Tras la salida de quizás el mayor emblema del equipo, no han podido darse el lujo de improvisar o ponerse coquetos en la búsqueda. Sommer supone un portero de calidad, que estuvo comprado a un precio bueno y con aún varias temporadas de calidad delante suyo.

El principal reto del técnico, Lucien Favre: curtirlo en la doctrina del equipo y en el “Fútbol-Favre”; la cual es una escuela que cuesta aprender. Otro es el asunto de la jerarquía interna. Equipos con Gladbach necesitan de porteros de carácter y que, pese a ser disciplinados, no sean mansos. Sino, el vestuario se lo come vivo. Con personas con Stranzl, Brouwers, Jantschke, Domínguez y el capitán Daems, la zaga defensiva supondrá el ganarse el respeto de sus compañeros. Su compatriota, Granit Xhaka -quien sufrió para acoplarse al equipo- podrá darle algunos consejos que a él mismo pudieron venirle útil hace un par de veranos. Supera este obstáculo, y Gladbach será nuevamente un equipo estable, pues Sommer trae consigo calidad y un rodaje europeo que Gladbach tiene décadas sin ver -como las semifinales de la Europa League, por ejemplo-.

 

 

1.FSV Mainz 05: Stefanos Kampino, Robin Zentner

Foto vía bild.de

Foto vía bild.de

De las cosas que más gustan del Mainz 05, siempre figura la competitividad en el arco. Desde los años de Wetklo-Müller, al surgimiento de Karius, y ahora a este triunvirato sub23 de Karius-Kampino-Zentner, el exentrenador Thomas Tuchel siempre se ha encargado de poner en el arco a quien mejor salga de la querella interna. Por lo visto, su sucesor, el danés Kasper Hjulmand, también gusta de esta filosofía.

Si bien carecen de mayor recorrido, lógicamente, son porteros con interesantes proyecciones. Kampino, quien llega proveniente del Panathinaikos, ha disputado no menos de 37 partidos con las selecciones juveniles de Grecia, e incluso un par de apariciones con la selección mayor (debutando en el 2011, a la tierna edad de 17). Karius, se ganó su puesto en el once inicial del Mainz en un esquema de lucha interna a la Darwin. Zentner, quizás el único por probarse, recién asciende de las reservas/canteras.

Basado en palmarés, el conflicto estará principalmente entre Kampino y Karius. Sin lugar a dudas, con su recorrido internacional, el portero griego supone un digno rival al alemán. Por lo que no sorprenderá ver muchos vaivenes en la titularidad del arco esta temporada.

A diferencia de Schalke, que también cuenta con un sistema de titularidad a fuerza de mérito y duro entrenamiento, las metas del Mainz son un poco más humildes, y las dimensiones a las que aspira mucho más pequeñas que a los de Gelsenkirchen. De allí que, sin pudor, aplaudamos uno y cuestionemos el otro. Para un equipo tabla media, cuestionarse la presencia de un portero con al menos suficiente edad para tomarse una cerveza en todos los países del mundo, no es un asunto tan menester como para uno que realmente quiere volver a viejas famas y hacerse de una vez por todas con la elusiva ensaladera de la Bundesliga. Acá, el arco no es el eslabón más débil del equipo, y esta competitividad entre jóvenes solo ha de suponer un positivo desarrollo para el club Carnaval.

 

 

TSG 1899 Hoffenheim: Oliver Baumann

Foto vía bild.de

Foto vía bild.de

Quizás no lo más recetado para frenar la catajarra de goles encajados era un nuevo portero, pero uno de la casta de Baumann nunca cae mal.

Hoffenheim cuenta con un total de 5 porteros. CINCO. Algo no sólo raro, pero sin lugar a dudas reflejo de lo que ocurre en este equipo con sede en un pequeño pueblo al norte de Baden-Württemberg. Solo el Hamburger SV encajó más goles que este Hoffenheim (Nürnberg también vería 70 goles en contra), pero solo el Bayern y el Dortmund marcaron más tantos que ellos. Para muchos, entre esos nuestro Marcos Rayado, este equipo se ha convertido en el más divertido de la Bundesliga. Son los únicos capaces de perder o empatar en 9 partidos diferentes tras estar arriba por al menos dos goles. Pan de cada día para un equipo que es la excepción de la Bundesliga.

Sin embargo, las cosas parecen haber cambiado algo este verano. Por la mayoría de su preparación veraniega, Hoffenheim no ha encajado tantos. Y si bien no puede extrapolarse la dinámica de la pretemporada a los partidos competitivos, es claramente una buena señal; o al menos un indicio que se marcha por el buen camino.

Oliver Baumann llega a un equipo que tuvo la “visión” de fichar a Tim Wiese, o de hacer de Tim Casteels, un titular indiscutible. Admitidamente, y rescatando la idea inicial de este apartado, el portero no es el principal responsable de las debacles defensivas de Hoffenheim. Es consecuencia de mala recuperación, marcaje lento, dificultad en salir del fondo, falta de nervios, entre otras carencias dignas de cerrar el año con 70 tantos en contra.

Baumann, quien llega del SC Freiburg, es uno de esos porteros que, sin necesariamente ser el más brillante, tiene la aceptación de todos como uno de buena calidad. Su solvencia, habilidad de no enrollarse tanto, lo ha puesto entre los principales nombres en los debates sobre posibles porteros de refuerzo para la selección; o uno de los mejor ponderados en la relación valor vs. calidad, que tanto gusta tener en mente hoy en día.

Llega a un equipo con un técnico decidido a solucionar errores y problemas ya crónicos, como el defensivo, para no empañar su más que brillante calidad ofensiva -como los números anotados por jugadores como Volland, Modeste, Roberto Firmino, Elyounoussi, y ahora Szalai-. Un dato que vale la pena rescatar sobre Hoffenheim, el cual revela la naturaleza del equipo: Los dos jugadores ofensivos más costosos -y de largo- son Firmino y Volland, valorados en 25 y 20 millones de euros respectivamente. Los dos jugadores defensivos más costosos son justamente Oliver Baumann y Pirmin Schwegler- ambos fichados este verano-, en 8 y 5,5 millones respectivamente.

 

 

SC Freiburg: Roman Bürki, Sebastian Mielitz

Foto vía badische-zeitung.de

Foto vía badische-zeitung.de

La salida de Oliver Baumann, el jugador más costoso de la plantilla, ha obligado a la directiva del Freiburg a mudarse hacia el modelo Mainz-Schalke: dos porteros que se peleen la titularidad. En buena medida, ello viene dado porque Batz, el portero que permaneció en el equipo, jamás se perfiló para asumir las riendas del puesto en el Sportclub.

En lugar del nuevo portero de Hoffenheim, llegan Bürki y Mielitz. El primero, oriundo de Suiza y el Grasshopper Zürich, el segundo del Werder Bremen. El renacer de los helvéticos en la SuperLeague ha hecho virar la mirada de muchos de Basilea a la capital financiera de la pequeña Confederación alpina. Tras un período a las sombas del FCB y sus archirrivales y vecinos, FC Zürich, Grasshopper ha venido quedando subcampeón por dos años consecutivos; en buena medida, gracias a su defensa (en esos dos años también fueron el segundo equipo menos goleado), y en gran parte, gracias a Bürki. Perteneciente a una gran generación de porteros suizos, junto a Benaglio, Sommer y Hitz, el nuevo guardameta del SCF arriva como promesa por cumplirse. Esa falta de experiencia en una de las ligas grandes de Europa, que sí tiene Mielitz, es la razón de ser de dos porteros perfilados a la titularidad.

Por su parte, Mielitz conoce la dinámica de la Bundesliga, y, gracias a una defensa blanda, ha debido lucirse en más de una oportunidad con el Werder Bremen. Además, su falta de continuidad con los Nórdicos -13 partidos de los 34 de la liga- agilizó su marcha hacia el sur de Alemania, para vestir el rojinegro del Freiburg.

Evidentemente, los argumentos apuntan a que ni uno ni otro son del todo aptos para la titularidad. Sin embargo, el suizo pareciera partir como la primera opción, así sea por muy poco.

 

 

2 Comments

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top