1.Bundesliga

¿Qué le ocurrió al Werder Bremen?

Hace cinco años aún competían en la Champions League, y hoy por hoy los únicos récords que rompen son negativos. ¿En qué momento y qué cosas llevaron a un colapso total de un equipo que acostumbraba a ser rival a temer?

Peor comienzo en la historia

Tras nueve fechas, exactamente el 26,4% de la temporada, los Nórdicos aún no han producido su primera victoria. Más aún, el partido de la novena fecha, ante el 1.FC Köln, fue uno contra un rival contra el que no pierden como local en casi 20 años. Todo debió haber sido un punto de quiebre. Pero este no es el mismo Bremen que acostumbrábamos a ver.

La salida de Thomas Schaaf dejó en el banquillo a Robin Dutt, un entrenador cuyo currículum carece de grandes logros; solo de breves explosiones de objetivos cumplidos. Fue echado por el Bayer Leverkusen por un comienzo estrepitoso hace unas temporadas, y su único otro cargo como técnico en la 1.Bundesliga fue ante un mucho más modesto SC Freiburg. Carecía de una visión de juego en el Werder Bremen que dejaba atónitos a varios. Modelos de juego y formaciones obsoletas, mala rotación, además de una admitida seguidilla de bajas a lo largo de sus 43 fechas como DT de los Nórdicos, fueron una de las principales causas para convertir a este valiente conjunto en un club temeroso del descenso.

Pero dejarlo a la responsabilidad de Dutt es salvar a muchos otros nombres cómplices de este colapso. Thomas Eichin, director deportivo de esta entidad, tuvo enorme dificultad en readaptarse al fútbol, tras una década en el hockey de hielo alemán. Esta ausencia probó complicada de saldar al momento de salir a negociar buenos fichajes a precios módicos. De allí, el colapso en el valor de la nómina de este club: Desde el 1ero de Noviembre, 2010 hasta la fecha actual, el valor del Werder Bremen pasó de 129,4 millones de euros a 55 millones; un retroceso de 57,5%, el mayor de cualquier equipo actualmente en la 1.Bundesliga.

Sin embargo, el espectro de acción del mismo Eichin se ve limitado por aún más gente, como Willi Lemke y la directiva del club, el cual puso a disposición de ensamblar la nueva plantilla casi nada de dinero. Lo que llegó, lo hizo a expensas de lo que se tuvo que marchar para financiarlo. Más que fortalecer, se tuvo que apagar fuegos y tapar huecos. Así es bastante duro ser competitivo en una Bundesliga cada día más concurrida y con más recursos para invertir.

Déficit y crisis

Todo lo previamente descrito responde principalmente a un hecho: el dinero fue invertido en figuras que costaron demasiado y aportaron muy poco. El cofre de dinero se vació durante los últimos años de la gestión del en otrora director deportivo, Klaus Allofs. La falta de dinero y las medias austeras que están asumiento actualmente desde el Werder Bremen han dado el puntapié para una sucesión de malas decisiones y margen de maniobra extremadamente limitada, lo cual ha conllevado al estado actual del equipo: colistas de la 1.Bundesliga, sin un solo triunfo desde la fecha 33 de la temporada 2013-14.

Algunas señales positivas

Tras el comienzo estrepitoso, Werder Bremen ha maniobrado con quien les lleva la imagen del club para prologar anticipadamente su relación, lo cual aportó a las arcas casi 10 millones de euros; suficiente dinero para considerar hacer un par de fichajes que reavivan la llama de los Nórdicos durante la pausa invernal.

Adicionalmente, se ha elegido a Marco Bode, exjugador de la selección alemana y del Bremen, como el nuevo director de la junta directiva del club, tras expresarse el deseo del hasta entonces mandamás Willi Lemke de promover renovación dentro de los rangos directores del club. Bode, quien es de la postura que un descenso podría resultar más que desastroso, un costo mucho más elevado a saldar que asumir nuevas deudas, ofrece una apertura en la dirección que llevará el Werder Bremen.

Thorsten Frings, también jugador de la selección nacional y figura casi mítica de los verdiblancos, actualmente está empleado como coentrenador del primer equipo. Esto, junto a lo de Bode, muestra una reconexión entre los héroes del ayer y el equipo de hoy; personas interesadas y atadas emocionalmente al proyecto de revitalización del equipo.

Por último, una señal de renovación y un indicio del trabajo correcto está en haber sido capaces de retener a una porción importante de los productos de su cantera, en especial de Davie Selke, la figura más relevante de la selección sub19 de Alemania, campeona europea este pasado verano. Además de retenerlo, ha visto acción en 8 de los 9 encuentros; nada mal para un jugador de 19 años.

 

2 Comments

2 Comments

  1. jorge bayern

    26 octubre, 2014 at 12:06 am

    es una pena ver donde esta este gran equipo

  2. Juan Schulte

    28 octubre, 2014 at 8:04 pm

    Werder Bremen, segundo equipo con mas triunfos en la bundesliga despues del Bayern, no son poca cosa, espero regresen pronto..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top