Bayern München

Bayern recibe una fuerte crítica política

Varios funcionarios del Bundestag dispararon en contra de la presentación de los bávaros en Arabia Saudita por la violenta autocracia que rige al país.

Ribéry escapando de un rival en el partido que desencadenó las polémicas. Foto: mundodeportivo.es/Alex Grimm

Ribéry escapando de un rival en el partido que desencadenó las polémicas. Foto: mundodeportivo.es/Alex Grimm

Luego del encuentro de preparación en el que el Bayern Munich obtuvo una cómoda victoria 4-1 sobre el Al Hilal saudí, tanto vencedores como vencidos sacaron muy buenos réditos. Los alemanes, por el retorno de David Alaba a un campo de juego tras lesión, la contundente actuación a pesar de ser un rival que no es medida para el Rekordmeister y, sobre todo, la ganancia económica que ingresó al club. Y por el otro lado, el equipo de Arabia Saudita recibió a uno de los mejores conjuntos de la actualidad, todo un acontecimiento tanto social como en términos de marketing.

Sin embargo, después del regreso del Bayern a los entrenamientos en Alemania y de cara al próximo (y último) amistoso contra Bochum, la presentación de los de Pep Guardiola a orillas del Golfo Pérsico no fue bien vista por algunos miembros del Bundestag (Parlamento alemán), más bien repudiada.

Es que Arabia Saudita está conmocionada por lo que sucedió hace dos semanas: el blogger saudí Raif Badawi, creador del sitio “Árabes liberales” en el que criticaba el sistema autocrático que rige a su país, fue condenado por las autoridades nacionales a 10 años de prisión y 1.000 latigazos en la espalda por ser catalogado como un rebelde. Y, para aumentar más el grado de violencia extrema y humillación, varios testigos anónimos han confesado que exactamente una semana antes del arribo del Bayern a la capital, Badawi “recibió los primeros 50 latigazos cuyos sonidos junto a los gritos desgarradores fueron reproducidos por altoparlantes”.

Özcan Mutlu, líder político del partido de centroizquierda Die Grünen (Los Verdes-que también gozan de un lugar en el Bundestag-) recriminó: “No existe honor alguno en jugar un partido amistoso en el estadio nacional de Riad, cerca de donde el blogger Badawi padece todos los días latigazos en su cuerpo. Esperaba que el Bayern abandonara los petrodólares de Arabia Saudita y así enviar una fuerte señal de democracia y derechos humanos”.

“El deporte tiene un poder inconmensurable, que, desafortunadamente en esta ocasión, no ha sido utilizado en un lugar que pueda ser útil o de ayuda para la sociedad”, disparó Dagmar Freitag, miembro del Parlamento teutón luego de resaltar que Arabia Saudita ha estado en los últimos años en el centro de las críticas por políticas que violan los derechos humanos.

2 Comments

2 Comments

  1. jose

    21 enero, 2015 at 8:29 pm

    Bueno esto es el colmo! es acaso el Bayern es un gobierno o algo parecido, no se puede ser más hipócrita. Criticar a un club de fútbol por dar a conocer su marca comercial y promocionarse en esa región; acaso algún jugador, dirigente o empleado de casa defendió el modelo social y político de Arabia Saudí, manifestó que le parecían bien las normas internas del país. Creo que NO. QUE LA POLÍTICA CUMPLA SU PAPEL Y DEJA A LOS CLUBES DE FUTBOL EL DEPORTE. Mia San Mia

  2. Lister

    23 enero, 2015 at 10:36 am

    en cambio a Barcelona y Real Madrid no se les dice nada….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top