1.Bundesliga

HSV, Bremen y Stuttgart, en estado de alerta

Tres equipos históricos de la Bundesliga están al borde del descenso, pero buscarán en esta segunda ronda intentar salvar la temporada. ¿Podrán? ¿Qué esperar de ellos? En MiBundesliga, analizamos el presente e intentamos develar el futuro de estos gigantes dormidos del fútbol alemán.

Entre ellos suman 363 años de vida, más de tres Siglos, y muchas páginas gloriosas que han sido escritas a lo largo de sus ricas historias, justificados por los 44 títulos que se aprecian si reunimos las vitrinas del Imtech Arena, Weserstadion y Mercedes-Benz Arena. Sin lugar a dudas, se trata de tres equipos, clubes, instituciones legendarias del fútbol alemán desde sus orígenes, peleando por hacerse un lugar en las Oberligas, hasta la actual 1.Bundesliga.

Sin embargo, lo que hoy los unifica no son sus prestigiosas historias y hazañas sino que un factor común más bien preocupante, que ningún equipo deseará jamás, que está en contraposición de la idiosincrasia de estos colosos: la lucha por mantener la categoría.

Stuttgart y una reestructuración como premisa

 

Dutt, junto a Stevens y Wähler en su presentación.FOTO:VfB.de

Dutt, junto a Stevens y Wähler en su presentación.FOTO:VfB.de

El andar de la temporada ha sido bastante turbulento. Con apenas una victoria como local, cuatro en total y estacionado en la 14° posición, el equipo comandado por Huub Stevens no supo encontrarle la vuelta a esta campaña. Es por ello que la junta directiva del Stuttgart tomó una decisión que puede ser trascendental: incorporar a  Robin Dutt, exentrenador del Werder Bremen, Bayer Leverkusen, entre otros para cumplir la función de Director Deportivo tras la salida de Fredi Bobic.

Apenas llegado, Dutt anunció que en el corto plazo, el foco principal estará en evitar el descenso pero recalcó que uno de los pilares de su proyecto deportivo es el trabajo conjunto con el departamento de juveniles. Para ello, el VfB ya se ha puesto en campaña con las renovaciones de Baumgartl y Ristl, dos grandes promesas. Además, el club se ha desprendido en este mercado invernal del volante Raphael Holzhauser (Austria Viena) y Dutt le bajó el pulgar a cualquier tipo de contratación.

El mensaje es sencillo: darle máxima confianza a un equipo cuyos jugadores tienen un amplio margen de mejora. En el colectivo, el Stuttgart también cuenta con una plantilla rica sobre todo de mitad de campo para adelante, ya que Gentner, Leitner, Maxim, Werner o Sararer contemplan un abanico de opciones y cualidades muy interesante para Stevens. Aunque el técnico holandés tendrá el principal problema en la defensa, ya que ha sido la cuarta más vencida (32 GC) y aún muestra señales de inestabilidad ante el primer traspié.

Un Hamburgo “revitalizado” tras el parón invernal

Foto: fussballonline.de//dpa

Foto: fussballonline.de//dpa

La inestabilidad permanente, tanto en el rendimiento futbolístico como en los resultados obtenidos, sintetiza a la perfección la primera mitad de temporada del HSV. Para no volver a sufrir lo mismo que el año pasado, las cosas han de cambiar, y radicalmente. Si bien el entrenador Josef Zinnbauer se hizo cargo del equipo a principios de temporada, el crédito por la mala campaña al momento no es del todo culpa suya, ya que el equipo lo heredó completamente y recién en las últimas jornadas antes del parón invernal pudo apreciarse una mejora en el juego.

Pero ahora, la situación es diferente. Porque Zinnbauer ya ha tenido el tiempo suficiente en este receso para terminar de “conocer” a sus futbolistas y descifrar cómo torcer el rumbo de este barco para que no se hunda en el fondo de la tabla. El trabajo en el stage ha sido satisfactorio y según las palabras del DT, “los jugadores estuvieron geniales, y han sacado un gran provecho”.

Sin embargo, la mala noticia del stage se dio precisamente en uno de los partidos amistosos cuando Lewis Holtby, a quien el entrenador considera clave en su esquema táctico, sufrió una grave lesión que lo mantendrá fuera de juego por varias semanas. A pesar de ello, el regreso del volante Maximilian Beister tras una larga lesión se ha tomado con mucha alegría ya que será muy tenido en cuenta de aquí a final del certamen.

Por otra parte, y continuando con las buenas novedades, la llegada del delantero croata Ivica Olic para aportar toda su experiencia goleadora es una de las grandes ilusiones del cuerpo técnico y aficionados. Es que la efectividad que tuvo el HSV en faceta ofensiva ha sido paupérrima, al punto de ser el equipo menos goleador de la liga con 9 tantos en 17 jornadas, y era uno de los puntos a reforzar en invierno. El croata, que registra 5 goles en el actual curso (sí, cuatro menos que el HSV en su conjunto), retorna a Imtech Arena luego de su paso por el Bayern y Wolfsburg para ayudar a Zinnbauer, van der Vaart y compañía a remontar una situación muy delicada.

Las nuevas caras esperanzan al Werder Bremen

Koen Casteels en sesión de entrenamiento con el Werder Bremen. Foto: www.werder.de

Koen Casteels en sesión de entrenamiento con el Werder Bremen. Foto: www.werder.de

De los tres, el Bremen es el que está, matemáticamente hablando, más comprometido con el descenso. Ocupa el 16° puesto de la tabla y, si hoy finalizara la Bundesliga, estaría jugando el repechaje para mantener su plaza en la primera división ante el Darmstadt. Pero esto es solo algo que, a día de hoy, no tiene ninguna certeza aunque lógicamente merodea en la cabeza de Viktor Skripnik, que ya prepara a su equipo para comenzar la “operación rescate”.

Conocedor de que las falencias del equipo están en el sector defensivo, Skripnik se reunió con la junta deportiva y ejecutiva del Bremen y aclaró que era imperioso contratar futbolistas reforzarse e iniciar la segunda etapa de Bundesliga. Los directivos tomaron nota de los pedidos del entrenador y se pusieron manos a la obra. ¿El resultado? Cuatro fichajes de bajo costo por la frágil economía del club, de los cuales dos serán importantísimos para establecer más seguridad en defensa.

Se trata de dos exHoffenheim: el arquero Koen Casteels y el defensor central Jannik Vestergaard. El primero llegó a préstamo hasta fin de temporada, pero procedente del Wolfsburg, equipo que lo fichó y luego lo cedió. El belga corre con ventaja en la competición por el puesto, luego de que las actuaciones de Raphael Wolf hayan sido de todo menos buenas; Y por el lado del danés, su presencia en el XI es más segura dado el bajo nivel de los defensores centrales del equipo. Vestergaard es un potente zaguero de 1,99cm, que tiene como arma principal el juego aéreo, similar al exBremen Per Mertesacker. De todas formas, el punto que puede jugarle en contra es la poca actividad que gozó en esta temporada (solo un partido).

“Juntos podemos lograrlo. Mientras el Werder tenga inconvenientes, estaré aquí para ayudar”, es la frase que Skripnik no se cansa de repetir cada vez que otorga declaraciones a la prensa. El ucraniano está convencido de poder revertir este presente oscuro y siembra en sus dirigidos un manto de confianza para intentarlo todo y no ceder ante la adversidad. ¿Podrán lograrlo?

No hay puntos que los separe, los tres clubes están estancados en 17 unidades y cerca del abismo. Lo que quieren hoy, de cara al inminente arranque de Bundesliga, es patear el tablero de una vez por todas y salvaguardar años y años de prestigio. Eso sí, será un largo camino…

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top