1.Bundesliga

Editorial: Klopp dice Tschüss a un ciclo importante para el fútbol alemán

Jürgen Klopp recibió la nada envidiable tarea de rescatar al Borussia Dortmund de un largo período en el olvido de la Bundesliga, y los convirtió en bicampeones y finalistas de Europa. Hoy, se despidió de casi una década de recuerdos y logros memorables para una afición hambrienta de buenas noticias.

El legado de Klopp es automáticamente perceptible, al compararse el club que recibió y el que deja en herencia: de un equipo doliente de una severa crisis económica que amenazó con la mismísima existencia de club, a uno que rompe récords de ingresos año tras año, codeándose entre los 20 clubes más ricos del planeta. Lo económico no era su tarea, pero el área que él llevaba facilitó conseguir estos resultados que tanto ayudaron a darle estabilidad y proyección a un proyecto deportivo que encantaba a largo y ancho de Alemania: FC Bayern tenía su digno rival.

Llegó la temporada 2014-15 y los resultados parecieron desvanecer. Hoy por hoy, al momento de la noticia, el único buen frente que llevan los borussos es haber llegado a las semifinales de la DFB Pokal. De resto, ocupan un décimo lugar en la tabla general de la Bundesliga y salieron eliminados con goleada en casa ante Juventus en los octavos de final de la Champions League. De allí su frase: “ya no soy el indicado para este equipo”. Si tiene o no la razón es algo que el venidero futuro determinará.

La idea de este artículo no es recordar en el estado actual que se encuentra el equipo, sino recordar todo lo que bajo la tutela de este hombre algo loco se logró alcanzar: dos títulos de la Bundesliga, uno de la DFB Pokal, una Supercup alemana y el pase a la primera final de Champions League del BVB desde 1997. Se lee corto, pero en realidad, es mucho.

Junto a su proyecto surgieron nombres de jugadores hoy día reconocidos y prácticamente universales: el trío de polacos de Piszczek-Blaszczykowski y Lewandowski, pilares de su selección; Mats Hummels, Roman Weidenfeller, Mario Götze (luego transferido al FC Bayern), Ilkay Gündogan, Erik Durm, Matthias Ginter y Kevin Grosskreutz- la camada borussa de la Alemania campeona del mundo-; jugadores como Nuri Sahin y Shinji Kagawa, vendidos al Real Madrid y Manchester United respectivamente (para luego ser readquiridos); incluso el último gran goleador paraguayo, Lucas Barrios; y por supuesto, Marco Reus.

Lo cierto es que estos son los primeros 8 años de glorias para un técnico aún joven, que logró brindarle una estabilidad sin igual en el Borussia Dortmund, además de los ya mencionados resultados. Klopp aún es joven y seguramente delante de él yace un futuro lleno de mucho más triunfo. Tras anunciar que no tomará un año sabático, comienza a especularse con su destino, y dónde creará su siguiente proyecto, siendo Inglaterra el principal objetivo de los rumores.

CATORCE técnicos han dirigido al Hamburger SV, hoy en descenso, a lo largo de la Era Klopp. Casi una década al mando es proeza de un genio. (vía Transfermarkt.de)

CATORCE técnicos han dirigido al Hamburger SV, hoy en descenso, a lo largo de la Era Klopp. Casi una década al mando es proeza de un genio. (vía Transfermarkt.de)

En su lugar se habla de la llegada de Thomas Tuchel, quien fue sucesor de Klopp en el Mainz. Tras un año sin dirigir a ningun equipo y nada más estudiar y aprender más, el técnico sin club más cotizado de Alemania podría conseguir su nuevo hogar en el estadio más grande Alemania, junto a una de las fanaticadas mas fervientes del fútbol mundial.

La relevancia del proyecto Klopp fue evidente al conocerse su fin: Twitter explotó con la noticia a nivel mundial, y cada seguidor de fútbol, hincha o no del BVB, sintió algo de dolor al conocer la noticia. Era el cierre de una era dorada en los aurinegros de Dortmund y el siempre sutil recuerdo de cuán efímero y cambiante es el fútbol; razón por la que este deporte es el deporte rey.

Por sus particulares mañas, sus explosivas reacciones, sus cómicas ruedas de prensa, su pasión y entrega, su capacidad de hacer lo suyo codearse con lo mejor del mundo, así como de su rol honorario de embajador del fútbol alemán en el mundo, y  sus logros, decimos #DankeKloppo. Ojalá y tu futuro recaiga en Alemania nuevamente, más temprano que tarde.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top