Opinión

Club regional de neonazis, por ser expulsado del fútbol alemán

El FC Ostelbien Dornburg ha pasado a convertirse en la última semana en el equipo de moda en el fútbol alemán, y no precisamente por ningún logro positivo. Este club, perteneciente a la liga regional del condado de Sajonia Anhalt, podría ser expulsado de la Kreisliga tras las denuncias recibidas por parte de la Federación de Fútbol de dicho condado, ante la actitud «neonazi» del club y sus integrantes.

Según medios alemanes, hasta cuatro clubes de dicha liga regional han interpuesto denuncias ante la Federación de Sajonia Anhalt, debido a la conducta de los jugadores del Ostelbien Dornburg. Según medios locales, al menos quince jugadores del primer equipo son reconocidos por los servicios de inteligencia por ser militantes de organizaciones neonazis. Así, de los dieciocho integrantes del primer equipo, sólo tres estarían fuera de dicha lista.

El Ostelbien Dornburg, que comenzaría a competir oficialmente el próximo 29 de agosto, deberá ahora esperar a la decisión que tomará la Confederación Nacional de Deportes, ante una serie de denuncias que hablan de «ataques físicos y verbales contra árbitros, rivales y espectadores».

Según Erwin Bugar, presidente de la Federación de Sajonia Anhalt, «el club viola brutalmente los estatutos de la federación.» Así mismo, prosigue Bugar «en el equipo no se toman medidas contra la violencia, sino que la suscitan.» 

De igual forma, la Federación de Sajonia Anhalt ha confirmado que 59 de sus 65 árbitros se han negado a arbitrar cualquier encuentro del Ostelbien Dornburg, en tanto que un portavoz del club ha calificado las denuncias como «injustificadas e irrazonables.»

El club, fundado el 8 de mayo de 2011, ya tuvo en sus inicios problemas ante el Tribunal Administrativo, quien intentó rechazar la petición de licencia deportiva al club, aunque sin éxito. Resalta el capitán del club, Dennis Wesemann, uno de los fundadores del grupo neonazi Blue White Street Elite en Sajonia Anhalt. Tras esto, Wesemann ganó un juicio ante el Ministerio del Interior alemán, que intentó cerrar dicha organización sin éxito. Posteriormente, Wesemann se postuló como candidato a la alcaldía de Dornburg. Se trata de un empresario que vende ropa en cuyos mensajes se incentiva a la violencia, principalmente con carácter racial y xenófobo. Una empresa con un volumen de ventas que supera los 280.000 euros anuales.

Wesemann, capitán del club, luce el dorsal número 18 en el Ostelbien Dornburg, en alusión a un código popular existente en la ultra derecha consistente en el número que ocupan en el alfabeto las iniciales de Adolf Hitler. El jugador se encuentra además en pleno proceso judicial después de que el pasado 3 de enero amenazara a un árbitro en el vestuario con el puño en su rostro. Esa misma noche participó en una multitudinaria pelea ocurrida en la puerta de un club nocturno en Magdeburgo, junto a algunos de los integrantes de Blue White Street Elite.

En el pasdo mes abril, en un encuentro ante el SG Blau-Weiß Niegripp de Magdeburgo, Fitim Cimili, jugador kosovo-albanés, fue escupido y empujado en reiteradas ocasiones por un jugador del Ostelbien Dornburg, precisamente el capitán Dennis Wesemann. Wesemann no vio ni siquiera la roja, y Cimili no continuó en el partido. Esta temporada se ha retirado definitivamente del fútbol, mientras que asegura que «nadie en mi casa me creería si les cuento que he vivido algo así en Alemania.»

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top