1.Bundesliga

Lewandowski de Oro

En la actualidad, en la órbita del fútbol a nivel mundial existen dos niveles. El primero, compuesto por Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, ambos extraterrestres. El segundo, por el resto de jugadores que, a sabiendas de que resulta prácticamente imposible alcanzar a los del primer nivel, hacen todo lo posible por destacar en sus respectivos ámbitos.

En este segundo nivel hay un número casi infinito de jugadores, todos ellos divididos en sub-niveles. Dividir los mismos y mencionar a jugadores de cada uno de ellos conllevaría a una infinidad de caracteres y tiempo del que no disponemos. Lo único seguro es que tras lo ocurrido en el día de hoy, Robert Lewandowski se ha reafirmado como un jugador de la élite, de los que poseen capacidades técnicas y mentales a una altura superior a la de cualquier circunstancia adversa.

Ante todo, cabe destacar tres hechos. Uno: el Bayern Múnich recibía esta noche al Wolfsburgo con motivo de la disputa de la séptima jornada de la Bundesliga. Dos: Pep Guardiola dejó de suplente a Robert Lewandowski al inicio del choque. Y tres: al descanso, el Wolfsburgo gana con marcador de 0-1 gracias a un tanto de Daniel Caligiuri. Hasta aquí conocemos lo esencial. El resto ya forma parte de la historia. Y cuando nos referimos a historia, lo hacemos de verdad, de forma literal. Hoy Robert Lewandowski ha pasado a la historia.

En un intento desesperado por corregir los fallos de la primera parte, Guardiola opta en el descanso por introducir a Javi Martínez sobre el terreno de juego en lugar de Juan Bernat, mientras que Lewandowski saltaba al Allianz-Arena en detrimento de Thiago Alcántara. Desde el minuto 46 de partido y hasta el 50′, el ariete polaco no tocó ni un sólo balón. El Bayern vasculaba y combinaba en busca de algún espacio en la línea de cuatro que plantó atrás Dieter Hecking para el choque de esta noche. Línea hasta entonces, infranqueable.

Pero nueve minutos fueron suficientes para cambiar toda la historia. Lewandowski tocó su primer balón a los 51 minutos. Nueve minutos y nueve contactos con el balón fueron suficientes. A los 60′ de partido, el Bayern Múnich ganaba 5-1 con cinco goles de Robert Lewandowski.

No cabe necesidad de hablar de los goles. En este caso, las imágenes hablan por sí solas. Pero sí cabe enfocar la proeza conseguida esta noche por Lewandowski desde dos puntos de vista: el estadístico y el fútbolístico, si cabe. Porque la actuación del 9 del Bayern Múnich esta noche no estuvo a la altura del fútbol; se pasó de nivel.

Con sus cinco goles de hoy en nueve minutos, Robert Lewandowski:

  • Se ha convertido en el primer sustituto en salir al campo y marcar cinco goles en la historia de la Bundesliga.
  • Pasa a ser el cuarto jugador en la historia del Bayern Múnich en marcar cinco goles en un partido de Bundesliga, desde que lo hiciera Dieter Hoeness en 1984, en su caso, en 22 minutos.
  • Se erige como el primer jugador que alcanza los cinco goles en un encuentro de Bundesliga desde que lo hiciera Michael Tönnies (MSV Duisburgo) en 1991 ante el Karlsruher SC.
  • Consigue ser el jugador más rápido en marcar cinco goles en un partido en la historia de la Bundesliga, con un récord de 9 minutos.
  • Se alza como el primer suplente de la historia en marcar cinco goles en un partido entre las cuatro principales ligas de Europa (Serie A italiana, Bundesliga alemana, Premier League inglesa y Liga BBVA española).
  • Consigue ser el jugador más rápido de la historia en marcar cinco goles en un partido entre las cuatro principales ligas de Europa (Serie A italiana, Bundesliga alemana, Premier League inglesa y Liga BBVA española), consiguiéndolo en 9 minutos.

Futbolísticamente hablando, ha subido de categoría. Ganó el Bayern, pero por encima de todo, ganó Lewandowski. Ganó porque la pasada temporada hubo críticas. Se murmuraba sobre su rendimiento. Antes de esta séptima jornada, sumaba tres goles en Bundesliga. Ahora son 8 en 7 jornadas. Un recital de goles que pudo ampliarse a la cifra de seis de no haber sido por Ricardo Rodríguez, quien le sacó un balón en la línea al polaco, con Diego Benaglio ya batido y el electrónico del Allianz-Arena marcando un 5-1 para los bávaros.

Si bien el primer nivel, el de los Ronaldo y Messi, parece inalcanzable. Si bien Lewandowski probablemente nunca gane un Balón de Oro, el recital de hoy está a dicha altura. O al menos a la suficiente para hablar de un Robert Lewandowski de oro.

1 Comment

1 Comment

  1. FriburgoFAN

    23/09/2015 at 0:08

    Increible, vi el partido en vivo, parecía que estaban repitiendo el gol anterior, pero era otro!! Y así cinco veces.
    Claro que va a ser difícil hacer algo así en la champions, pero lewa hizo historia hoy. Idolo!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular en Mi Bundesliga

To Top