1.Bundesliga

Ola de incidentes empañan la Bundesliga

En el transcurso de la jornada 13 se registraron varios incidentes por parte de los aficionados en las cercanías de los estadios que alojaron los partidos de la Bundesliga.

La semana pasada, a consecuencia de las constantes amenazas de ataques terroristas en la región occidental de Europa, en Alemania los funcionarios de seguridad instaron a los aficionados que iban a ser parte de una nueva jornada de la Bundesliga a que desistan de utilizar pirotecnia –la cual es abundante en el fútbol alemán, pero que provoca la penalización económica a los clubes- y que se comporten correctamente para facilitar los operativos de las policías locales.

Sin embargo, la advertencia amistosa por parte de las autoridades pareció haber incentivado más a los inadaptados de siempre, que volvieron a tomar el protagonismo antes y después de algunos de los partidos más importantes, como lo que sucedió en Gelsenkirchen. Allí, los efectivos de seguridad reportaron que 196 seguidores de Bayern Munich y VfL Bochum “fueron arrestados cuando estaban armando disturbios en el acceso norte del Veltins Arena”. A su vez, la policía indicó que se trató de “un caso de extrema violencia” que de no haber sido detenido podría haber causado graves consecuencias.

Otros casos similares ocurrieron en Mönchengladbach y en Wolfsburg con los fanáticos de los equipos visitantes, Hannover y Werder Bremen, como nefastos protagonistas. Cerca de 238 seguidores de los 96ers fueron deportados de vuelta a Hannover con escolta policial luego de que se hayan enfrentado brutalmente con los aficionados del Gladbach en la estación de trenes Lürrip tres horas antes del comienzo del partido, que aparentemente poco les importaba. Como saldo adicional, varios efectivos policiales fueron heridos según reportes oficiales. Por otro lado, unos 80 seguidores del Werder Bremen se enfrentaron con la policía y provocaron grandes disturbios mientras de dirigían al Volkswagen Arena donde su equipo luego recibiría una rotunda goleada.

De todas formas, la violencia no solo se registró en la antesala a los partidos de la primera división sino que también en la 3.Liga se registraron fuertes incidentes, precisamente en el partido entre Sonnenhof Großaspach y 1.FC Magdeburg. Luego de que el conjunto local anotara el 1-0, los aficionados del Magdeburg irrumpieron en el estadio con la apertura de una de las puertas que conecta las gradas con el campo de juego y se enfrentaron enardecidamente a los miembros de seguridad que rápidamente fueron a neutralizar su ingreso masivo al terreno de juego, pero fueron los propios futbolistas del 1.FC los que terminaron por convencer a los inadaptados de volver a sus lugares en la tribuna.

https://youtu.be/cxqNtglWLyo?t=2m20s

“Los políticos deben de una vez por todas sentar medidas ejemplificadoras: aquel que ataque a un oficial de policía debe ser arrestado sin vuelta atrás”, afirmó Jörg Radek, presidente de la Unión de Policías (Gewerkschaft der Polizei – GdP -). A su vez, la máxima autoridad policial destacó que la violencia contra la policía está siendo “cada vez más frecuente” y que “es inaceptable” que aún hoy no haya medidas firmes para estos casos particulares.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top