1.Bundesliga

Peter Fischer defiende a los ‘ultras’ del Frankfurt

Un derbi que llevaba 33 años sin disputarse caldeaba los ánimos en el Commerzbank-Arena. Eintracht Frankfurt recibía a Darmstadt por el derbi del Hesse. Y si los ánimos ya estaban hirviendo, se pusieron peor cuando Aytac Sulu le dio los 3 puntos al conjunto azul, lo cual generó escenas vergonzosas por parte de los ‘ultras’ del Frankfurt, que actuaron de forma violenta dentro del estadio e incluso quemaron emblemas de su rival esa noche en las tribunas. Y como si no bastara con eso, el presidente del club, Peter Fischer, defendió la conducta de aquellos inadaptados de manera indirecta.

En sus palabras: “Hasta cierto punto hay que admitir que esto suceda, hay que aceptar la cultura de los fanáticos. Debemos admitirla tal y como es, pues desde 1899 tenemos un club de fans con su cultura. Hay que entender también que hay mucha pasión y frustración en el momento, y que, antes de ir a golpear a cualquiera, prefiero que quemen una bandera. Siempre debe haber ‘válvulas de escape’… Si no, ¿cómo dejarían escapar su frustración?”

Estas escenas fueron defendidas por el presidente del Frankfurt generaron vergüenza en el entorno del club rojinegro. Foto de kicker.de

Esta escena de quema de banderas del Darmstadt, que fueron admitidas por el presidente del Frankfurt, generaron vergüenza en el entorno del club rojinegro. Foto de kicker.de

Pero aquí viene el detalle: según lo que se percibió, la quema de emblemas del Darmstadt fue algo totalmente planeado, no meramente un acto provocado por la rabia. Si fuera así, seguramente muchos más fans del Eintracht hubieran hecho lo mismo. Además, los argumentos que Fischer expuso fueron vagos e inconclusos, más si se considera que todo parece haber sido planeado de antemano y no necesariamente se hizo debido a la derrota sorpresiva de las ‘águilas’.

Ya desde noviembre los sectores más radicales del Frankfurt incitaban al odio contra el Darmstadt en polémicos afiches donde se invitaba a ir a la caza del “cerdo-lirio”, en clara y despectiva referencia al Darmstadt. Todo apunta a un odio ciego hacia el club vecino y sus seguidores, cosa que no pasó desapercibida para el club azul, aunque parece que a Fischer no le importó gran cosa. Otro detalle es que según Fischer se podían comprar banderas afuera del estadio por 20 euros. Pero en realidad no había algo como eso ese día, y se especula que los emblemas fueron robados, cosa que él se negó a reconocer diciendo que sería ‘polémico’.

El verdadero espíritu del fanático se debe reflejar en las coreografías, los cantos, el ambiente, no por hechos violentos. El sólo hecho de que Fischer tuviera palabras permisivas con respecto a los ‘ultras’ del club y sus reprochables acciones se puede considerar una metedura de pata monumental. Sin embargo, Heribert Bruchhagen, manager del club, sí emitió una opinión justa sobre todo esto. “De verdad detesto lo que pasó, esto no es lo que realmente es el Frankfurt. Uno puede disgustarse de muchas otras formas, pero disgustarse de esa manera no es propio del fútbol. No justifico para nada la derrota, y debemos pensar en qué podemos aprender de todo ésto. Llevamos varios años en el proceso. Sin embargo, esto fue vergonzoso en muchos sentidos.”

¿Qué piensan acerca de éste tipo de situaciones? ¿Se deben castigar, o tolerar por ser solo ‘libre expresión’ de los hinchas? ¡Esperamos su opinión!

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top