1.Bundesliga

Legado Guardiola: Palacio con reyes de cristal

En las últimas cuatro temporadas el Bayern München fue imperial. Los títulos de Bundesliga, Copa de Alemania, Supercopa de Alemania, Champions League, Supercopa de Europa y hasta la Copa Mundial de Clubes adornan las lujosas recámaras de un palacio bávaro que tiene reyes de cristal.

A medida que los campeonatos llegaban a München la lista de lesionados incrementaba. Es curioso que un equipo que sufrió muchas bajas por lesión se haya consolidado como uno de los tres equipos más importantes de los últimos años. Pero esto tiene una explicación en la calidad de jugadores que integran la plantilla.

Es que el hecho de contar con dos o tres futbolistas de clase mundial por posición ha ido camuflando a aquellos que caían en la desgracia de lesionarse y así el rendimiento colectivo mantenía una base competitiva de alto nivel. Un ejemplo fehaciente –entre tantos que hay- es el de la temporada 2012/13, cuando Toni Kroos perdió los últimos meses de competencia por lesión y surgió la figura de Javi Martínez como acompañante de Bastian Schweinsteiger en el mediocampo. El propio centrocampista español fue quien en la Supercopa de Europa mantuvo al Bayern con vida a segundos de perder la final.

Sin embargo, el problema de las lesiones fue en aumento en los últimos dos años y marcó a fuego la ‘Era Guardiola’. Es que desde la llegada del entrenador catalán, la plantilla no se ha mostrado muy bien en términos físicos y esto tuvo su repercusión, sobre todo, en las etapas decisivas de Champions League. Las dos últimas eliminaciones vieron a un FC Bayern diezmado, con muchos retoques de emergencia en sus alineaciones para poder completar un once inicial. Y en el máximo nivel, cualquier detalle es decisivo.

A pesar de haber llegado a semifinales, en 2014 el Real Madrid fue el responsable de desnudar al equipo de Guardiola con un lapidario 4-0 en Allianz Arena. En 2015, fue Barcelona quien lo dejó afuera de la final en Berlín con un global de 6-3. Las críticas cayeron sobre Pep y uno de los enfoques fue su modo de manejarse con los futbolistas que físicamente no estaban al cien por ciento. ¿Está aquí la clave de la fragilidad de los jugadores del Bayern?

Müller-Wohlfahrt Bayern Múnich

Müller-Wohlfahrt y Guardiola rompieron relaciones a causas de las reiteradas lesiones en el equipo.

Casualmente –o causalmente- quienes se lesionan una vez vuelven a recaer. Basta con recordar los casos de Franck Ribèry, Medhi Benatia o Mario Götze –exceptuando a Holger Badstuber que viene de lesión en lesión desde antes del arribo de Pep al banquillo. Pero el caso paradigmático es el de Arjen Robben. Sobre el final de la temporada pasada, el holandés venía de una lesión muscular y se avecinaban etapas decisivas en Champions League. Guardiola decidió incluirlo ante Borussia Dortmund el fin de semana previo a jugar ante Barcelona para que gane ritmo… pero fue una decisión errónea. Robben cayó solo al césped de Allianz Arena a los 18 minutos del partido y no volvió a ver acción por el resto del curso.

El caso Robben fue la gota que rebalsó el vaso y que terminó en la renuncia del histórico médico del club Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt. El ícono de la medicina deportiva de Alemania criticó duramente a Guardiola por su exigencia para contar con los jugadores lo más rápido posible a pesar de no estar en óptimas condiciones.

Lejos de querer defender las decisiones de Guardiola, es una realidad que el demandante calendario y las exigencias extremas que tiene siempre el FC Bayern de ganarlo todo hacen que los futbolistas sean sobreexigidos y que aquellos que están lesionados vuelvan al ruedo incluso si no están al cien por ciento. Pero en el último tiempo, esta situación le quitó más de lo que lo benefició al club muniqués y, lamentablemente, se ha convertido en un sello distintivo de la gestión Guardiola.

Hoy una nueva lesión sacude al Bayern München. Holger Badstuber se fracturó el tobillo y se sumó a una lista de lesionados que se agranda conforme avanza la temporada. En recuento, a lo largo de la temporada han pasado por la enfermería Mario Götze, Jèrome Boateng, Franck Ribèry, Medhi Benatia, David Alaba, Rafinha, Javi Martínez, Thiago Alcántara, Arturo Vidal, Sebastian Rode, Xabi Alonso, Sven Ulreich, Juan Bernat y Arjen Robben.

Una cantidad infernal de bajas tuvo el Bayern, pero igualmente todavía está en carrera por los tres títulos de la temporada: líder de Bundesliga con ocho puntos de ventaja, semifinalista de la DFB Pokal y en fase final de Champions League. Sin Boateng, Badstuber, Martínez, Ribèry y Götze lesionados y con los compromisos venideros, ¿volverán las bajas a pasar factura en el tramo final? Lo cierto es que, como en años anteriores, a esta altura el palacio tiene reyes de cristal.

1 Comment

1 Comment

  1. jose

    18 febrero, 2016 at 1:46 pm

    La realidad es que debemos vender o deshacernos de Benatia, Badstuber, Gotze, Robben, Ribery y del inútil de Rafhiña. Esa es la realidad, además del impresentable de DT que ya tuvo que haberse ido en 2015. Un nuevo modelo para los próximos años donde la clave sera la eficacia defensiva, sobre todo en la parte central. MiaSanMia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top