1.Bundesliga

Startelf & Kapitän de la Jornada 23 de la Bundesliga

En MiBundesliga te presentamos una nueva entrega de nuestra sección ‘Startelf & Kapitän’ en la que tienen lugar los once futbolistas que tuvieron una actuación destacada el fin de semana, a la vez que consagramos al mejor como nuestro Kapitän. A continuación, el Startelf de la jornada 23 de la Bundesliga:

1418141_Dream_Team

Ron-Robert Zieler (Hannover 96): El arquero internacional tuvo una espectacular jornada en la visita a Mercedes Benz Arena. A pesar de haber encajado un gol, Zieler fue determinante en el segundo tiempo del partido para que Stuttgart no pueda llegar al empate, más allá de haberlo intentado por todas las vías. El alemán encontró también en el azar un aliado fundamental para completar una buena jornada.

Lukas Piszczek (Borussia Dortmund): Tanto intentó por el andarivel derecho del ataque aurinegro hasta que logró su cometido. El lateral polaco estuvo bien en la defensa de un Kevin Volland intratable, pero su mayor mérito fueron las transiciones ofensivas ya que realizó un esfuerzo físico sobrehumano para llegar a cada balón en profundidad y de allí que en uno de los últimos intentos del partido envió el centro que conectó Adrián Ramos para el 2-1 sobre Hoffenheim.

Carlos Zambrano (Eintracht Frankfurt): La buena actuación del zaguero peruano en el empate sin goles entre las Águilas y el Schalke 04 en el cierre de la fecha fue de lo más destacado del partido. Carente de emociones fuertes, el juego fue muy equilibrado y la férrea tarea defensiva de Zambrano –sobre todo en la marca de Huntelaar y luego Di Santo- permitió que Eintracht conservara su valla invicta por segundo partido consecutivo.

Aytac Sulu (Darmstadt 98): Los Lirios tienen esta temporada en Sulu un defensor central de llamativo olfato goleador, algo que no es común. El turco-alemán de 30 años marcó en el empate de Darmstadt con Werder Bremen y llegó así a los 6 goles por Bundesliga, transformándose en el defensor más goleador del actual curso y el segundo máximo artillero del equipo por detrás del centrodelantero Sandro Wagner (9).

Christian Schulz (Hannover 96): El capitán fue el máximo responsable de que Hannover 96 obtenga su primera victoria bajo las órdenes del entrenador Thomas Schaaf y así corte una racha de 8 derrotas seguidas por Bundesliga. Schulz se estrenó en la red esta temporada anotando los dos goles con los que Hannover venció 1-2 al Stuttgart en condición de visitante, algo que no lograba desde el 1 de noviembre ante Hamburger SV (también por 1-2).

Ilkay Gündogan (Borussia Dortmund): A pesar de haber entrado en el segundo tiempo, el papel de Gündogan en la noche de Signal Iduna Park fue clave. Su ingreso liberó a Nuri Sahin y fue él quien agarró las riendas del fútbol ‘borusser’. Gündogan le dio sentido a cada avance del Dortmund cuándo éste necesitaba de precisión milimétrica para superar la defensa de Hoffenheim. Así, el internacional alemán asistió a Mkhitaryan para el empate y luego cruzó el balón para Piszczek, quien luego asistió a Ramos para el 1-2 parcial.

Henrikh Mkhitaryan (Borussia Dortmund): A partir del ingreso de Gündogan al equipo, Mkhitaryan encontró el socio perfecto para superar un rocoso sistema defensivo de Hoffenheim. El volante armenio fue el nexo entre los mediocentros y la línea ofensiva, desplegándose por ambas bandas, donde la jugada lo requería. Además, contribuyó con el gol del empate transitorio del Dortmund, que desde ese momento envió un vendaval de ataques sobre el área de Hoffenheim que terminaría en la victoria.

Kevin Volland (1899 Hoffenheim): Más allá de que su equipo haya caído en la visita a Westfalia, Volland fue uno de los mejores de su equipo y del partido. El delantero devenido a volante externo con llegada al gol cumplió con la difícil tarea de mantener la disciplina defensiva, la cual requiere de un enorme despliegue físico y fortaleza mental. A su vez, tuvo también repertorio para atacar por el costado izquierdo del campo y combinar con Nadiem Amiri para complicar en reiteradas oportunidades a Roman Bürki.

Yunus Malli (Mainz 05): Impresionante rendimiento individual con repercusión colectiva del mediapunta alemán. Malli volvió a encandilar a todo Coface Arena con su enorme talento y sus impredecibles apariciones, y jamás pudo ser contenido por los mediocampistas y defensores de Bayer Leverkusen. Por derecha, por izquierda y por el corazón de la defensa rival, Malli tuvo una preponderancia abrumadora y se despachó con dos goles en el contundente 3-1 de Mainz sobre Leverkusen.

Claudio Pizarro (Werder Bremen): La leyenda continúa. Y parece que tiene para rato. Claudio Pizarro salvó un punto que parecía perdido ante Darmstadt 98 cuando a dos minutos para el cierre del partido anotó el 2-2 definitivo para el conjunto de Viktor Skripnik. Con este gol in extremis, el peruano de 37 años alcanzó el quinto puesto de máximos anotadores de la historia de la Bundesliga (182), superando al mítico delantero del Bayer Leverkusen Ulf Kirsten.

Kingsley Coman (FC Bayern München): El extremo francés está jugando cada vez mejor e impone una competencia cara a cara con grandes apellidos como Ribèry, Robben o Douglas Costa gracias a su despliegue y desequilibrio individual. En un partido difícil ante Wolfsburg en VW-Arena, Coman llegó varias veces a posición de gol y de hecho fue quien abrió el marcador capitalizando un balón perdido en el área.

 

EL KAPITÄN DE LA SEMANA

Foto: Kicker.de // Getty Images

Foto: Kicker.de // Getty Images

Christian Schulz es el elegido como el jugador más destacado de la joranda 23 de la Bundesliga. En un contexto adverso, que encuentra al Hannover 96 en una delicada situación futbolística y de posicionamiento en la tabla, el marcador central del equipo anotó dos goles claves en las aspiraciones del club para mantener la categoría.

La simbología de que sea Schulz, el capitán, quien marcara los goles del triunfo es un impacto emocional adicional para un equipo que venía golpeado de ocho partidos seguidos con derrotas mientras veía cómo los rivales directos se alejaban poco a poco. Además, el exjugador de Werder Bremen también fue parte vital de una defensa que se entregó hasta los últimos instantes del partido para mantener la ventaja sobre un Stuttgart que llegaba invicto en el año.

Gracias a esta victoria, Hannover respira y tiene una vida más en la batalla por permanecer en primera división, ya que alcanzó los 17 puntos y quedó a uno de Hoffenheim (perdió vs Dortmund) y a cuatro del puesto de Relegation, ocupado por Werder Bremen (empató con Darmstadt). Los Rojos deberán reafirmar los tres puntos en un partido complejo cuando este martes reciban a Wolfsburg por la fecha 24 de la Bundesliga.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top