1.Bundesliga

El banquillo del Schalke

Tras finalizar la Bundesliga, los de Gelsenkirchen hacen balance de la temporada. El quinto lugar en la clasificación les otorga el pase directo a la UEFA Europa League 2016-17, habiendo quedado un puesto por encima que el que obtuvieron en la anterior campaña. Eso podría indicar una mejoría posterior a la marcha de Roberto Di Matteo, pero el nivel de juego mostrado a lo largo del año ha sido irregular. Tanto, que con la llegada de Heidel a la dirección general del club se ha decidido abortar la continuidad de André Breitenreiter, quien estuvo dos temporadas SC Paderborn, incluyendo un ascenso a la máxima categoría.

En cuanto se supo dicha noticia empezaron a sonar nombres para ocupar la plaza del ya ex técnico nacido en Langenhagen. Hay dos en especial que se han vinculado con bastante fuerza, pero uno que parece estar más cerca del otro. Y es que tan solo un acuerdo económico entre Augsburg y Schalke separa a Markus Wienzierl de formar parte del staff de los mineros. Cabe recordar que el entrenador con origen en Straubing logró que la entidad bávara finalizase en quinto lugar en el pasado curso, obteniendo un billete para disputar la UEFA Europa League en la que fueron eliminados por el Liverpool de Jürgen Klopp en dieciseisavos. En dicha eliminatoria dejaron muy buenas sensaciones y estuvieron a punto de sorprender al que ha terminado siendo el subcampeón de la competición. No obstante, entre las lesiones y la poca profundidad de la plantilla, han visto como el descenso llamaba a las puertas y amenazaba seriamente con relegarles a la categoría de plata. Pero al final han logrado salvar los muebles y mantenerse en primera división.

El propio Wienzierl parecía estar muy cerca de ser el nuevo técnico del RB Leipzig en su gran proyecto económico y deportivo, pero declinó la oferta, lo que terminó provocando que dicho lugar fuese ocupado por Ralph Hassenhüttl. Al parecer tendría muy avanzadas las negociaciones por el Schalke, habiendo sido convencido para estar a las órdenes de la nave de Gelsenkirchen. Sin embargo, el aún club actual se remite a la cláusula de rescisión: 1,8 millones de euros.

Siempre que se le ha preguntado cuando la temporada seguía en curso decía que en cuanto finalizase la Bundesliga hablaría sobre su futuro. Ahora que la competición doméstica ya ha bajado el telón ha cumplido su palabra: «Siempre dije que me estaba concentrando en el descenso. Ahora estamos negociando y cuando se tome una decisión ya podremos anunciarla.»

En Augsburg ya dan por perdido al técnico y en los medios locales empieza a perfilarse su sustituto. Por ahora el que está más cerca de serlo es Dirk Schuster del Darmstadt, que ha quedado dos lugares por debajo pero con la misma cantidad de puntos.

La otra alternativa sería André Villas-Boas, ya que según Heidel hay que tener varias opciones sobre la mesa por si una de ellas no termina en acuerdo. Un punto a favor para el portugués es que finaliza su contrato con el Zenit de San Petesburgo en este junio, mientrás que Weinzierl lo hace dentro de tres temporadas. El hecho de no tener que pagar a otro club hace que el ex entrenador de Porto, Chelsea y Tottenham gane enteros.

Para el nuevo manager esta es una forma de empezar un proyecto de cero, veremos quien es el que finalmente termina ocupando el banquillo minero, quien tiene uno de los equipos con mayor proyección del territorio germano. El objetivo del elegido será devolver al club a la UEFA Champions League y hacer un buen papel tanto en la UEFA Europa League como en la DFB Pokal.

1 Comment

1 Comment

  1. LUDI

    23 mayo, 2016 at 10:48 am

    a ver cuando el Schalke con todo su npotencial comienza a jugar bien, son ya muchos años muy por debajo de donde deberían estar
    será clave que por una vez acierten en el entrenador

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top