Euro 2016

El futuro de Schweinsteiger y Podolski, a debate

Una vez finalizada la trayectoria en la Eurocopa de Francia, tras la derrota en semifinales ante la escuadra local, llega el momento de debatir el futuro de una selección alemana que por segunda Eurocopa consecutiva, sucumbe en las semifinales de la cita continental. Las nuevas generaciones, que vienen empujando cada vez más fuerte por hacerse con un sitio en el primer equipo, serán la clave del elenco que se verá en la Copa del Mundo de Rusia 2018. Pero antes Joachim Löw y algunos de los miembros más veteranos de la plantilla deberán decidir qué camino seguir en los tiempos que están por venir.

Precisamente, la continuidad del propio técnico germano es una de las cuestiones que podrían suscitar un debate, aunque todo parece indicar que no existen motivos para dudar de la figura de Löw. Así lo ha querido recalcar en el día de hoy Oliver Bierhoff, manager de la selección germana, quien afirmó confiar en la presencia de Löw al frente de Alemania, al menos hasta el término del Mundial 2018, tal y como estipula su actual contrato: “después de estos torneos el entrenador siempre necesita paz y distanciamiento, pero creo firmemente que seguirá al frente del equipo.”

Por otro lado, son dos los principales nombres cuya continuidad está aún indefinida en la selección nacional: Bastian Schweinsteiger y Lukas Podolski. Ambos jugadores, los más veteranos de esta selección -ambos con 31 años- parecen contar con pocas posibilidades de llegar a la magna cita de Rusia. A dos años del torneo, y ante el empuje de los jugadores más jóvenes, parece difícil valorar una continuidad plena para ambos, dados los problemas de lesiones del primero, y el pobre papel que ha desempeñado el segundo en los últimos años.

Ambos jugadores han participado en todas las competiciones disputadas por Alemania desde 2004. Tanto Schweinsteiger como Podolski debutaron un 6 de junio de 2004 ante Hungría, en un amistoso preparatorio para la Eurocopa de Portugal. Desde entonces, ni el mediocentro del Manchester United, ni el atacante del Galatasaray se han perdido ninguna de las citas en las que la selección alemana ha participado. Sin embargo, los caminos seguidos en los últimos años han sido diferentes.

Schweinsteiger siempre ha sido de la confianza de Löw. No en vano el técnico alemán lo ha llamado para esta Eurocopa, tras un año en el que las lesiones habían castigado a un ‘Schweini‘, que en su primera temporada en la Premier League sólo consiguió disputar 1.801 minutos, de un total de 3.420 minutos en juego. En Francia, Schweinsteiger ejerció el papel que le tocaba. El de dirigir a una joven selección, y por qué no, aprovechar su madurez para desatascar situaciones incómodas de partido, como en la victoria inaugural ante Ucrania, en la que el ex del Bayern Múnich ejerció de líder marcando en el minuto 92, sólo dos minutos después de saltar al campo.

Schweinsteiger Podolski

El destino quiso que una aparatosa mano del capitán de la selección marcara el principio del fin para Alemania en la Eurocopa. Foto: Alexander Hassenstein – Getty Images.

Por su parte, el futuro de Lukas Podolski despierta aún más dudas, dada principalmente su falta de oportunidades en la selección en los últimos años. Ya en el Mundial de Brasil, el actual atacante del Galatasaray turco sólo consiguió disputar 52 minutos: los 4 finales de la goleada inaugural ante Portugal, y la primera mitad del último encuentro de fase de grupos ante Estados Unidos. A pesar de las escasas oportunidades, Löw siguió contando con ‘Poldi‘. Esta vez para la fase clasificatoria de esta Eurocopa. Un total de diez jornadas, de las que el veterano delantero intervino en siete, sumando sólo a sus registros dos asistencias, en la goleada por 4-0 ante Gibraltar.

El pobre casillero de uno de los históricos referentes ofensivos de la Alemania de los últimos tiempos, ha podido ser el principal factor que hayan llevado a Löw a darle apenas 18 minutos de juego en la presente Eurocopa a Podolski. Los 18 minutos finales del ya sentenciado choque de octavos de final ante Eslovaquia, con Alemania por encima en el marcador por 3-0. Sin embargo, la decisión del seleccionador podría justificarse atendiendo a los números del artillero en los últimos años. Y es que Podolski no marca con la selección en partido de torneo oficial (no amistoso internacional), desde la victoria por 1-2 ante Dinamarca en fase de grupos de la Eurocopa de 2012. Desde entonces, el jugador de 31 años ha disputado 15 encuentros oficiales con la selección en seis años (sólo dos de ellos como titular y apenas uno completo) -entre Copa del Mundo, fase de clasificación para Eurocopa, y la propia última Eurocopa- sin haber conseguido marcar ningún tanto.

Schweinsteiger Podolski

Lukas Podolski disputa un balón ante Eslovaquia, en la que podría haber sido su última participación con Alemania en una competición oficial. Foto: Alexander Hassenstein – Getty Images.

Pero los problemas para Löw no culminan ahí. El problema de fondo se encuentra en la ausencia de un referente ofensivo en Alemania, toda vez presenciada la desafortunada ausencia de Thomas Müller en la última Eurocopa, tras una temporada en la que el jugador del Bayern Múnich venía de marcar la friolera de 32 goles. Sin embargo, en la última Bundesliga sólo cinco fueron los jugadores -además de Müller- capaces de superar la cifra de los 10 goles. Marco Reus, baja por lesión en la cita continental, alcanzó las doce dianas, cifra que compartió con Moritz Hartmann (Ingolstadt – 30 años) y Alexander Meier (Eintracht Frankfurt – 33 años), todos ellos por detrás de Daniel Didavi (Stuttgart – 26 años) con 13 goles, y de Sandro Wagner (Darmstadt – 28 años) quien con 14 goles fue el delantero alemán más goleador de la última Bundesliga, aunque lejano de los 20 tantos de Müller. En total, un extremo lesionado, una estrella que no brilló, tres delanteros que nunca habían alcanzado tal cifra de goles en una máxima categoría y uno al que los goles le han llegado algo tarde –podría decirse que Alexander Meier es el Aduriz alemán– han sido los máximos productores de goles alemanes de la pasada Bundesliga.

Schweinsteiger Podolski

Con sus 14 dianas, Sandro Wagner fue el delantero alemán más goleador de la pasada Bundesliga. ¿Debería haber tenido alguna oportunidad en la selección? Foto: Alex Grimm – Getty Images.

Y si cabe añadir algún problema más, además de la desafortunada lesión de Mario Gómez que le impidió jugar el choque decisivo ante Francia, se podría destacar la ausencia de Max Kruse. En apenas un par de meses el ariete del Wolfsburgo ha acabado con la paciencia del seleccionador. Un Joachim Löw que, cansado por los continuos problemas extradeportivos del jugador, optó el pasado mes de marzo por apartarlo de la selección, tras la agresión del jugador a una periodista durante la celebración de su vigésimo octavo cumpleaños, en una discoteca en Berlín. Kruse, más famoso por dejarse 75.000 euros en un taxi que por sus goles con la selección, venía siendo un fijo para Löw en la Mannschaft, con tres goles y tres asistencias en su haber durante la fase clasificatoria para la Eurocopa.

El 31 de agosto, la selección volverá a la luz pública en Mönchengladbach, donde recibirá en un amistoso a Finlandia, en su reencuentro con una afición germana que daba prácticamente por hecho que Alemania disputaría al menos la final de la Eurocopa. Tras el choque ante el conjunto finés, Alemania iniciará su camino a Rusia. Lo hará el 4 de septiembre, en Oslo, en el inicio de la fase de clasificación. Hasta entonces, Joachim Löw podrá reflexionar sobre el futuro de algunas piezas de la selección, y la posible presencia de otras que aún no han recibido apenas atención.

6 Comments

6 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top