1.Bundesliga

OFICIAL: Mario Götze y André Schürrle llegan al Borussia Dortmund

Tras las marchas de Mats Hummels (38 millones, al Bayern München), Ilkay Gündogan (27 millones, al Manchester City) y Henrikh Mkhitaryan (42 millones, al Manchester United), el equipo entrenado por Thomas Tuchel necesitaba una revolución en el apartado de las incorporaciones después de perder a tres piezas claves en el once titular.

Henrikh Mkhitaryan (izquierda), Ilkay Gündogan (centro) y Mats Hummels (derecha). Imagen procedente de: sportbild.bild.de

Dicha tarea ha sido completada a la perfección por la dirección deportiva del Dortmund gracias a la gran gestión de Hans-Joachim Watzke y Michael Zorc. Juntos han logrado 8 nuevas contrataciones que elevan el nivel de una plantilla que quiere volver a estar entre los más grandes del planeta.

En la zona defensiva se ha conseguido fichar a Marc Bartra, que tras una cláusula en su anterior contrato con el FC Barcelona fue adquirido por una cifra de 8 millones de euros, lo que para muchos es una verdadera «ganga». El joven zaguero de 25 años viene a intentar que la afición no eche de menos a Mats Hummels, aunque como muy bien han dicho ambos directivos, el ex capitán no tiene ningún substituto asequible en el mercado. El catalán aportará una gran salida de balón desde atrás y una gran capacidad de anticipación, en caso de que esta segunda faceta le haga cometer algún error se complementará a la perfección con el veloz Sokratis. Pierden clase y calidad sin Mats, pero ganan en velocidad y anticipación con Marc.

Marc Bartra sosteniendo su nueva camiseta. Imagen procedente de: radioamericahn.net

Es complicado catalogar la zona del campo que se verá reforzada con la incorporación de Räphael Guerreiro. El luso, recientemente campeón de la UEFA EURO 2016 con Portugal, puede actuar en ambos laterales, de medio e incluso de extremo. Es un jugador realmente completo tanto en facetas defensivas como ofensivas, con mucha velocidad y profundidad por el costado, es muy probable que Tuchel lo pruebe y lo utilice en diversas ubicacones en el terreno de juego. Esto recuerda al papel de Kevin Grosskreutz en el Dortmund de Klopp, el eterno multifacetas. Aunque Guerreiro es bastante más habilidoso que Kevin, pero no tan entregado físicamente.

Räphael Guerreiro en un encuentro de la pasada Eurocopa. Imagen procedente de: g.denik.cz

La medular tendrá dos nuevos inquilinos que acompañarán a Julian Weigl, Nuri Sahin y Gonzalo Castro. El primero en anunciarse de esta hornada de nuevos futbolistas fue Mikel Merino, el primer español en recalar en las filas del BVB. Este mediocentro es realmente completo para su juventud (justo ha cumplido 20 años), recuperando balones y llegando con gran calidad a la zona ofensiva. En el primer partido que disputó, Tuchel le posicionó de central, pero el experimento no salió demasiado bien puesto que se le limitó mucho en las excursiones ofensivas. Por otro lado, Sebastian Rode llegá después de no haber contado con demasiadas oportunidades en el Bayern München. Es un futbolista con un corte parecido al de Merino, pero con menos llegada. No obstante, se complementarán a la perfección tanto si juegan juntos como si no, puesto que todos los miembros de la medular aurinegra tienen la capacidad de destruir y crear por igual, lo que aportará mucha versatilidad en esta zona del campo.

Mikel Merino el día de su debut. Imagen procedente de: s.bundesliga.com

Sebastian Rode en el encuentro frente al 1860 München. Imagen procedente de: 1pictures.zimbio.com

La ofensiva es la que más caras nuevas va a tener en esta campaña. Hasta la semana pasada se habían confirmado a Emre Mor, Ousmane Dembélé y el retorno de Jakub «Kuba» Blaszczykowski tras su cesión en la Fiorentina. El primero causó sensación con la selección turca pese a su temprana eliminación en el campeonato europeo, aunque debe de aprender a potenciar más su faceta colectiva, puesto que encara muy bien pero a veces se llena de balón. Por su parte, el galo tiene un desborde y una verticalidad pasmosas a la vez que una muy buena visión de juego y un brillante disparo, parece ser la nueva perla de este equipo. El polaco tendría pie y medio fuera del club, ya sea cedido o vendido.

Ousmane Dembélé zafándose de dos rivales del Wuppertaler. Imagen procedente de: comunioblog.de

Pero el bombazo ha llegado en los últimos días, con el retorno de Mario Götze y la contratación de André Schürrle. El primero vuelve al club que le hizo conocerse como un gran futbolista y una gran promesa, donde se vio la mejor versión de Mario. Tras tres temporadas en el Bayern München no se ha observado progreso alguno dada la falta de oportunidades y, sobretodo, las lesiones que le han castigado. Su retorno se ha dado tras la marcha de Mkhitaryan, quien curiosamente fue su sustituto anteriormente. Con Götze se gana creación y juego en estático, pero se pierde velocidad y disparo. Los 26 millones de euros que ha costado traerle de vuelta serán su cartel de presentación con el que debe de empezar a ganarse de nuevo a una afición que aún está dolida por su decisión en 2013.

Por su parte, André Schürrle ha sido fichado por 30 millones procedente del Wolfsburg. Ni en el club de la Volkswagen ni en el Chelsea ha brillado tanto como lo hizo en el Mainz, curiosamente a las órdenes de Thomas Tuchel, quien le sacó el máximo jugo hasta día de hoy cuando apenas era juvenil. A eso hay que sumarle la gran amistad que tiene con Marco Reus, capitán y jugador insignia; y con el propio Götze, con quien suele veranear prácticamente cada año. Entre los tres hay una gran relación fuera de los terrenos de juego, veremos a ver si dentro de los mismos hay el mismo entendimiento.

La afición borusser puede estar realmente emocionada e ilusionada con esta nueva etapa. Recordemos que Jürgen Klopp no ganó nada hasta su tercera campaña a las órdenes de la nave aurinegra, mientras que Thomas Tuchel no alzó ningún trofeo en su debut pero si logró cursar la mejor temporada de la historia del club. Agárrense porque esto está a punto de empezar.

1 Comment

1 Comment

  1. Ozkar 78

    22 julio, 2016 at 10:32 pm

    Clap, clap, clap!!!! fuera billetazos, que el BVB demuestre de nuevo como en aquél doblete histórico, ahora será diferente no está Klopp, pero está Tuchel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top