1.Bundesliga

Werder Bremen despide a Viktor Skripnik

Tras tres jornadas de Bundesliga, el primer despido en un banquillo alemán ha llegado desde el Weserstadion, con el cese de Viktor Skripnik como entrenador del Werder Bremen. La pésima actuación del equipo hasta la fecha, colista y aún si haber puntuado esta campaña, y eliminado en 1ª ronda de DFB-Pokal ante el SF Lotte de la 3.Liga, han sido decisivos en la destitución del técnico ucraniano, quien llegó al cargo como interino en octubre de 2014.

Que el proyecto deportivo del Bremen ha sido uno de los más inestables en Alemania en los últimos años no es ninguna sorpresa. Hablamos de uno de los equipos más históricos del fútbol alemán, que ya el pasado año estuvo coqueteando peligrosamente con el descenso. Como ha ocurrido con proyectos como el de Stuttgart o Hamburgo, el del Bremen resulta ambicioso hasta que falla la puesta en escena. Con la plantilla más larga del campeonato en sus filas -33 jugadores en plantel- el Bremen deberá mejorar, y mucho, si no quiere ser candidato al descenso esta temporada.

Atrás quedaron los años en que el equipo esperaba ansioso cada final de verano para conocer a sus rivales en la Champions League. Aquellos años gloriosos, no tan remotos, parecen realidad de un mundo paralelo que, a día de hoy, el Bremen se ve incapaz de conseguir. En este nuevo ciclo, el conjunto del Weserstadion debe admitir que su realidad es muy distinta a la de antaño. Con Skripnik en el banquillo, la irregularidad fue la máxima de un equipo que sólo alcanzó la permanencia la pasada temporada tras la goleada por 6-2 al Stuttgart en la antepenúltima fecha de la Bundesliga.

Viktor Skripnik

Con Skripnik en el banquillo, el Werder Bremen sumó 92 puntos en 70 partidos. Sólo 26 victorias en tal cifra de encuentros. Foto: Maja Hitij/Bongarts/Getty Images.

Como ocurriera en su día con Skripnik, ahora será el técnico del equipo filial, Alexander Nouri, quien llegará como interino al banquillo del primer equipo. Nouri, canterano del Bremen durante su carrera profesional, se marcharía sin pena ni gloria a equipos de menor categoría como el KFC Uerdingen, VfL Osnabrück, Holstein Kiel y VfB Oldenburg. Precisamente en este último comenzó su trayectoria como entrenador, debutando en el banquillo con tan sólo 34 años, al frente del equipo de la Regionalliga Nord (Cuarta División germana).

Su buen hacer en Oldemburgo le valió para dar el salto al filial del Werder Bremen, casualmente como segundo entrenador de Skripnik. Sólo tres meses después de su llegada, el ascenso del técnico ucraniano al primer equipo permitió el relevo de Nouri como entrenador del filial verdiblanco. Desde ayer, por azar del destino, Nouri ha pasado a ser técnico del primer equipo, precisamente sustituyendo a Skripnik. Ahora el reto será salvar a uno de los equipos con más historia del fútbol alemán.

Foto de portada: Maja Hitij/Bongarts/Getty Images.

1 Comment

1 Comment

  1. CARLOS

    19 septiembre, 2016 at 2:50 pm

    Intentar salvar al Werder Bremen,no sois exagerados ni
    nada en este articulo,¡pero si estamos en la tercera jor
    nada¡,aun podria ser hasta campeon.Bueno,la verdad es que
    es una pena que un historico,varias veces campeon de liga
    y copa,el equipo de Riedle,Voller,Klose,Borowski,Rufer ,Ozil y
    tantos y tantos grandes jugadores este ahora asi,pero al
    go similar le pasa al Hamburgo(su gran rival) que lleva
    años de zozobra y codeandose con el descenso y tampoco el Schalke 04 ha empezado muy bien.Un cambio de entrena
    dor puede venirle muy bien y espero que remonte el vuelo
    ya que no seria bueno para la Bundesliga perder a este
    equipo(ya descendio el Stuttgart).Ademas,hay algunos ju
    gadores como Gnabry,Kruse,Junuzovic,etc con un nivel bas
    tante aceptable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top