1.Bundesliga

Hamburgo – Werder Bremen: un derbi a vida o muerte

Las escobas nuevas no siempre barren bien. Este ha sido el caso de Markus Gisdol que, con gasolina, ha venido a apagar el incendio que dejó Bruno Labbadia en el seno del Hamburgo con su salida. Este sábado, con toda certeza, su empleo estará en juego cuando su equipo reciba al Werder Bremen en el denominado Nordderby por la 12° jornada de la Bundesliga.

Hanseáticos y Nórdicos se han enfrentado en 104 ocasiones por Bundesliga, y es muy difícil recordar en qué momento ambas escuadras han llegado a este partido en una situación tan precaria como la que atraviesan actualmente. Werder Bremen está en el puesto de promoción y Hamburgo en el frío sótano, lugar del cual ha sido dueño por más de un mes.

Curiosamente, y jugando un poco con las probabilidades y los escenarios, ambos equipos podrían finalizar la jornada en puestos de descenso directo. Esto sólo podría darse en caso de empate y si Ingolstadt derrota como local a Wolfsburgo.

El Hamburgo, en aras de conseguir la máxima concentración posible, tuvo entre miércoles y viernes un stage de entrenamientos en el poblado de Barsinghausen, ubicado a cerca de 170 kilómetros de la ciudad. Gisdol quiso alejar a sus jugadores alejados de los focos, reflectores y micrófonos de la prensa, dar aire fresco a la plantilla, y mantener sesiones de entrenamiento a puerta cerrada, buscando así formar un espíritu ganador tan necesitado en estos momentos.

Los jugadores se han mostrado contentos con la decisión de tener esta concentración. Dennis Diekmeier comentó a los pocos medios presentes la realidad que se respira en el vestuario: “La clave ante el Werder será centrarnos en nosotros, por esta razón hemos venido al campamento. Entendemos lo que supone un triunfo en el Derby, por eso queremos ganarlo de cualquier manera”

Una victoria no solo supondría dar un giro e iniciar una remontada que les permita salir del foso, también supone que adicionalmente a Gisdol, Dietmar Beiersdorfer, el Director Deportivo del equipo, mantenga su puesto en la institución. Según pudo trascender en los medios, Karl Gernandt ya habría contactado al viejo conocido Felix Magath, actualmente dirigiendo en China, para ofrecerle el puesto que dejaría vacante Beiersdorfer.

Contrario a sus rivales, el Werder Bremen ha combinado sus entrenamientos con distintos encuentros con la prensa y fanáticos. Como nota positiva, contaron con el regreso del central senegalés Lamine Sané a los entrenamientos, recuperado luego de tres semanas de una lesión en la rodilla y apunta a ser titular el sábado.

Hamburgo Werder Bremen

Tras seis años en el Hamburgo, Jaroslav Drobny podría disputar mañana su primer Nordderby en el otro bando, el Werder Bremen. Foto: Stuart Franklin/Bongarts/Getty Images.

Para Alexander Nouri, entrenador del Werder Bremen, la intensidad que imprime a sus sesiones de practica lo es todo. En rueda de prensa, indicó: “No bajaremos la carga de nuestros entrenamientos, y esto al menos hasta que llegue el invierno. Ya después veremos”. También afirmó haber conversado con sus jugadores sobre la importancia de este Nordderby, más aún considerando la situación actual del equipo. Cuatro derrotas consecutivas los han llevado de la 13° posición (el peldaño más alto alcanzado esta temporada) a mirar a los ojos a la 2.Bundesliga.

Por su parte, un recuperado Max Kruse apela a sus actuaciones previas visitando el Volksparkstadion: “Tengo un buen historial jugando como visitante ante Hamburgo, pues nunca he perdido allí”. Indicó también que se ha sentido mejor con cada día que pasa y poco a poco está llegando a su forma ideal. Hay que recordar que no fue sino hasta la jornada pasada cuando pudo debutar esta temporada, luego de finalmente recuperarse de una lesión en sus ligamentos que lo mantuvo alejado de las canchas desde el mes de agosto.

Las dos peores defensas de la temporada pondrán a rodar el balón este sábado a las 15:30 (hora local). El Dr. Felix Brych será el encargado de impartir justicia durante los 90 minutos del Derby que, ante la necesidad de ambas escuadras, se antoja como muy físico. El Hamburgo busca ante su público la primera victoria de la temporada, un golpe de timón que reviva al grupo y no los acerque cada vez más a apagar, por primera vez en su historia, el reloj que indica más de 53 años en primera división.

Imagen de portada: Oliver Hardt/Bongarts/Getty Images.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top