1.Bundesliga

1860 München: Un laberinto de problemas

Tal y como habíamos adelantado en MiBundesliga que podía pasar, el 1860 München se encontró con la peor de las noticias: no pudo asegurar un cupo en tercera división debido al impago de la licencia por parte del equipo, respaldado por el empresario jordano Hasan Ismaik. Las pugnas internas terminaron por quitarle el cupo al 1860 en la 3. Liga, dándole al SC Paderborn un inesperado salvavidas. Claro, si Paderborn quiere salvar la papeleta, deberá obtener la licencia, y tampoco la tiene fácil.

La incertidumbre del estadio

Tras conocerse el descenso del 1860, inmediatamente se pensó en una salida para el tema del Allianz Arena, donde el 1860 paga alquiler al Bayern. Se conoció que el contrato es válido para todas las divisiones, incluso para la más baja de Alemania, lo cual los obligaría a quedarse en un estadio que no es del agrado de los fanáticos, que prefieren un estadio histórico como el de la calle Grünwalder en München. ¿El problema? Se quedará chico si el 1860 vuelve a segunda, pues el estadio Grünwalder (alrededor de 12.000 espectadores de capacidad) sólo puede estar habilitado máximo hasta la 3. Liga. Se rumorea que podría haber negociaciones con Uli Hoeness al respecto para destrabar el asunto. Pero esto del estadio no es lo único que preocupa a los Leones.

Nuevo director deportivo… nueva pelea

Con el nombramiento del economista Markus Fauser como nuevo director general, inmediatamente comenzó el revuelo en las oficinas del club. Y Hasan Ismaik fue el primero en expresar su rotundo desacuerdo con el nombramiento de Fauser. “Hay mejores candidatos que se han ignorado y que pueden llevar al club de vuelta a las glorias pasadas”, afirmó Ismaik, visiblemente molesto. Y disparó: “Lo único de lo que sabe Fauser es sobre liquidación”.

No obstante, Fauser contraatacó dejando claro que “la liquidación no es para nada la prioridad”, agregando que la idea es “tener un equipo para el 13 de julio y poder empezar a preparar el mejor regreso posible en la liga regional”. El presidente en el ínterin, Robert Reisinger, también le salió al paso a las declaraciones de Ismaik: “No es tiempo de discutir con nuestro copropietario (Ismaik) sobre cuestiones de personal”, dijo categóricamente atenuando la guerra mediática. Fauser tiene una misión clave: gestionar la licencia para que el 1860 pueda jugar en la liga regional de Baviera la próxima temporada, siendo el equipo 19 en dicha competición, lo cual sería una gran excepción, ya que la liga está conformada normalmente por 18 equipos.

Los chicos al rescate

Se conoció, además, que el núcleo del equipo será la mayoría compuesto por los jugadores del equipo sub-21 y sub-19 del club, y muy probablemente sean dirigidos por un histórico del club: Daniel Bierofka. De este modo, se aspira a lograr un buen inicio de temporada en la liga regional. Por el momento, no se tiene certeza en qué liga jugarán los Leones, pero el vaivén apenas comienza…

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top