1.Bundesliga

¿Por qué la Bundesliga no rinde en Europa?

Difícil de explicar a ciencia cierta qué es lo que ocurre con los clubes alemanes en Europa, en una temporada para el olvido. Un balance momentáneo de 4 victorias, 3 empates y 11 derrotas es lo que han dejado las 18 actuaciones de los clubes de la Bundesliga en Champions y Europa League.

La pregunta de la cual se desprende tanto análisis es bastante directa: ¿Pierden los alemanes en Europa porque no les motiva, les falta experiencia, o no están a la altura como se esperaba?

Motivación dudosamente falte. Jugar en los torneos continentales suele ser el objetivo no sólo de jugadores sino de los clubes para los que patean balones. Es la máxima hazaña profesional, salvo por jugar con la selección nacional respectiva del futbolista.

Tampoco es un tema de calidad: los equipos alemanes más bien se reforzaron considerablemente este verano, y sus valores de mercado lo reflejan. Salvo el Eintracht Frankfurt, todos los equipos alemanes reportaron un incremento en su valor de nómina tras el primer ajuste de la temporada realizado por Transfermarkt, por un margen alrededor de 220 millones de euros; un incremento de 12,2 millones por equipo, en promedio.

La experiencia pudiese ser el factor que explique la notable caída de producción europea de los bundesliguistas. De los siete clasificados, solamente el Borussia Dortmund y el Bayern München están repitiendo. Los participantes de la temporada 2016/17 adicionales -Bayer Leverkusen, Schalke 04, Borussia Mönchengladbach y Mainz 05- quedaron por fuera esta campaña, y fueron sustituidos por dos clubes debutantes, además de dos equipos que, bajo las direcciones técnicas, deportivas y ejecutivas actuales, no habían jugando antes a nivel continental.

RB Leipzig y TSG Hoffenheim están haciendo sus primeras apariciones a nivel internacional, al igual que sus técnicos Ralph Hasenhüttl y Julian Nagelsmann. Esto se refleja quizá de la mejor manera en el rendimiento continental, donde evidentemente están haciendo los mayores sacrificios. En la Bundesliga siguen ubicados entre los puestos más altos, lo que sugiere que la prioridad es volver a clasificar a torneos internacionales en vez de disputar a fondo los actuales.

Después están el 1. FC Köln y el Hertha Berlin, quienes ya conocen lo que es jugar internacionalmente, pero que hace bastante no lo hacen. Los Cabreros, por ejemplo, cumplieron 25 años sin disputar un partido organizado fuera de Alemania. Hertha no jugaba desde la temporada 2009/10, hace ocho años.

Esa falta de rodaje continental se está notando de sobremanera en sus actuaciones: Köln, quienes están sumidos en una crisis de resultados de enorme envergadura – han sumado apenas un empate en todas las competiciones-, inevitablemente no ha sabido romper con su mala forma incluso en otra competencia. Ese añadido complica aún más las gestiones de los dirigidos por Peter Stöger.

¿Y qué pasa con el Borussia Dortmund?

Peter Bosz también está debutando en Champions League, lo que significa que salvo Ancelotti y ahora Heynckes, todos los técnicos de los clubes alemanes están viviendo una primera experiencia en una forma u otra. En el caso del BVB, también hay expectativas bastante elevadas llegando de todas las direcciones. La directiva exige mejor rendimiento deportivo fuera de Alemania, la afición anhela una campaña donde peleen tres frentes sin problemas, y los jugadores adicionalmente se exigen a sí mismos más de la cuenta.

No se trata de malos equipos ni jugadores lejos del nivel exigido por los torneos continentales, así como tampoco se trata de eximir de responsabilidades por tan flojo comienzo de campaña. Pero sin lugar a dudas, el factor inexperiencia está allí, y es algo que ocasiona grandes daños.

Por suerte, empiezan a verse algunas mejoras.

Tanto Leipzig como Hoffenheim consiguieron sus primeras victorias, con lo cual siguen metidos en pleno por un pase a la segunda fase.  El 1. FC Köln se encuentra a las vísperas de reformas internas, las cuales no incluyen la destitución de Stöger pero sí han llevado a reevaluar la necesidad del director deportivo, Schmadtke. En Hertha se ven ajustes en la rotación organizada por Pál Dárdai, la cual apunta a darle más rodaje al segundo equipo y más descanso a los referentes.

Bayern, con el cambio de técnico, consiguió mostrar una mejorada versión de sí mismo, cosa que se hace particularmente evidente cuando se miran los pronósticos de apuestas: los partidos ante Anderlecht y Celtic, pese a tener los mismos resultados, se sienten como juegos de dos escuadras totalmente distintas.

Borussia Dortmund, quienes empataron en casa del APOEL, tienen el camino más largo que recorrer, aún estando en deuda y sin realmente haber hecho mayores cambios. El empate desató duras críticas, las cuales ahora sí serán imposibles de ignorar. Por suerte, hacerse del pase a la Europa League y por ende a un torneo que pudieran aspirar a ganar, un plan B cada vez más inevitable, es factible y de cierta manera recomendable.

La Fecha 3 ha sido la más decente de los alemanes en Europa. Que sea indicio de un cambio de actitud y calidad.

16 Comments

16 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top