Selección Nacional

Alemania: un 2018 para el olvido

La cara de Thomas Müller, uno de los emblemas de la selección alemana, lo dice todo. Foto: Getty Images.

La Mannschaft ha protagonizado una de las peores temporadas de su historia. Recientemente, los pupilos de Joaquim Löw han certificado el descenso de categoría en la Liga de Naciones UEFA, lo que ha supuesto la guinda a una temporada para el olvido. Los Teutones, caen a la división B de la competición tras no lograr ni una sola victoria en el grupo que compartían con Francia y Holanda.

La cita más reciente y la que aún duele, es el empate cosechado ante los holandeses en Gelsenkirchen. A pesar de que los de Löw empezaban mandando por 2-0, veían como los visitantes les igualaban el partido en los compases finales. Este empate, no obstante, no influía en el descenso, dado que la selección ya había perdido la categoría en las citas anteriores. Un empate en casa y sendas derrotas en París (2-1) y Amsterdam (3-0), hacían que Die Mannschaft llegara con la categoría ya perdida a la última cita, aunque con la esperanza de despedirse con victoria, triunfo que no llegó.

El balance: 2 empates, 2 derrotas, 3 goles a favor y 7 en contra. Números que no permitieron a la escuadra alemana luchar por clasificar a los cuatro mejores del continente, ni mucho menos mantenerse. La temporada no obstante, comenzó bien para Los Germanos. No en vano, ocupaban el primer lugar en el ranking FIFA y eran uno de los combinados más temidos del panorama futbolístico. A pesar de ello, la pronta eliminación en el Mundial de Rusia ya vaticinaba un final de curso complicado.

La actual campeona del mundo, viajaba a tierras rusas con la ilusión de tratar de defender su trono y colgarse una nueva estrella en el pecho. No obstante, la escuadra dirigida por Joaquim Löw no fue capaz de pasar el corte de la fase de grupos, donde cayeron eliminados tras tropezar ante México (0-1), imponerse a Suecia con sufrimiento (2-1) y volver a caer ante Corea del Sur (2-0). La maldición del campeón del mundo volvía a confirmarse, como les pasara anteriormente a España o Italia y la decepción que supuso la pronta marcha de Los Germanos a casa, tuvo una repercusión mundial.

Este 2018 será recordado por toda la afición germana, algo que los mismos protagonistas saben perfectamente. Tras el empate ante Holanda, Thomas Müller, fue preguntado por un balance del año y a éste no le tembló el pulso, aunque mira con optimismo al futuro más inmediato:

“Estadísticamente ha sido nuestro peor año. No obstante, en estos últimos partidos hemos tenido buenos momentos, por los que podremos comenzar a re-inventarnos el próximo año. No estaremos jugando con los mejores, pero hemos demostrado que podemos jugar un buen fútbol”

La eliminación del Mundial y el descenso de categoría han hecho que los focos se sitúen sobre la figura del preparador alemán, muy cuestionado por confiar en la “vieja guardia” y no apostar por los innumerables jóvenes talentos futbolísticos con los que cuenta el país. Tras poner punto y final a la temporada internacional, tanto “Jögi” Low como toda Alemania, esperan recuperar la sonrisa en el 2019. No obstante, el destino es el único que sabe si la selección alemana volverá al gran nivel mostrado los últimos años.

3 Comments

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top