Schalke 04

FC Schalke 04 hundido en la irregularidad

Lacara de Domenico Tedesco habla mucho de la actualidad de Schalke 04. Foto: Getty Images.

Mayo de 2018. El club Minero acababa de ganar su último encuentro de la temporada ante Eintracht Frankfurt en casa. Las celebraciones no tardaron en encenderse en el Veltins-Arena: después de varios años de ausencia el club de Gelsenkirchen volvía a la Liga de Campeones como subcampeón de la Bundesliga. El mejor entre los «mortales», con un Bayern inalcanzable. La apuesta por Domenico Tedesco en el banquillo funcionó a las mil maravillas. Por ello, el equipo entró con una confianza arrolladora en agosto. Pero el inicio fue, por no decirlo de otra forma, catastrófico. Y las consecuencias aún se sienten.

Constantes pasos en falso

El inicio en la Bundesliga fue fatal: cinco derrotas al hilo y últimos en la clasificación. Las primeras victorias para sumar vinieron ante Mainz 05 y Fortuna Düsseldorf, pero rápidamente volvieron a caer ante Werder Bremen. A pesar de una campaña decente en Liga de Campeones en un grupo, aunque parejo, muy poco competitivo, Schalke no lograba transmitir los éxitos europeos a la liga. Una contundente victoria 5:2 ante Nürnberg en casa parecía ser la chispa que encendiera al equipo. Pero dos semanas después, en la prueba de fuego, con el Revierderby en casa, sufrieron una amarga derrota 1:2 ante su eterno rival. No volvieron a ganar sino hasta vencer al VfB Stuttgart cerrando el 2018.

Tras una ventana de invierno en la que no se hicieron fichajes demasiado relevantes (cosa que generó gran crítica a la dirección deportiva del club), abrieron el 2019 ganando en Wolfsburg 1:2. Sin embargo, desde ese momento no han sido capaces de cosechar una sola victoria más en la Liga. Este año solamente han ganado otro partido por Copa (4:1 frente a Düsseldorf en octavos de final). La escandalosa derrota de este sábado ante Mainz por 3:0 terminó por ahondar la crisis a tal grado que Christian Heidel ha decidido anunciar su dimisión como director deportivo del conjunto minero y se irá en mayo del club.

La cuenta oficial del Schalke en Twitter (@s04_es) recogió las siguientes declaraciones de Heidel:

«En la Bundesliga no estamos consiguiendo nuestros objetivos por varias razones. Han pasado varias cosas en nuestra contra a lo largo de esta temporada y naturalmente tengo que asumir mi responsabilidad».

Ya desde el lunes había hablado con las directivas al respecto. Aunque tomó por sorpresa, las directivas aceptaron la decisión y ya están en busca de un reemplazante. Se rumora que Jonas Boldt, ex director deportivo del Bayer Leverkusen, o Christoph Metzelder, quien fuera jugador del conjunto azul real un tiempo, tomen el lugar de Heidel.

¿Y ahora qué?

Después de semejante cantidad de altibajos en la temporada, la falta de fichajes de nivel y un desperdicio de talento increíble, parece que era lo lógico que Christian Heidel tomara dicha decisión. La notable falta de minutos de jugadores con mucho potencial como Amine Harit, Johannes Geis (que incluso se fue del club buscando chances), Yevhen Konoplyanka, entre otros, es prácticamente inexplicable. La salida de un icono del club como Naldo en invierno también generó un montón de polémica. Tampoco se debe descartar la posibilidad de que Domenico Tedesco pierda su cargo en cualquier momento si la situación del equipo no mejora.

La dolorosa derrota ante el Manchester City en la ida de octavos de final de Liga de Campeones pone en duda también la capacidad del equipo de mantener resultados y de reaccionar ante situaciones adversas. Esta temporada es quizá la peor en décadas, poniendo al conjunto minero en serio riesgo de tener que luchar por no descender a pesar de avanzar en Copa y en Europa, de donde ya se puede considerar virtualmente eliminado.

El club necesita mejoras urgentes y drásticas en su mentalidad y su estado físico también. Las lesiones han plagado al equipo de una manera increíble esta temporada, teniendo en algún punto a tres de los cuatro delanteros lesionados al mismo tiempo. ¿Problemas de preparación física o del cuerpo médico? No se sabe con certeza, pero lo seguro es que si Schalke quiere volver a la élite (porque ya no lo está), debe trabajar profundamente lo físico y lo mental de su plantel. Solo de esa forma se podrá recuperar la confianza y la jerarquía de un equipo que, por nombre, puede y debe estar entre los más grandes de Alemania. En caso contrario, se podría repetir la historia del Hamburger SV, ahora en segunda división. Hay que tomar medidas urgentes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top