Europa League

Eintracht Frankfurt empata 1:1 con Chelsea y la semifinal se decidirá en Londres

La ida de las semifinales de Europa League nos dejó a un SG Eintracht Frankfurt que, muy mermado por las bajas de dos de las tres piezas de su tridente, plantó cara al Chelsea. Las Águilas tuvieron un buen comienzo donde se adelantaron gracias a un cabezazo de Luka Jović (23′) pero cuando los ingleses tomaron el timón empataron por mediación de Pedro justo antes del descanso. Ambos tuvieron momentos para poner el marcador a su favor pero al final todo quedó en un 1:1 que lo deja todo muy abierto para la vuelta en Londres.

Jović se aprovecha del arreón inicial

El Eintracht salió feroz como siempre. No importaba el escudo bordado sobre la elástica del rival. Cuando un águila sale de caza y ve a su presa, no le tiemblan las garras a la hora de atacar. El Chelsea se vio sorprendido y desbordado por las bandas. Cuando no intentaba Kostić por la izquierda lo hacía Da Costa por la derecha con ese desborde que tanto caracteriza a ambos. Cada envío diagonal era un puñal para los ingleses, que no encontraban suficiente apoyo en los interiores para sus laterales.

La baja de Rebić instó a Hütter a buscar poderío en el mediocampo, una de las zonas vitales para su rival. Hasebe hacía de pivote para contener y Rode y Gelson Fernandes, apoyados por los carrileros, mordían a Kanté y compañía. Era vital hacer que la zona con más talento del Chelsea no pudiera tocar con espacio, y la presión tanto a salida de balón como al mencionado eje del juego era intensa. Y fruto de ella, el Eintracht encontró su premio. Una recuperación en zona de creación desembocó en un envío a la carrera de Kostić, que puso un centro medido para hacer conexión balcánica con la estrella, con Jović, para que batiera a Kepa con un cabezazo limpio y ajustado.

El Chelsea iguala y arrincona al Eintracht

Los del Meno no bajaron los brazos cuando tomaron la ventaja en el luminoso y siguieron buscando la portería contraria. No obstante empezaron a encontrar un gran vacío de juego por la zona central, donde a Gaćinović no se le veía ni tampoco hacía muchos esfuerzos para ello. Y cuando Sarri logró ponerle una solución a las internadas de los carrileros, el Chelsea comenzó poco a poco a despegar. De la mano de Loftus-Cheek, comenzaron a ser mucho más verticales y llegaban a conectar con Willian y Pedro con más asiduidad, aunque no lograban sobrepasar el entramado defensivo.

El conjunto de Adi Hütter empezaba a temblar y a no terminar de creerse el escenario que se le estaba dando a favor, y empezó a ceder cada vez más metros al rival, que no dudaba en intentarlo desde lejos para darle un toque de atención a Trapp. Cada vez olía más a gol, y éste se demoró hasta el último instante. Un córner botado poco antes de que acabara el primer tiempo acabó envenenándose y entre remates y rechaces el esférico acabó en las botas de Pedro, que desde la frontal ponía el empate y dejaba a Las Águilas con caras largas de camino al túnel de vestuarios.

A la vuelta las cosas no mejoraron, sino que fueron a peor. El Chelsea saltó con una marcha más y siguió arrinconando con todo al Eintracht, que era incapaz de hilar un contraataque por mucho esfuerzo que pusiera en ello, y cuya presión del inicio se había tornado en una pasividad absoluta sin el esférico. Las ocasiones para los británicos llovían y cada vez eran más claras, provocando que Trapp tuviera que ponerse el mono de trabajo y haciendo sonar el travesaño, pero por suerte no hubo que sacar el balón de dentro de la portería.

Un despertar tardío y sin fortuna

En la recta final, y casualmente coincidiendo con la entrada de Eden Hazard al césped, el Frankfurt se reencontró consigo mismo y dio sus argumentos para poder marcar. La sustitución de Gelson Fernandes por Gonçalo Paciência proporcionó un objetivo claro a quien buscar y Da Costa lo intentó repetidas veces. Hasta el punta luso pudo haberse aprovechado de un despiste de Christensen para poner el 2:1 pero se contagió de la misma falta de gol que su rival tuvo anteriormente. Después de todo, el empate terminó siendo justo para lo que se vio en el Commerzbank-Arena.

El Eintracht tuvo un partido con un esquema de cuento. Al inicio tuvo un buen momento y se adelantó, en el nudo le temblaron las piernas y el Chelsea empató y pudo haber marcado un segundo gol, y al final despertó pero no fue suficiente como para volver a anotar. La eliminatoria queda a la espera de su resolución en Stamford Bridge donde Las Águilas, con Rebić de vuelta tras su sanción y quién sabe si también con Haller, tendrán que tirar de épica una vez más para colarse en la final de la Europa League.

FICHA TÉCNICA

Eintracht Frankfurt

Alineación: Trapp; Abraham, Hinteregger, Falette; Da Costa, Rode, Hasebe, Gelson Fernandes (Paciência, 73′), Kostić; Gaćinović (Willems, 90+2′), Jović.

Amonestaciones: Hasebe y Gelson Fernandes.

Entrenador: Adi Hütter.

Banco de suplentes: Rønnow (A), N’Dicka, De Guzmán, Torró, Chandler.

Chelsea FC

Alineación: Kepa; Azpilicueta, Christensen, David Luiz, Emerson; Kanté, Jorginho, Loftus-Cheek (Kovačić, 83′); Pedro, Willian (Hazard, 61′), Giroud.

Amonestaciones: Christensen.

Entrenador: Maurizio Sarri.

Banco de suplentes: Caballero (A), Marcos Alonso, Zappacosta, Barkley, Higuaín.

2 Comments

2 Comments

  1. carlos

    4 mayo, 2019 at 12:52 am

    Desde luego ni Fernandes ni Gacinovic estan para ser titulares,Con Rebic y Haller habria posibilidades,De todas formas,pase lo que pase un brindis por este equipo que al menos ha demostrado garra y buen futbol.

  2. Josean

    4 mayo, 2019 at 10:41 am

    Con la plantilla que tiene ya ha llegado lejos, y dará guerra en la vuelta.

    El principal handicap del equipo es la falta de centrocampistas técnicos o creativos, supongo que el año que viene intentarán cubrir esa posición .

    Lo mejor la delantera y las bandas.

    Por cierto, creo que un equipo que hubiera llegado lejos era el Leipzig, pero decidió tirar el torneo.

    Aún y todo este año el coeficiente Uefa ha sido mucho mejor que el pasado, y hay por lo menos 3 seguros de 4 aplaza Champions, un año como el pasado hubiera sido letal y probablemente perder en dos años la cuarta plaza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top