Bayern München

El Bayern del futuro empieza por la defensa

Aunque a estas alturas de la temporada el FC Bayern München se encuentra disputando codo a codo el título de la 1. Bundesliga con el Borussia Dortmund, el inicio de campaña de Los Bávaros fue bastante irregular llegando a estar incluso nueve puntos por debajo de Los Aurinegros. A la irregularidad de los resultados, también se sumó el mal juego del equipo. Los dirigidos por Niko Kovač tardaron en encontrarle la vuelta a la propuesta de su entrenador y eso hizo temer por una temporada sin éxitos deportivos.

Esa realidad momentánea fue el puntapié inicial para que la directiva muniquesa se pusiera manos a la obra para ejecutar una más que evidente y necesaria renovación de su plantilla, renovación que ha empezado por la defensa del equipo al sumar piezas importantes de presente y futuro. Mats Hummels y Jérôme Boateng se han erigido como la pareja de centrales titulares tanto de Los Rojos como de la selección alemana, pero la sensación tanto de aficionados como del propio club es que su ciclo pudiera estar cumplido.

Hernández y Pavard, los primeros en llegar

Justamente para apuntalar el centro de la defensa se ha adelantado la llegada del francés Lucas Hernández, previo pago de 80 millones de euros de su cláusula de rescisión, campeón del mundo con Francia el pasado verano y pieza vital del Atlético de Madrid que dirige Diego Pablo Simeone. El nacido en Marsella cumplió 23 años el pasado 14 de febrero y ya atesora una vasta experiencia tanto con el club Colchonero como con su selección nacional, donde le ganó la pulseada a Lucas Digne para ser el titular en el lateral zurdo en la pasada Copa del Mundo. Así lo anuncio:

Hernández llevará al Bayern su polivalencia, pues puede actuar con solvencia en cualquier posición de la defensa, y su carácter ganador. En lo referente a su juego, es un defensor con gran salida de balón, potencia en el juego aéreo, gran recorrido por la banda y buen juego con los pies. Otra de las características llamativas del nuevo jugador de El Bayern es su condición de zurdo natural, una característica que escasea en el fútbol mundial y que hace cada vez más complicado encontrar defensas zurdos de garantías.

Otro de los fichajes anunciados por el Campeón de Campeones de cara al futuro es el del lateral derecho Benjamin Pavard (también de 23 años), también campeón del mundo con Francia y cuya aparición fulgurante en el fútbol alemán hace tres temporadas llamó la atención de los grandes clubes europeos. Formado en el Lille, Pavard llegó al VfB Stuttgart en la temporada 2016 – 2017 convirtiéndose en titular indiscutido en el equipo que ganó el campeonato de la 2. Bundesliga consiguiendo el ascenso a la máxima categoría del fútbol alemán.

Sus buenas prestaciones al servicio de Los Suabos llamaron inmediatamente la atención de Didier Deschamps, quién no dudó en darle la titularidad en la selección gala de cara a la Copa del Mundo que al final terminarían ganando en Moscú con Pavard en plan estelar ante Argentina en los octavos de final. Largo recorrido por banda, polifuncionalidad (pues también actuar como central por derecha), manejo exquisito del balón y una inmejorable capacidad de anticipación son las características principales que aportará el nuevo valor de la defensa muniquesa.

De Ligt también está en carpeta

La llegada de Lucas Hernández y Benjamin Pavard ya hace prever una defensa potente de cara a los próximos años del FC Bayern München, pero pudieran no ser los únicos en estar arribando al Allianz Arena.

Hace dos semanas el entrenador Erik Ten Hag, exentrenador de la reserva del FC Bayern München durante dos temporadas, sorprendió en una rueda de prensa al asegurar que “no hay ninguna posibilidad de que Matthijs continúe aquí la próxima temporada”.

Profundizando sobre su declaración, el entrenador holandés aseguraba que aún no sabían si el jovencísimo capitán del Ajax iría al FC Barcelona o a El Bayern, una declaración que sorprendió, pues casi nadie tenía a Los Rojos en la lucha por el joven talento holandés.

La idea de la directiva es poder hacerse con los servicios de un jugador que ya acumula una experiencia espectacular tanto en su club como en su selección y que ha sido el último ganador del premio Golden Boy como la mejor promesa del fútbol europeo.

Kimmich, Süle y Alaba como parte del plan

Pero el Bayern del futuro no se basará solamente en la llegada de nuevos valores, pues dentro del equipo hay una camada de jugadores que aún puede dar grandes réditos y que ya cuentan con el plus de estar empapados con todo lo que el club representa.

Joshua Kimmich tiene apenas 24 años, pero ya es todo un veterano en el equipo. Desde su arribo en la temporada 2015 – 2016 ha ido sumando galones y su capacidad de adaptación a distintas posiciones tanto en la defensa como en el mediocampo lo hacen ser una pieza vital en El Bayern del presente y del futuro.

Niklas Süle está viviendo su segunda temporada con Los Bávaros y cada vez se hace más importante dentro del equipo. Su voz de mando, poderío en el juego aéreo y gran capacidad en el uno contra uno lo han hecho convertirse en uno de los grandes valores del fútbol alemán.

Aunque David Alaba está próximo a cumplir 27 años, es uno de los pilares en los que se ha sostenido el club en las últimas temporadas. Considerado como uno de los mejores laterales zurdos del mundo, su salida no está prevista a pesar de contar con el interés de los mejores equipos de las grandes ligas europeas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top