Borussia Dortmund

Borussia Dortmund, una eterna desilusión

Finalmente, Borussia Dortmund no pudo contra sus fantasmas y, pese a tener incontables oportunidades que el peor FC Bayern München de los últimos 7 años le entrego, la temporada parece terminada para el equipo de Lucien Favre. Tras ir ganando por 2:0 y ser muy superior a su rival, Werder Bremen, dos errores amateurs de Roman Bürki y de Manuel Akanji desencadenaron una desilusión que parece no tener fin temporada tras temporada.

La derrota en el Revier Derbi, sin dudas, fue muy dura para todo Dortmund aunque después del empate de Bayern en Nürnberg, la oportunidad seguía estando para el equipo negriamarillo. Necesitaban ganar en Bremen y así esperar un traspié de Bayern en Leipzig para, por lo menos, luchar hasta el final pero ni siquiera lograron lo primero y tampoco hicieron merito para merecerlo.

Desde que la temporada se reinicio en la pausa invernal, BVB logró solo una victoria importante: 1:0 en Leipzig con gol de Axel Witsel. Desde ese partido hasta aquí, la impresión que dieron fue de autoboicot constante. Perdieron una ventaja que llego a estirarse a 9 puntos con resultados totalmente imperdonables si uno quiere aspirar al titulo. Empate 3:3 frente a Hoffenheim tras ir ganando 3:0, empate a 0 en Nürnberg, derrota 2:1 en Augsburg y los dos últimos resultados, derrota 2:4 en el Revier Derbi, en el Signal Iduna Park y con el peor Schalke de los últimos años y empate 2:2 frente a Bremen tras ir ganando 2:0.

Bajas y más bajas

Hay muchas cosas inexplicables en el fútbol pero la irregularidad del equipo tuvo varias razones. En primer medida, las lesiones no pararon de trastornar a Favre. En primer lugar, en los laterales donde Lukasz Piszczek se perdió toda la segunda parte de la campaña y Achraf Hakimi, ya hace varios partidos, que su tendón de aquiles lo ha dejado fuera también. Esto provocó que Akanji y Diallo hayan sido desplazados de sus puestos, abriendo paso a Weigl, quien es mediocampista, a Zagadou, una inseguridad constante, que también termino lesionado y a Wolf, puntero derecho que logro buen rendimiento en el lateral derecho pese a su desconocimiento en el área.

A eso se le suma, las dos expulsiones de Marius Wolf y Marco Reus en el Revier Derbi. En el caso del primero que parecía ser la solución en el lateral derecho lo sancionaron con tres fechas y se pierde el final de la temporada. Y en el caso del capitán, podrá volver solo en la ultima jornada frente a Borussia Mönchengladbach.

El colegiado muestra a Marco Reus la tarjeta roja en el Revier derbi. Foto: Getty Images

Esto provoco que en la defensa, el pobre de Favre no paré de experimentar durante toda la segunda mitad de campaña. Tomando el ejemplo de hoy, la linea de cuatro del fondo fue: Akanji, central, en el lateral derecho, Weigl, mediocampista central, y Diallo en la saga central y Guerreiro como lateral zurdo, cuando venia jugando de puntero en la misma banda. Un solo jugador, ocupo su puesto natural y tres fueron unos experimentos por la cantidad de bajas. Ahora, claro está porque el equipo recibió tantos goles en esta ultima parte del torneo.

Una cabeza que no se levanta

Por más de que se analice un montón de puntos en torno a lo futbolístico, la realidad nos indica que el equipo ya se ha entregado y su líder también lo ha hecho. Lucien Favre, entrenador, del equipo declaró :

«La temporada esta terminada, no tengo dudas de ello»

Y, para no quedarse atrás, los jugadores lo demostraron hoy. Sus rostros y su nivel futbolístico fue claro. Ellos sienten que se les ha ido toda la ilusión. El golpe de, como ya se nombró, una ventaja de nueve puntos fue de knockout. Los mismos que a comienzo de temporada estaban totalmente convencidos con la idea del entrenador suizo, fueron mentalizándose de que FC Bayern ya era el campeón es por ello que, desde el punto de vista de quien escribe, se han dejado pasar muchas oportunidades de volver a retomar la distancia perdida.

Mientras la matemática diga lo contrario, chances existen para Borussia Dortmund pero lo cierto está en que este plantel no esta preparado para coronarse ni desde lo futbolístico ni desde lo anímico. Como había pasado en la temporada pasada donde habían empezado con una gran ventaja de la mano de Peter Bosz, la desilusión es la sensación que prevalece en los corazones aurinegros.

1 Comment

1 Comment

  1. Josean

    5 mayo, 2019 at 1:59 pm

    No hay manera de que haya un segundo equipo competitivo , el Dortmund se ha quedado a medias. Necesita al menos un portero , algún defensa más de calidad y un buen entrenador .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top