DFB Pokal

FC Bayern München gana la DFB Pokal y se alza con el doblete

El Olympiastadion siempre es anfitrión de grandes citas, con sus llantos y alegrías. Pero este año vivió un duelo especial entre FC Bayern München y RB Leipzig no sólo por ser una final de DFB Pokal, sino por ser el sitio donde Los Bávaros dejaron atrás a sus estrellas para dar inicio a un nuevo ciclo. Y lo hicieron con un último título, batiendo por 0:3 a unos Toros Rojos que empezaron fuerte pero se fueron diluyendo cada vez más, con un doblete de Robert Lewandowski (29′ y 85′) y otro tanto de Kingsley Coman (78′) para que Robben y Ribery tuvieran su última foto con un trofeo bajo brazos.

Los Toros Rojos comienzan con garra

La competición del KO dejaba a dos equipos con dos papeles. El Leipzig, en su décimo aniversario, tenía la oportunidad de hacerse con su primer título y postularse como la gran potencia futbolística de una Alemania del Este que llevaba años huérfana de una referencia en el deporte rey. Y el FC Bayern sabía que no podía dejar escapar otra vez la Pokal tras el descalabro de la pasada campaña, y mucho menos permitir que Robben y Ribéry no levantasen otro título el último día que el dúo se vestía de rojo.

El mítico dúo se puso la elástica pero también la sudadera del banquillo mientras veía cómo el rival saltaba con pie firme al césped de la capital, mientras sus compañeros no veían del todo las ideas claras. Desde el inicio se vio a Coman y Gnabry haciendo permutas en las bandas y a Lewandowski bastante lejos de su zona de acción, sin que pasara por sus botas ninguna acción de peligro.

La presión y el ritmo alto del conjunto de Ralf Rangnick ahogaron progresivamente a un Bayern al que le costaba horrores tener una salida de balón limpia y a quien avisó Poulsen con un cabezazo que sacó a relucir los reflejos de Neuer. El aspirante, sin amedrentarse y sin renunciar a la fórmula que le había hecho llegar a Berlín, estaba empezando a creerse que podía ganar.

Neuer detiene el cabezazo de Poulsen. Foto: Getty Images

Lewandowski abre camino con el primer tiro

Sin embargo no siempre ir al límite sale bien. En su afán de simplificar la conducción al máximo y plantarse en el área con la menor cantidad de toques posible, Los Toros Rojos empezaron a hacer lo que nunca se puede en una final y eso es cometer errores. El Bayern empezó a cazar balones antes de que Kampl y Forsberg los filtraran a la espalda de la zaga y, aunque le costó sacar provecho de ellos, la única vez que se plantó en el área fue letal.

Corría el 29′ cuando una recuperación en el mediocampo desembocó en una transición que Alaba culminó con un balón que encontró a Lewandowski al primer palo para hallar las redes con un testarazo sublime. A partir de ahí, el partido se volvió de color rojo con un FC Bayern que se volcó para duplicar la ventaja y finiquitar el duelo cuanto antes pero que no tuvo muchas ocasiones claras para ello.

Lewandowski y el cabezazo que puso el 0:1. Foto: Getty Images

Leipzig despierta pero termina colapsando

El RB Leipzig parecía tocado y casi hundido, pero tras el descanso se recompuso y tuvo dos ocasiones más que claras para poner la final patas arriba que quizá por nervios o por poca fortuna se quedaron en nada. Primero con un mano a mano de Forsberg que salvó Neuer, y poco después con un disparo de Werner que Süle sacó bajo palos. El sector sajón del Olympiastadion no se lo podía creer.

Ahí acabaron todas las opciones de un Rasenballsport que en busca de una panacea mutó a defensa de tres que tampoco cuajó para después volver al plan inicial. El Bayern se mantuvo mucho más sereno y en la recta final, ante la desesperación de su rival, sentenció con soltura. Coman sacó la varita mágica para conjurar en el área un control y disparo perfectos para poner el segundo en el 78′, y siete minutos después Lewandowski cerró su doblete con una vaselina sobre Gulácsi.

Jugadores de FC Bayern München celebran el gol de Coman. Foto: Getty Images

Al final, la despedida de Robben y Ribéry tuvo final feliz a costa de un Leipzig poco resolutivo arriba. Los dos alzaron un último título juntos, teniendo unos últimos minutos con todo sentenciado para buscar la guinda que no llegó, pero poco importaba a estas alturas. La Pokal cierra una etapa de dos leyendas que vivieron toda una década juntos, y que dejan paso a un nuevo ciclo en Baviera con esperanza de que sea igual o más exitoso.

FICHA TÉCNICA

RB Leipzig

Alineación: Gulácsi; Klostermann, Konaté (Haidara, 82′), Orban (Upamecano, 70′), Halstenberg; Adams (Laimer, 65′), Kampl; Sabitzer, Forsberg; Poulsen, Werner.

Amonestaciones: Dayot Upamecano.

Entrenador: Ralf Rangnick.

Banco de suplentes: Mvogo (A), Mukiele, Demme, Cunha.

FC Bayern München

Alineación: Neuer; Kimmich, Süle, Hummels, Alaba; Javi Martínez (Tolisso, 65′), Thiago; Gnabry (Robben, 73′), Müller, Coman (Ribéry, 87′); Lewandowski.

Amonestaciones: Robert Lewandowski.

Entrenador: Niko Kovač.

Banco de suplentes: Ulreich (A), Boateng, Rafinha, Renato Sanches.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top