FC Union Berlin

FC Union Berlín llega a la Bundesliga

La Alemania del Este comienza asomar la cabeza en la 1. Bundesliga. En esta ocasión, el ascenso del 1. FC Union Berlín en la promoción contra VfB Stuttgart tras terminar en tercera posición en la última jornada, convierte a la institución en la segunda de la capital de Alemania en toda su historia.

Historia

Orígenes del club

El nombre 1. FC Union Berlín fue utilizado por dos clubes de fútbol que compartían origen común en el FC Olympia Oberschöneweide, fundado en 1906 en el distrito de Oberschöneweider de Berlín. Pero pese a los primeros años, el equipo cambio su nombre a Union Oberschönweide en 1910. El Union fue uno de los primeros clubes de la capital de Alemania, en el periodo de entreguerras, regularmente ganó campeonatos locales y compitió a nivel nacional, incluyendo una aparición en la final del campeonato alemán de 1923 que perdió 0-3 con el Hamburger SV.

El club en su etapa como SC Motor en 1957 en un partido contra el Chemie Grünau-Schmöckwitz.

Fundación del 1. FC Union Berlín

La Rama oriental del club pasó a través de varios cambios de nombre. Union Oberschöneweide (1950), BSG Motor Oberschöneweide (1951), SC Motor Berlín (1955), TSC Oberschöneweide (1957), TSC Berlín (1963) y finalmente se convirtió en el 1. FC Union Berlín en 1966. El equipo berlinés desarrolló una amarga rivalidad con el equipo de la Stasi del Dynamo Berlín. Mientras que sus grandes rivales locales ganaban diez títulos consecutivos en circunstancias muy dudosas, el Union pasó la mayor parte de la década entre la Oberliga y la DDR-Liga como un equipo ascensor, en gran parte debido a la política del gobierno de la Alemania Oriental de favorecer a los clubes de la ‘élite’ a costa de equipos ‘civiles’ como el reciente ascendido a la Bundesliga. La escuadra de la capital germana oriental consiguió ganar la Copa de Alemania del Este en 1968, cuando derrotó al FC Carl Zeiss Jena, otro de los grandes clubes de la República Democrática Alemana, 2:1 aunque perdieron la oportunidad de lograr la segunda copa en 1986 ante el 1. FC Lokomotive Leipzig por un severo marcador de 1-5.

La Copa de la RDA que ganó el Union en 1968.

La temporada de su primer ascenso a través de la Relegation

Un aficionado le regala un pastel al entrenador del club. Imagen @fcunion

El Union Berlín durante todo el curso siempre se mantuvo en la zona alta de la tabla desde un primer momento gracias a sus buenos números como locales, ya que, en el Stadion An der Alten Försterei sólo caerían derrotados en un partido contra el SC Paderborn 07 (1-3), que tuvo lugar en la jornada 27 de la 2. Bundesliga. Pese al mal resultado, el equipo capitalino contó con 11 victorias sumadas y 5 empates. Alli llegaron a sumar 38 puntos frente a una afición digna de admirar.

Sin embargo, sus partidos fuera de casa no han sido tan buenos, debido a que lejos de su feudó sólo sumaron 15 puntos de los 51 puestos en juego. Solo pudieron vencer a tres rivales, Ingolstadt (1-2), MSV Duisburg (2-3) y Holstein Kiel (0-2). Empataron 10 encuentros, y por contra, eran derrotados en cuatro desplazamientos a Aue (3-0), FC St. Pauli (3-2), 1. FC Heidenheim (2-1) y SV Darmstadt 98 (2-1).

En la promoción lograron el ascenso sin haber ganado ninguno de los dos partidos. En el primero, firmaron tablas con goles contra el Stuttgart (2-2), para en la vuelta hacerlo a cero, y con ello alcanzaron el premio a una temporada notable que se ha cimentado en su fortaleza como locales como ya se ha contado.

La esencia de un club único en su especie

La gran esencia del Union Berlín es lo que son capaces de hacer sus aficionados por el club de su vida. Como lo que hicieron en 2008 cuando justo habían ascendido a la 2. Liga, y la federación alemana obligó al club a hacer una reparación y ampliación dado el mal estado, así que al no haber fondos los encargados de hacer las obras, fueron 2000 socios que emplearon unas 140.000 horas de trabajo para cumplir con la orden.

Otro ejemplo fue muchos años atrás que para salvar a su club de la desaparición donaron sangré, sin olvidar en 2011 que entre todos compraron la entidad, con el objetivo de que nadie de fuera pudiera hacerse con él. El ultimo evento de estos increibles fue en 2014, cuando abrieron el estadio para que llevarán sus sofás para ver el mundial de aquel año.

También, en cada navidad, la institución abre las puertas de su estadio para que los aficionados puedan cantar sus villancicos en su segunda casa. Un caso que no solo pasa en Berlín, Borussia Dortmund también ha sabido imitar dicha conducta.

Desafió

Pese a tener una afición única en todo el mundo, el club no cuenta con grandes arcas bajo su poder. En esta nueva temporada se espera que lleguen algunos jugadores pero, a diferencia de equipos recién ascendidos como RB Leipzig, el entrenador Urs Fischer deberá mantener la categoría con el equipo actual.

Además, este año no la tendrán nada fácil. Si vemos los equipos que actualmente están en la Bundesliga, veremos que son instituciones con una basta trayectoria en la máxima categoría del fútbol alemán, mientras que ellos son debutantes.

Mas allá de lo dicho, en el fútbol no hay nada dicho y las sorpresas están a la orden del día siguiendo el ejemplo de Fortuna Düsseldorf que era uno de los candidatos a descender y, no solo mantuvo la categoría sino que estuvo dentro de los diez primeros. La clave de ellos pasará por hacer respetar su localía pero para eso todavía falta y tienen tiempo para seguir festejando.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top